CLOSE

Phoenix police Chief Jeri Williams discusses law enforcement during the protests and why her heart is breaking because of the death of George Floyd. Arizona Republic

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

READ IN ENGLISH

Al igual que muchos jefes de policía en todo el país, la titular de Phoenix Jeri Williams condena la muerte de George Floyd, el hombre afroamericano asesinado por un oficial de policía blanco en Minneapolis, al mismo tiempo que lucha por apoyar a sus oficiales y mantener la paz en medio de las protestas ocasionadas por dicha injusticia.

Pero Williams ve la situación desde una perspectiva única.

Ella es una de las pocas jefas de policía afroamericanas en la nación. Y es madre de hijos afroamericanos.

Dice que vio lo que pasó a través de ambas perspectivas, pero su conclusión fue la misma.

“Es de no creer lo que estás viendo. Y luego estás gritando a la pantalla o al monitor, '¿Qué estás haciendo? ¡Quítate de encima!'", dijo. "Fue increíblemente asqueroso y horrible. Me dolió el corazón".

A diferencia de otros actos de fuerza letal por parte de agentes de policía, este ha creado un momento crucial en la historia de Estados Unidos, dijo Williams en una entrevista con The Arizona Republic. Y cree que podría cambiar la forma en que los policías hacen su trabajo.

"El nivel de clamor que estamos viendo ahora es diferente a todo lo que el mundo haya visto, especialmente en los Estados Unidos de América", dijo Williams.

Regresando a casa

Williams fue nombrada jefa de policía en 2016, supervisando la aplicación de la ley en la quinta ciudad más grande del país. Ella fue la primera mujer contratada para hacer el trabajo.

Originaria de Phoenix, Williams se graduó de Maryvale High School. Comenzó su carrera policial en Phoenix, donde sirvió durante 22 años. Fue jefa de policía en Oxnard, California, durante cinco años antes de convertirse en jefa en Phoenix.

Sus hijos tienen 26 y 27 años. Uno, Alan Williams, es un jugador profesional de baloncesto y ex jugador de los Phoenix Suns.

Después de lidiar con varios días de protestas, la voz de Williams el martes por la mañana sonó ronca mientras tomaba una mezcla de té, limón y miel de Starbucks durante la entrevista con The Republic.

Ella dijo que ha hablado con sus hijos sobre la muerte de Floyd.

"Estaban desconcertados e incrédulos", dijo. "Es irreal e increíblemente asqueroso".

Alan Williams, quien a menudo retuitea a su madre, publicó varios tuits esta semana discutiendo las protestas.

"¡Defienda lo que cree y ejerza su derecho a protestar! ¡Por favor, hágalo pacíficamente! ¡No dejemos que nuestro mensaje se diluya con actos violentos y criminales, incluso si los actos violentos y criminales son la razón de nuestro dolor y enojo! ¡Necesitamos ser escuchado! Mantengámonos a salvo! " escribió Alan en un tweet.

Phoenix tiene su propia historia

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Antes de Williams, los jefes de policía han luchado con tiroteos policiales de alto perfil. Por ejemplo, el asesinato en 2014 de una mujer que sufría una enfermedad mental y que provocó una protesta masiva. El uso de la fuerza ha sido un problema para Williams desde su primer día en el trabajo.

El día de su juramento, unos 30 manifestantes llevaban cruces blancas y ataúdes negros durante una manifestación contra la brutalidad policial. Una manifestante dijo que esperaba ver qué haría Williams para disminuir los disparos policiales y las quejas contra los oficiales.

'Construyamos una relación', pero para nosotros está más allá de eso", dijo Viri Hernández en 2016. "Queremos saber qué políticas y prácticas va a cambiar".

La muerte de un individuo durante una interacción con la policía es algo que los líderes religiosos, activistas y algunos líderes de la ciudad han dicho que también ha ocurrido demasiadas veces en Phoenix, tanto antes de que Williams se hiciera cargo como desde entonces.

Durante años, los activistas han denunciado la alta tasa de tiroteos policiales en Phoenix.

Williams dijo que reconoce que la ira de los manifestantes en Phoenix también proviene de casos de tiroteos fatales en la policía local.

"Sí, la gente está enojada. La gente está frustrada. La gente está fuera de sí. La gente no quiere que se financie al Departamento de Policía", dijo.

Señaló que el Departamento de Policía de Phoenix ha adoptado cambios en su esfuerzo por ser más transparente, incluyendo equipar a los oficiales con cámaras corporales. Pero, dijo, el Departamento de Policía no puede hacer cambios de políticas por sí solo porque sus oficiales tienen que cumplir con la ley.

Ella no mencionó ningún cambio específico que le gustaría que sucediera en el futuro para ayudar a prevenir otra muerte como la de Floyd.

Dijo que los miembros de la comunidad que solicitan un cambio deben comprender que hay reglas y procesos que deben seguirse para cambiar cualquier política. Explicó que las personas que desean cambios específicos deben comunicarse con sus funcionarios electos y decirles lo que quieren.

"No voy a decir qué políticas o reglas quiero cambiar. Realmente quiero escuchar eso de la comunidad", dijo Williams. "Realmente quiero ver cuál es el problema para ellos, para que podamos trabajar en el proceso de hacer los ajustes que necesitemos y al mismo tiempo asegurarme de que estamos dentro de los límites de la ley, la política y el procedimiento”.

Alta tasa de tiroteos de la policía de Phoenix

En junio de 2019, The Arizona Republic analizó varios años de tiroteos policiales en todo el estado.

Descubrió que el Departamento de Policía de Phoenix tenía una alta tasa de disparos en comparación con ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Dallas o Houston, lugares con poblaciones mucho más grandes o similares a Phoenix.

También descubrió que los tiroteos de la policía de Phoenix entre 2010 y 2019 se concentraron en vecindarios de clase baja a media donde las personas de color constituyen la mayoría.

The Republic pudo identificar el 96% de la raza y el origen étnico de las personas en los tiroteos de los agentes de Phoenix. Descubrió que los hispanos eran a los que más disparaban, y que los negros y los nativos americanos recibían disparos desproporcionadamente en comparación con los números de su población en la ciudad.

Phoenix hace cambios

CLOSE

Phoenix police Chief Jeri Williams discusses whether she needs the military for assistance with law enforcement during the protests. Arizona Republic

Ha pasado un año desde que el caso Phoenix de Dravon Ames y su familia fue noticia nacional.

Un oficial blanco de Phoenix, Christopher Meyer, que desde entonces ha sido despedido, apuntó con un arma a Ames, que es negro, amenazando con dispararle frente a su prometida, en ese entonces embarazada, y sus hijos.

Como resultado de este caso y un número récord de tiroteos policiales para el Departamento de Policía en 2018, Williams ha implementado cambios.

"El Departamento de Policía de Phoenix ha hecho ajustes y cambios", dijo. "Hemos cambiado nuestras tácticas. Hemos cambiado nuestra formación. Nos hemos vuelto más transparentes".

Por ejemplo, el Departamento de Policía ha comenzado a recopilar datos cada vez que un oficial apunta un arma de fuego a una persona. El análisis preliminar de esos datos indicó que esos incidentes han involucrado desproporcionadamente a personas afroamericanas en comparación con su población en la ciudad.

La policía de Phoenix ha comenzado a publicar datos de disparos policiales en el sitio web del departamento y a publicar videos resumidos, incluyendo imágenes de cámaras en el cuerpo, de disparos policiales.

El Ayuntamiento también aprobó la creación de una oficina de supervisión civil, que investigará de manera independiente las denuncias públicas de casos y tiroteos por uso de la fuerza policial.

‘Dirige con el corazón'

Todos estos son cambios que Williams dijo que agradece y que ayudan a proporcionar transparencia. No le importa el escrutinio.

"He dicho esto antes, que el Departamento de Policía de Phoenix no teme ser observado por extraños", dijo. "Damos la bienvenida a la oportunidad de compartir y mostrar lo increíbles que somos".

Señaló a tres policías que se arrodillaron junto con los manifestantes durante la quinta noche de protestas el lunes por la noche, diciendo que el sentimiento refleja las creencias de la mayoría del Departamento de Policía.

"Lideramos con corazón", dijo.

Arrodillarse se ha convertido en un símbolo contra la desigualdad racial y la violencia policial. La acción fue iniciada por el ex mariscal de campo de la NFL, Colin Kaepernick, quien fue ampliamente criticado por arrodillarse durante el himno nacional antes de los juegos de fútbol.

"En mi opinión, es solo una muestra pura de lo que es mi agencia. Es una muestra pura de paz. No podría decirte que ninguna de esas personas que se arrodilló ayer tenía la idea en mente de que a las 8 de la noche de ayer que iban a arrodillarse ", dijo Williams. "En ese momento con esa multitud, simplemente se sintieron bien hacerlo. Y mostraron apoyo".

Williams dijo que la protesta terminó pacíficamente.

"La gente podía ejercer su voz. Siempre hablamos de ejercer su voz y hacer que el público tenga derecho a hacerlo y hacerlo de manera segura", dijo. "Si hay más protestas, sería genial para todos terminar de la misma manera".

Señaló  que el gas lacrimógeno y el spray pimienta se usaron "cuando nos encontramos con un nivel de fuerza en el que la gente tiraba piedras, botellas, fuegos artificiales y cosas que incendiaban cosas".

"Lo que vimos anoche donde la multitud estaba ejerciendo su voz, la multitud puede ser ruidosa, nadie estaba tirando cosas a los agentes de policía", dijo. "Cada vez que tenemos que enfrentar las cosas con un nivel de fuerza, eso siempre es un desafío".

Williams dijo que a pesar de los arrestos realizados esta semana, todavía se está reuniendo con miembros de la comunidad, respondiendo las llamadas telefónicas de los residentes y teniendo conversaciones sobre cómo seguir adelante.

Williams dijo que está preocupada por futuras protestas, incluso cuando Floyd ya está sepultado.

"No sabemos cuándo va a terminar esto", dijo.

Mientras que algunos aplaudieron las acciones de los tres oficiales, otros han dicho que no borra las acciones violentas pasadas que algunos oficiales han tomado contra las personas.

Williams dijo que reconoce que en el futuro, las conversaciones difíciles deben ocurrir entre los residentes y el liderazgo policial.

"Estamos constantemente comprometidos con nuestra comunidad. El camino a seguir es tener conversaciones que no sean cómodas, que sean difíciles, que sean desafiantes", dijo. "Pero tenemos que escucharnos unos a otros".

Dijo que no es una conversación de "nosotros contra ellos", sino que debe ser una conversación de "nosotros".

Conversaciones anteriores

Desde que Williams se convirtió en jefe, miles de personas han asistido a reuniones del consejo y foros diseñados para que las personas compartan sus preocupaciones sobre el Departamento de Policía y ofrezcan sugerencias para mejorar.

El verano pasado, la ciudad celebró una "sesión de escucha comunitaria" de varias horas después de que un video de Meyer apuntando con su arma a Ames se volvió viral.

CLOSE

Tempe Police Department releases three police body-camera videos taken during the Oct. 31, 2018 arrest of Dravon Ames. USA TODAY Handout

En ese momento, los residentes solicitaron una mayor transparencia del departamento y una disciplina más rápida para los oficiales que actúan fuera de la política.

Muchas personas que protestaron a raíz de la muerte de Floyd siguen pidiendo esos mismos cambios, incluido dinero adicional para equipar a la junta de revisión civil recientemente aprobada.

Uriel García cubre temas de seguridad pública en Arizona. Comuníquese con él en uriel.garcia@azcentral.com. Sígalo en Twitter @ujohnnyg.

Comuníquese con el periodista en jessica.boehm@gannett.com o 480-694-1823. Síguela en Twitter @jboehm_NEWS.

Traducción: Javier Arce

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2020/06/03/jefa-policia-phoenix-jeri-williams-opina-protestas-floyd/3132527001/