SUBSCRIBE NOW

Trump regresa a Arizona este lunes; planea reunirse con simpatizantes latinos

En su quinta visita a Arizona, el presidente tiene programado organizar una mesa redonda con el grupo 'Latinos for Trump'

Yvonne Wingett Sánchez
Arizona Republic | La Voz
El presidente Donald Trump saluda de beso a la senadora por Arizona Martha McSally.

El presidente Donald Trump regresará a Arizona el lunes, en lo que se prevé podría ser la primera de varias visitas esta semana, de republicanos de alto perfil a este estado.

En su quinta visita a Arizona, considerado campo de batalla electoral este año, el presidente tiene programado organizar una mesa redonda con el grupo 'Latinos for Trump' en el Arizona Grand Resort en Phoenix a las 11 am el lunes, según muestra un fragmento de su itinerario compartido con The Arizona Republic el viernes por su campaña de reelección.

El regreso del mandatario republicano a Arizona, considerado alguna vez un estado rojo confiable, y ahora con un tono más púrpura, surge tras sus polémicas revelaciones de que buscó minimizar el impacto de la pandemia de COVID-19 en sus primeros días, una crisis que se ha cobrado la vida de casi 190,000 estadounidenses, incluidos 5,288 en Arizona.

Su aparición se produce cuando él y su administración buscan transmitir que solo ellos pueden garantizar la mejora de la tambaleante economía y que honran el sacrificio hecho por los miembros del servicio, incluso después de informar a The Atlantic que repetidamente hizo comentarios despectivos sobre honrar a los veteranos, incluyendo al difunto senador John McCain, republicano por Arizona.

PODRÍA INTERESARLE:Líder de Latinos por Trump: 'Estados Unidos nunca será un país socialista'

Las apariciones indican preocupación entre los republicanos por aferrarse a los 11 votos electorales del estado, dijo el profesor emérito Richard Herrera, que estudia política y sentimientos de los votantes en la Universidad Estatal de Arizona.

Esperanza Rivera, simpatizante del presidente Donald Trump, mira la Convención Republicana.

"Indican cierta preocupación, probablemente señalan alguna encuesta interna que les dice que Arizona puede estar desapareciendo", dijo. "Esto es lo que haces cuando ves números que no están disponibles públicamente y te dicen que debes ir y apuntalar tu base ".

Trump ganó Arizona sobre la demócrata Hillary Clinton por 3.5 puntos porcentuales en 2016.

Las encuestas sobre la carrera a nivel nacional y en Arizona sugieren que el candidato presidencial demócrata Joe Biden lleva una ventaja. Un promedio de las encuestas de FiveThirtyEight tiene a Biden a la cabeza de Trump en 7.6 puntos porcentuales.

En Arizona, un promedio de las encuestas de las elecciones generales presidenciales tiene a Biden por delante en 5.1 puntos porcentuales.

MÁS:El valor de los inmigrantes: son emprendedores, innovadores y emplean a miles

En todo el estado, la campaña de Biden espera aprovechar las tendencias que los demócratas vieron en 2018, incluido un aumento en la participación y las victorias en todo el estado.

Biden aún no ha aparecido en Arizona en este ciclo, pero dijo el mes pasado que planeaba viajar a Arizona y otros estados indecisos después de 'Labor Day'.

Está previsto que la senadora Kamala Harris, candidata demócrata a la vicepresidencia, comparezca virtualmente en Arizona el sábado.

La esposa de Joe, Jill Biden, profesora de un colegio comunitario, realizó un evento virtual el jueves con la Superintendente de Instrucción Pública de Arizona, Kathy Hoffman, donde hablaron sobre la experiencia de aprendizaje virtual en el hogar de sus estudiantes en la era de COVID-19.

Trump ha realizado cuatro visitas anteriores a Arizona este año, que lo han llevado a la frontera para promocionar mejoras en el muro que separa a Estados Unidos de México, a mítines en una iglesia de Phoenix y en el Arizona Veterans Memorial Coliseum, y a una planta de fabricación de mascarillas Honeywell.

Arizona ha sido durante mucho tiempo un estado republicano confiable, pero la demografía rápidamente cambiante de los votantes y la perspectiva sobre la presidencia de Trump han cambiado su complexión política.

En agosto, Pence buscó reforzar la posición de la boleta en las zonas rurales y suburbanas de Arizona, particularmente entre los votantes que apoyan la aplicación de la ley y los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Muchos dentro de la iglesia se han vuelto aprensivos con Trump sobre la base de su conducta moral personal y sus políticas más divisivas.