CLOSE

Aquí les dejamos cinco conclusiones clave del mitin del presidente Donald Trump en el Coliseo de los Veteranos en Phoenix

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Read in English

Con su característico estilo combativo, el presidente Donald Trump dijo a sus partidarios en Phoenix el miércoles que está cumpliendo sus promesas de campaña y de paso lanzó unos ‘dardos envenenados’ a sus oponentes demócratas.

Aquí les dejamos cinco conclusiones del mitin del presidente Trump en el Coliseo de los Veteranos en Phoenix.

La base de Trump está lista

Gran parte de la atención que se le da a Arizona desde las elecciones del 2018 es cómo este estado se ha vuelto muy competitivo para los demócratas, y lo sigue siendo.

Sin embargo, el apoyo de Trump todavía se extiende por todos los rincones de Arizona y la multitud entusiasta del miércoles ofreció un enfático recordatorio de que así sigue siendo. Algunos acamparon en el Coliseo de los Veteranos durante la noche solo para asegurarse de que pudieran ver a Trump en persona.

El juicio político en su contra no hizo mella en su base conservadora, y ha librado dicho escollo con algunas de las calificaciones de aprobación más altas de su presidencia.

Trump no estaba en la boleta electoral en 2018, un hecho que le da a los republicanos la confianza de que habrá mejores cosas en el otoño en Arizona.

Trump está listo para McSally

Trump hizo todo lo posible para persuadir a sus seguidores de que respaldaran a la senadora titular Martha McSally, republicana de Arizona.

Una vez más está en una dura batalla por el Senado, y los asistentes a la manifestación entrevistados por The Arizona Republic indicaron que el entusiasmo por McSally va a la par de la popularidad de Trump.

Es por eso que su elogio efusivo por ella frente a su propia base podría proporcionar un impulso clave para sus aspiraciones.

En el camino se encuentra el astronauta retirado Mark Kelly, su retador demócrata cuya campaña está bien financiada.

Trump tuvo duras palabras para Kelly el miércoles, que McSally aplaudió.

La economía ahora triunfa sobre la inmigración

Trump pareció centrar más su discurso en la economía y los temas económicos que en la inmigración y la seguridad fronteriza, los temas centrales de su campaña de 2016.

Esto se debe en parte a las noticias, en gran medida positivas, y las altas calificaciones que obtiene de cómo ha manejado la economía de la nación. Trump señaló, por ejemplo, la cantidad de empleos agregados cada mes, el aumento en el mercado de valores y las ganancias salariales de varios grupos.

Pero el cambio de énfasis también puede tener que ver con las ganancias más limitadas que Trump ha logrado en materia de inmigración y seguridad fronteriza.

Señaló que los cruces ilegales han caído ocho meses seguidos, una señal de que sus políticas están funcionando.

Trump también señaló que la construcción del muro fronterizo está en marcha, incluso aquí en Arizona. Pero esta vez no hubo alardes de que México pagara por el proyecto.

La degradación de la inmigración en su lista de prioridades se produce cuando Trump ha estado redirigiendo dinero del presupuesto del Pentágono, citando una necesidad de emergencia de gastar en sus barreras fronterizas.

El dinero que Trump ha tomado para la frontera incluye proyectos de Arizona, desde la construcción en Fort Huachuca hasta una acumulación más lenta de la flota F-35, que podría afectar a la Base de la Fuerza Aérea Luke.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Pistolas, pistolas y más pistolas

Si bien el tema de la economía dominó los comentarios de Trump, el presidente advirtió repetidamente que los demócratas querían quitarle las armas a los votantes. Los comentarios generaron el descontento generalizado de la multitud, que provenía de un estado que durante mucho tiempo se definió como uno de los estados más amigables con las arma.

Muchos en Arizona no solo respetan sino que celebran el derecho a mantener y portar armas.

Mientras respaldaba a McSally para el escaño en el Senado, Trump le dijo a la multitud que Kelly "quiere borrar su Segunda Enmienda".

Kelly cofundó el grupo nacional de control de armas ahora conocido como Giffords. La organización es una voz líder que intenta poner fin a la violencia armada al abogar por medidas de control de armas. Kelly fundó la organización con su esposa, la ex representante Gabrielle Giffords, después de la masacre de 2011 cerca de Tucson que dejó seis muertos y 13 heridos, incluida Giffords.

Kelly aboga por verificaciones de antecedentes universales y leyes de alerta que podrían evitar que las personas peligrosas reciban armas de fuego.

En agosto de 2019, McSally dijo que estaba dispuesta a considerar leyes de alerta después de los tiroteos masivos en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, que dejaron al menos 31 muertos y docenas de heridos.

"Examinaremos algunas leyes federales para incentivar ese tipo de actividad", dijo McSally a The Arizona Republic en ese momento.

Dicha legislación no avanzó.

Pero la apertura de McSally a tal propuesta le ha costado su apoyo entre algunos republicanos como Matt Romero, quien dijo que estaba apoyando al principal oponente de McSally, Daniel McCarthy, por eso. Dijo que dicha legislación podría infringir los derechos constitucionales.

"Con McSally, se rumorea que es por la ley de bandera roja", dijo.

"Tan sensible como todo el mundo es en estos días", dijo Romero, la gente podría quitarles sus armas por razones ilegítimas.

CLOSE

El grupo de derechos humanos Puente se prepara para marchar al Veterans Memorial Coliseum en Phoenix para protestar por la visita del presidente Donald Trump. La Voz

Trump, sin broncas con el Partido Republicano de AZ

Durante la manifestación, Trump convocó en el escenario a toda la delegación republicana del estado en Washington, el gobernador Doug Ducey y el presidente de la Cámara de Representantes y el presidente del Senado estatal.

Eso probablemente no sería notable en los últimos años: piense en el presidente George W. Bush alrededor de 2004.

Sin embargo, en el caso de Trump, ha tenido una relación tormentosa con miembros de su propio partido, incluidos los dos senadores republicanos anteriores más recientes de Arizona, los senadores John McCain y Jeff Flake.

En las elecciones primarias de 2016, Ducey limitó su exposición con el presidente. McSally no lo aprobó en 2016.

¿Qué pasó ahora?

Los principales republicanos del estado se unieron a Trump en el escenario.

"No sabía que iba a hacer eso. No creo que ninguno de nosotros lo haya hecho ", dijo el representante Andy Biggs, republicano por Arizona. "Eso es lo que pasa con el presidente Trump: le gusta compartir el crédito".

En agosto de 2019, McSally dijo que estaba dispuesta a considerar las leyes de bandera roja después de los tiroteos masivos en El Paso, Texas

Traducción: Javier Arce

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2020/02/20/cinco-puntos-importantes-discurso-donald-trump-phoenix/4819315002/