LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON – Un juez federal falló el miércoles que el gobierno del presidente Donald Trump puede poner en práctica sus nuevas restricciones para los solicitantes de asilo que entran por la frontera sur, mientras se resuelven las demandas que impugnan esa política.

El juez federal de distrito Timothy Kelly se rehusó a otorgar una orden de restricción temporal, con el argumento de que las organizaciones activistas que entablaron la demanda no demostraron que su trabajo se vería dañado irreparablemente si la política entrara en vigor. Kelly fue nombrado por el presidente Donald Trump.

Dichas organizaciones entablaron la demanda a nombre de ellas mismas como asociaciones sin fines de lucro que ofrecen servicios a inmigrantes que no podrían solicitar asilo con las nuevas restricciones.

NOTA RELACIONADA: Piden a juez en EEUU bloquear restricciones sobre asilo

Otra audiencia sobre una demanda similar está programada para más tarde en San Francisco. El juez federal de distrito Jon Tigar, que supervisa el caso, ya ha prohibido políticas menos restrictivas de asilo, para que no entren en efecto, y podría tomar medidas para bloquear la nueva política de asilo. Tigar fue nombrado por el presidente Barack Obama.

Aunque temporal, fue una victoria inusual para el gobierno de Trump. Las cortes federales han evitado varias veces que el gobierno aplique muchas de sus propuestas contra migrantes que cruzan la frontera.

La Casa Blanca señaló que el fallo representa una victoria para “los estadounidenses preocupados por la crisis en nuestra frontera sur”. En un comunicado, dijo que la corte en la capital de la nación “rechazó adecuadamente el intento de unos pocos grupos con intereses específicos de bloquear una norma que desalienta el abuso de nuestro sistema de asilo”.

Las nuevas restricciones propuestas evitan que la mayoría de los migrantes en la frontera sur soliciten asilo en Estados Unidos si pasaron primero por otro país. Se centra en las decenas de miles de adultos y niños centroamericanos que cruzan México cada mes para tratar de entrar a Estados Unidos. También afectaría a los solicitantes de asilo procedentes de América del Sur, África y Asia.

MÁS: Preguntas y respuestas sobre nuevo asilo en EEUU

Organizaciones legales argumentan que la propuesta del gobierno estaba prohibida conforme a las leyes que establecen cómo la gente puede solicitar asilo.

“Estamos decepcionados por la decisión que la corte tomó hoy”, dijo Claudia Cubas, directora de litigio de Capital Area Immigrants’ Rights Coalition.

La ley estadounidense establece que inmigrantes pueden pedir asilo cuando llegan al país, independientemente de cómo lo hayan hecho. Existe una excepción para quienes provienen de países considerados “seguros”.

En la frontera norte, Estados Unidos y Canadá tienen un acuerdo de “tercer país seguro” que limita la cantidad de gente que puede entrar a un país a solicitar asilo desde el otro lado de la frontera. Estados Unidos ha tratado de alcanzar el mismo acuerdo con México y Guatemala, pero la Corte Suprema de Guatemala bloqueó un posible acuerdo. Mientras que México ha dicho que no han tomado una decisión sobre el acuerdo.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Altos funcionarios estadounidenses señalaron que el plan más reciente desalentaría a los migrantes de salir de sus países, lo que es necesario para reducir la cantidad de personas que los agentes fronterizos detienen hoy día. Los reportes de condiciones precarias en algunos centros de detención han provocado indignación y los activistas acusan al gobierno de detener innecesariamente a los solicitantes de asilo y maltratar a las personas bajo su custodia.

Sin embargo, el plan tiene excepciones.

Si una persona fue traficada, si el país por el que el migrante pasó no firmó uno de los tratados internacionales que dicta cómo se manejan a los refugiados –aunque la mayoría de los países de Occidente los han firmado– o si el solicitante de asilo buscó protección en un país pero le fue negada, entonces puede pedir asilo en Estados Unidos.

La política entró en vigor el martes, un día después de que se anunció, aunque algunos funcionarios dijeron que sólo era implementada en un sitio. Aun así, cientos de migrantes se presentaron en los cruces fronterizos del país tratando de solicitar asilo, pero sus posibilidades son inciertas.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2019/07/24/juez-federal-trump-asilo-politica/1820839001/