CLOSE
Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Mientras las tensiones México-EEUU crecen en temas políticos, un grupo de hombres ponen el ejemplo y estrechan lazos en el aire, sin muros que los dividan

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Se necesita ser de un tipo de persona extraordinaria para caminar descalzo a lo largo de una cuerda de una pulgada de ancho, suspendida sobre el cañón de un río y a 500 pies de altura.

Audaz, temeraria, aventurera, loca, son algunas de las palabras que se vienen a la mente para describir a un alma como esa.

Pero cuando dos equipos, uno de procedente de Estados Unidos y otro de México, se encontraron a las orillas del Río Grande en un frío día de enero, no tenían la misión de buscar emociones. Llegaron ahí para fijar un punto de vista político sobre la frontera entre ambos países.

"Todos ustedes están poniendo su libertad en juego", les expuso Corbin Kunst, de 27 años de edad, originario de Portland, Oregon, a los miembros del equipo, en una filmación realizada mientras estaban reunidos alrededor de una fogata en la víspera del espectacular acto. "Estamos aquí para derribar la creencia de que esta línea nos separa".

El filme muestra a los dos equipos colocando clandestinamente una cuerda sobre el cañón y luego turnándose para caminar sobre el precipicio un pequeño paso tras otro, con los brazos extendidos como pájaros con las alas abiertas para mantener el equilibrio. Un miembro del equipo mexicano va primero. Luego otro del americano. Después, los dos se encuentran en el medio, balanceándose espalda con espalda, suspendidos a cientos de pies de altura sobre el Río Grande, en la línea fronteriza entre Estados Unidos y México.

El acto de equilibrio extremo tuvo lugar el 25 de enero pasado, en el último día del cierre del gobierno estadounidense que se prolongó durante un récord de 35 días, mientras el presidente Donald Trump peleaba con los miembros del Congreso por obtener miles de millones de dólares en fondos para construir un muro fronterizo.

"Podríamos enfrentar algunas consecuencias enormes", advirtió Kunst a los miembros del equipo en la grabación. "Como la de que al final de todo esto, podemos terminar esposados".

Algo que era posible.

VÉALO:Documental completo "The Imaginary Line"

Un portavoz del Parque Nacional Big Bend aseguró que los equipos no solicitaron un permiso especial para atravesar el Cañón Santa Elena, que se encuentra dentro de los límites del parque de 801 mil acres en el suroeste del estado de Texas.

"Puedo confirmar que (el temerario acto) sucedió, pero el servicio del parque no estuvo involucrado en su proceso, planificación o aprobación de la actividad", aseguró Vandenberg.

Lo más probable es que el servicio del parque no hubiera otorgado el permiso debido a "la preocupación por daños al entorno y el peligro significativo para los visitantes del parque", dijo Vandenberg, y porque "esa actividad probablemente dañaría el ambiente del Cañón Santa Elena".

Vandenberg agregó que la gente viene de todas partes del mundo para experimentar la soledad, la tranquilidad y la belleza del cañón, "y una actividad con personas cruzando por arriba de sus cabezas, no es realmente el tipo de experiencias que los administradores del parque esperan promover en la zona".

La filmación de 10 minutos que realizaron del osado acto, se ha visto más de 14,899 veces en la red social de YouTube, desde que se publicó el 25 de agosto pasado. Varias publicaciones en los Estados Unidos y en México, entre ellas CNN, Newsweek y Outside Online, entre otras, han escrito sobre los dos equipos que cruzaron el Cañón Santa Elena. Mientras que la administración Trump aún continúa luchando por más fondos económicos para separar la frontera.

Los medios de comunicación Arizona Republic / USA Today Network, hablaron por teléfono con Kunst y el cineasta Kylor Melton, de 27 años, de Bend, Oregon, y por correo electrónico con los equilibristas mexicanos Jaime Marrufo, de 28 años, de Chihuahua, y Luis Flores, de 29 años, que creció en Nogales, Sonora, y que actualmente vive en la Ciudad de México. Marrufo y Kunst son los dos acróbatas que aparecen en la película caminando a través de la cuerda floja.

A continuación, se presentan extractos de la conversación, editados por mejor espacio y claridad.

¿Cómo llegaron a concebir esta idea?

Kunst: Todo inició cuando vi una fotografía del cañón de Santa Elena e inmediatamente observé que era necesario colocarle una línea por arriba. El cañón estaba gritando que le pusieran una.

Melton: Eso fue hace algunos años. Pero la idea prendió cuando Corbin me contó (su intención) para hacerlo durante el cierre del gobierno.

Kunst: Fue realmente la primera vez que lo dije en voz alta a alguien. Comenté algo como que, tengo este tipo de idea descabellada, ¿sabes? Creo que podría pasar tal vez en los próximos dos años. Y Kylor hizo una pausa y volvió a mirarme y dijo: Amigo. No, necesitamos hacer esto ahora. Es cuando es posible. Si hay algún momento para hacer esto es ahora. Entonces eso es lo que encendió el fuego. Estuve en su casa tres días después, y formamos un equipo, y el 25 de enero, el último día del cierre del gobierno, estábamos caminando sobre la línea.

¿Cuál fue su objetivo?

Kunst: Nuestro objetivo era compartir una historia inspiradora. Yo quería que esto fuera un símbolo de solidaridad con México y también con los pueblos migrantes de América Central y del Sur y realmente con todo el mundo. Aspiraba a que esto se tratara de cooperación y construcción de relaciones, porque esa es la única forma en que nos vamos a beneficiar como pueblos globales.

Melton: Esta historia, esta idea, tiene la oportunidad de ser un símbolo de luz en estos tiempos difíciles y oscuros. Es una historia sobre personas que se unen para defender lo que creen y expresar algo radical con sus acciones. El símbolo más simple de cruzar una cuerda entre sus dos países.

Marrufo: El objetivo era terminar la creencia de que la línea, es esta "frontera" que nos separa.

¿Cuánto tiempo les llevó la planeación?

Melton: Una vez que Corbin se comunicó, la mecha estaba encendida. Corbin básicamente vino a mi casa unos días después. Reunimos al equipo estadounidense. Juntamos al equipo de México y luego manejamos hasta allí. Fue un caos. No estábamos seguros de que tantos elementos requeriríamos. Pero todas las piezas cayeron en su lugar. Probablemente nos tomó alrededor de una semana para que todo estuviera listo.

Kunst: Durante ese tiempo, estábamos constantemente hablando por teléfono y en la computadora mensajeándonos con personas en Texas que conocían bien el parque, tratando de explorar los mapas de Google, buscando descubrir la mejor manera de pasar por el cañón. Y hablando con guías de ríos, abogados y guardabosques. Con mucha gente.

¿Cuáles fueron los desafíos técnicos?

Melton: Una cosa que fue realmente importante para Corbin era que cada lado manipulara su propia parte. Así que teníamos al equipo de México del lado de mexicano y al equipo de Estados Unidos del lado estadounidense. Entonces cada grupo maniobró su lado de la línea. Lo que eso significaba es básicamente hacer un ancla. Podíamos hacer realmente las cosas complicadas, pero básicamente era colocar algunas cuerdas alrededor de una gran roca y anclarlas lo más que se pudiera. Y a partir de ahí, era cosa de tomar una pequeña línea y conectarse en el medio y juntarlas y luego cruzar la línea.

Kunst: El aparejo en la línea floja fue complicado, pero llegar hasta ahí era en realidad la parte más desconocida del evento. Nos encontramos en el Río Grande, río arriba desde donde estaba la línea alta, y remamos 20 millas hasta donde estaba la zona ideal. Sabía que el río era un lugar muy especial. Pero el equipo mexicano nunca había estado en un viaje de varios días por el río. La mayoría de ellos ni siquiera creían que tenían derecho a estar dentro del río. Ese es el tipo de miedo que había en el ambiente. En la zona, no hay infraestructura para que ellos pudieran descansar. Para nosotros, en el lado estadounidenses hay tiendas para recorrer el río en una tabla y guías que se puede alquilar (equipo). Hay todos estos servicios básicos en el lado americano, pero nada del lado de México.

¿Cuáles fueron los desafíos políticos / burocráticos?

Kunst: Bueno, el gobierno estaba cerrado, pero no necesariamente teníamos que hablar con alguien porque estábamos en un área tan remota y estábamos fuera del parque nacional. Cuando entramos al río teníamos un permiso necesario, así que básicamente fuimos tan respetuosos como pudimos con este proyecto. No estábamos allí para romper abiertamente ninguna regla. Estábamos ahí para hacer esta declaración. En todos los sentidos, respetamos las leyes. Obtuvimos los permisos que necesitábamos. No hicimos extraños cruces ilegales. Entramos por el lado estadounidense. El equipo de México entró en el río de su lado.

Flores: Entendíamos de antemano que el Río Bravo es agua internacional, por lo tanto, es legal navegarlo. Pero queríamos ser lo más conscientes posible de las leyes, por lo que, por ejemplo, nunca pisamos suelo estadounidense.

¿Qué les pasó por la cabeza al cruzar el cañón?

Marrufo: Al comienzo del viaje, nuestro equipo discutió quién sería la persona que representaría a nuestro lado y cruzaría la línea. Finalmente decidieron que debería hacerlo yo. Antes de cruzar, pensé en lo que todo esto significaba, pero una vez que me subí a la cuerda y comencé a caminar, todo parecía muy normal y no parecía que estuviera cruzando la frontera hacia "otro país". Simplemente me sentí en este lugar increíble, con estas personas increíbles, unidas por nuestra pasión. En ese instante estaba pensando en todos nosotros, en este gran equipo que reunimos para tomar esta idea de unidad y hacerla realidad.

Kunst: Para mí fue una experiencia realmente hermosa porque fue la línea floja más importante que jamás haya caminado. Sentí que toda mi vida se había acumulado en este momento. Y luego, al final, cuando estaba en el anclaje de México, fue una dicha. Habíamos hecho historia.

Melton: Hicimos que ambos equipos manipularan sus (propias) líneas y ese detalle solamente es un símbolo de confianza. Esta es básicamente una cuerda de una pulgada y estás poniendo tu vida en esta línea y estás confiando en las personas a tu lado y las que manipularon el otro lado. Es un hermoso símbolo de hermandad, entregando tu vida a las otras personas.

¿Hubieran muerto si cayeran?

Melton: No. No. No. Estábamos atados a la línea. Equilibrarte en una cuerda es un deporte muy seguro en realidad. No nos preocupamos por la seguridad. Cada pieza de la línea floja es asegurada. Había varias líneas flojas y estábamos usando un arnés.

Kunst: Si te caes, realmente solo caes como seis pies. Simplemente vuelves a subir y te montas en la línea de nuevo.

¿Cuál es el mensaje que esperas que la gente tome de la película que grabaron?

Melton: Mi mayor esperanza en este video, en esta historia, en todo este proyecto, es que esta línea que cruzamos se pueda usar como medio para contar una historia mucho más grande que esta detrás. Puede usarse para abrir una puerta para una conversación sobre este tema y lo que significa hoy. Y este símbolo solo puede ser una luz en estos oscuros tiempos políticos.

Kunst: Algo que es realmente importante para mí es que no estoy aquí para cambiar opiniones. Esta historia trata sobre personas que se unen y quiero inspirar a las personas a usar sus más grandes pasiones para conectarse con personas de otras culturas.

Flores: Que sirva para disfrutar la vida, y que terminemos el discurso de odio y de segregación, y que nos demos cuenta de que lo más importante de la vida es vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestros hermanos y hermanas.

Melton: En todo sentido, esta no es una película de alto nivel. Hay una secuencia resaltada de 60 segundos al final, pero esta película trata realmente de mostrar a las personas detrás del movimiento. Se trata de humanizar este problema y las historias relacionadas con este tema con la esperanza de que, si nos vemos como humanos, podremos conectarnos más con las personas que nos rodean.

Marrufo: El mensaje es obvio, y espero que la gente lo entienda. El borde fronterizo, la línea que se creó para dividirnos, solo existe en un mapa. Todos somos parte del mismo planeta, donde debemos permanecer unidos y trabajar juntos por el bien de todos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2019/09/06/hermanos-eeuu-mexico-unidos-sobre-una-cuerda-floja/2232604001/