CLOSE

Algunos funcionarios creen que el número máximo debe reducirse debido a la gran cantidad de personas que esperan en la frontera con México para solicitar asilo

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON – Funcionarios del gobierno del presidente Donald Trump se reunirán la próxima semana para sopesar si restringen todavía más la cantidad de refugiados que Estados Unidos acepta cada año, indicó un alto oficial.

Algunos funcionarios creen que el número máximo debe reducirse debido a la gran cantidad de personas que esperan en la frontera con México para solicitar asilo y otros tipos de protecciones ofrecidas a los migrantes que viven en países devastados por la guerra o por desastres naturales. Algunos han argumentado que la cifra debería ser de 15.000 o menos, según otros dos funcionarios gubernamentales.

Todos los funcionarios carecen de autorización para declarar en público y hablaron con The Associated Press a condición de guardar el anonimato.

No se ha decidido nada. Altos funcionarios se reunirán el martes en la Sala de Crisis de la Casa Blanca para analizar el límite, que es establecido por el presidente y debe ser decidido antes de que comience el nuevo año fiscal el 1 de octubre. The New York Times fue el primero en reportar la reunión.

NOTA RELACIONADA: Trump pide a Corte Suprema que amplíe fallo sobre asilo

En la actualidad el límite es de 30.000. Entre el 1 de octubre de 2018 y el 6 de septiembre de 2019 fueron aceptados 28.501 refugiados.

CLOSE

La imagen de un salvadoreño y su hija ahogados en el fronterizo río Bravo refleja la desesperación de los migrantes que buscan obtener asilo EFE, La Voz

En el año fiscal previo el límite era de 45.000, y 22.491 fueron aceptados. Eso es una cuarta parte de la cifra que se permitió ingresar hace dos años y la más baja desde que el Congreso aprobó una ley en 1980 que crea el sistema moderno de reubicación.

Además de las reducciones se aplicaron protocolos de seguridad más estrictos para ciudadanos de 11 países que el gobierno considera presentan la mayor amenaza potencial.

El Departamento de Estado reconoció que los procedimientos de revisión e investigación de antecedentes han dado como resultado una menor admisión de refugiados en 2018.

MÁS: Mayoría en EEUU reprueba gestión de Donald Trump en materia de asilo

La revisión más estricta a los refugiados refleja una de las promesas distintivas de Trump. Una de sus primeras acciones al ascender a la presidencia en enero de 2017 fue imponer una prohibición al ingreso de los habitantes de siete países musulmanes.

Desde entonces el Departamento de Seguridad Nacional ha hecho que sea más difícil ingresar a Estados Unidos en general, con entrevistas y revisiones de antecedentes más rigurosas. Funcionarios del gobierno dicen que los solicitantes de refugio están ahora sujetos al proceso de revisión de antecedentes más estricto y amplio de cualquier grupo que desea ingresar al país.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Las autoridades recolectan más información sobre los solicitantes de refugio y efectúan revisiones de antecedentes con un mayor nivel de seguridad. Los funcionarios han recibido entrenamiento sobre cómo determinar la credibilidad. Ahora los funcionarios de detección de fraudes y seguridad nacional viajan al extranjero con equipos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración que están procesando las solicitudes de refugio.

Funcionarios gubernamentales han dicho que Estados Unidos permanece a la vanguardia de ayudar a los que huyen de persecuciones, y hacen notar que, desde el año fiscal 2008 hasta 2017, el país otorgó estatus de residencia legal permanente a 1,7 millones de personas por razones humanitarias.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2019/09/09/medidas-migratorias-trump-refugiados/2263828001/