CLOSE

The U.S.-Canada border closing for non-essential travel was done by "mutual consent," Vice President Mike Pence said. USA TODAY

Defensores de los derechos de los migrantes criticaron a Trump por su intención de rechazar ciertos migrantes en la frontera con México como medida vs. coronavirus.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

NOGALES, Sonora - Migrantes y defensores de los inmigrantes en ciudades fronterizas mexicanas, criticaron al presidente Donald Trump por su intención de rechazar a ciertos migrantes en la frontera entre México y los Estados Unidos, como parte de los esfuerzos de contención contra el nuevo coronavirus.

Trump aseguró el pasado miércoles que no hay planes para cerrar la frontera sur, pero señaló que otras restricciones a los migrantes y solicitantes de asilo podrían llegar en cualquier momento.

"Estamos invocando una cierta disposición que nos permitirá una mayor libertad en cuanto a lo que hacemos", expuso Trump.

FORMULARIO:HÁGANOS SUS PREGUNTAS EN ESPAÑOL AQUÍ, ACERCA DEL CORONAVIRUS, NOSOTROS LAS RESPONDEREMOS

Esa disposición en una ley permite autoridades de Estados Unidos, con la aprobación de Trump, prohibir temporalmente la entrada de ciertas personas, como los migrantes, para evitar la propagación de ciertas enfermedades transmisibles como el COVID-19.

Hasta el miércoles por la noche, no existían casos confirmados a lo largo de la frontera entre Arizona y México. Tucson y Hermosillo, Sonora, las dos ciudades más grandes de la región, informaron nuevos casos de contagio la semana pasada.

NOTA RELACIONADA: EEUU acuerda con México suspensión del 'tráfico no esencial' en la frontera

La amenaza de cerrar el acceso a los procesos de asilo de Estados Unidos para miles de migrantes que ya esperan en México, avivó la ansiedad en comunidades fronterizas como Nogales, Sonora, en la frontera de Arizona con México.

Cientos de familias esperan hasta cuatro meses en la fila, para presentar sus reclamos ante los funcionarios de asilo estadounidenses en la ciudad de Nogales, Arizona.

Hay unas docenas más de migrantes que el gobierno de los Estados envió a Nogales bajo los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP por sus siglas en inglés), también conocidos como la regla de "Permanecer en México", desde que el programa comenzó aquí a principios de año.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Los migrantes que esperan la oportunidad de presentar solicitudes de asilo expresaron su preocupación por la posibilidad de quedarse atorados en México, sin el acceso al proceso de asilo que se realiza en Estados Unidos, y por un período de tiempo indeterminado a medida que se extiende la pandemia del COVID-19.

"Incluso si decidimos regresar no podemos porque las fronteras están cerradas", aseguró María Antonia Castillo, una migrante hondureña, enviada a Nogales bajo el programa MPP.

Castillo ha estado esperando en Nogales durante casi dos meses. Ella y su hija adolescente comparten un departamento con otras dos madres y sus hijos, incluido un niño de 8 meses, lo que les obliga a tomar en serio los contagios por el COVID-19.

Los seis tienen su audiencia en la corte el 13 de abril en El Paso, Texas, a más de 300 millas de distancia. Habían planeado ir a Juárez la semana antes de su audiencia. Pero la situación del coronavirus podría alterar esos planes.

VIDEO: Coronavirus: ¿Cuáles son los síntomas y quiénes están en riesgo?

Hasta ahora, la administración Trump ha seguido realizando audiencias judiciales en virtud de los Protocolos de Protección de Migrantes, a pesar de que el Departamento de Justicia ha pospuesto otros procedimientos de inmigración en todo el país.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, anunció que estaba implementando algunos cambios en sus acciones de cumplimiento en la frontera.

"A medida que nuestras agencias asociadas toman medidas para proteger a su fuerza laboral de la exposición al COVID-19, la Agencia de Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) está ajustando las referencias de enjuiciamiento para priorizar los delitos penales más graves, en función de la capacidad de nuestros socios", redactó la agencia en una declaración escrita.

Algunos migrantes han decidido irse

Tracey Horan, coordinadora de educación para el grupo binacional de ayuda al migrante, Kino Border Initiative, expuso que los migrantes que regresaron bajo el control de MPP son conscientes de la volatilidad de la situación. Muchos optan por dejar Nogales, en lugar de esperar en el lugar.

"La gente se pone nerviosa con la incertidumbre sobre el virus y piensa que, bueno, si no van a Juárez ahora, tal vez los autobuses se cerrarán", comenta. "Entonces, diría que la cantidad de personas que hemos visto aquí, y que estamos atendiendo con MPP, ha disminuido".

MAS: México prepara un plan de auxilio ante pandemia con apoyo del Ejército

Otros inmigrantes como Castillo, se quedan, temerosas de pasar demasiado tiempo fuera del departamento que comparte debido al COVID-19.

Las compañeros de cuarto pusieron mantas en un extremo del espacio para aislarse del frío. A medida de que cayeron fuertes lluvias esta semana en Nogales, las temperaturas diurnas apenas alcanzaron los 50 grados fahrenheit. No tienen calentón.

Castillo dijo que espera que se retrasen sus primeras audiencias de asilo bajo MPP en El Paso.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Tienen la intención de quedarse en Nogales, incluso si eso significa quedarse atrapada allí. El grupo se ha estado abasteciendo de cualquier alimento que hayan podido conseguir. Las bolsas de naranjas, para fortalecer su sistema inmunológico, aseguró Castillo, se encontraban junto a una estufa eléctrica.

"Estamos aquí en una situación peor, porque incluso si quisiéramos ir a otro país, no nos dejarían pasar", afirmó.

Varios migrantes que esperan durante meses, y cuyos números están a punto de ser procesados en los Estados Unidos, se reúnen cada mañana en el cruce de DeConcini en el centro de Nogales.

Ellos se negaron a responder preguntas, pero dijeron que están tratando de averiguar qué les sucederá con las nuevas medidas. Todavía no han podido averiguar mucho.

OPINION: Coronavirus pone en jaque EEUU, evite salir de casa y grupos de más de 10 personas

Un área de espera para migrantes cerca del cruce fronterizo ha estado cerrada por varios días. La puerta de entrada está cerrada, y no han recibido una respuesta del número de teléfono que figura en una hoja pegada en la entrada.

"No puedo evitar sentir que estamos siendo abandonados": los estadounidenses varados buscan la ayuda de Estados Unidos en medio del cierre de fronteras global.

La incertidumbre está creando 'mucha ansiedad'

Organizaciones como la Iniciativa Fronteriza Kino, que alimenta y brinda otros servicios a los migrantes en Nogales, criticaron los planes del gobierno de Trump de restringir aún más el acceso al asilo a partir del COVID-19.

"Ahora, ni siquiera los expertos saben qué decirnos sobre cómo se verá. Así que está creando mucha ansiedad en las personas que ya están en condiciones realmente inciertas", dijo Horan.

Esta semana, la Iniciativa Fronteriza Kino hizo el cambio de la operación de su comedor de beneficencia de un edificio viejo y estrecho, a su nuevo y expandido Centro de Ayuda para Migrantes.

En lugar de utilizar el gran salón dentro del centro, como se pretendía originalmente, el grupo optó por convertir un patio cubierto en un área de servicio y comedor improvisado.

Horan confirmó que decidieron usar un escenario al aire libre como precaución contra COVID-19, porque hay mejor ventilación en el patio que en el pasillo interno.

Varios migrantes llevaban mascarillas mientras esperaban que los atendieran. Se quitaron las máscaras para comer, pero inmediatamente se las pusieron de nuevo.

Otras docenas de migrantes esperaron afuera su turno, mientras los que estaban dentro terminaban de comer. Horan dijo que el grupo está buscando abrir lo antes posible un nuevo espacio de refugio en el centro de ayuda, que pueda albergar a 139 migrantes. Todavía no tenían una línea de tiempo para terminarlo.

El Dr. Alberto Dicochea, director municipal de salud de Nogales, aseguró que la ciudad espera casos de COVID-19. Añadió que cualquier restricción que deje a los migrantes varados en su ciudad podría ponerlos en mayor riesgo de propagar el virus.

VIDEO: Coronavirus y su impacto en la comunidad latina

"Entendemos claramente que (los refugios) son lugares donde se congregan muchas personas necesitadas", expuso. "No tienen otro lugar a donde ir, ni la capacidad de mantener grupos pequeños".

Dicochea comentó que su objetivo es proporcionar a los albergues de migrantes las herramientas educativas sobre cómo prevenir la propagación del COVID-19, así como artículos de limpieza y desinfección, como jabón y desinfectante para manos.

"No es una situación fácil, especialmente en esas circunstancias. Pero estamos trabajando para encontrar soluciones", finalizó.

¿Tiene alguna sugerencia de noticias o ideas de historias sobre la frontera entre Estados Unidos y México? Comuníquese con el reportero en rafael.carranza@arizonarepublic.com, o sígalo en Twitter en @RafaelCarranza.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2020/03/20/inmigracion-restricciones-fronterizas-trump-coronavirus/2884728001/