CLOSE

Comunidades predominantemente latinas en el área de Phoenix no registraron operativos antiinmigrantes, pero se preparan para lo que venga

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

READ IN ENGLISH

Recibió dos mensajes de texto de amigos que le advirtieron sobre las redadas de inmigración y le instaron a que no saliera de su casa. Pero hacerles caso significaría romper una promesa que le había hecho a su padre en Chiapas, México, de hacerle un envío de dinero.

También significaba faltar al trabajo. Él es jardinero y los domingos son son de los días más ocupados.

Fidel Pérez pensó en su padre, su esposa, su hijo de 8 años, su hija de 6 y su bebé recién nacido. No podía darse el lujo de no trabajar.

Así que se subió a su camioneta roja a las 4 de la mañana, condujo umbo a sus trabajos de jardinería y después de eso fue a hacer sus compras al pequeño mercado ubicado en el centro de la ciudad de Guadalupe.

Dentro de la tienda Luna Multi Servicios, una pequeña tienda con piñatas de color rosa intenso, sombreros vaqueros y blusas artesanales hechas en México, Pérez conversó con la mujer detrás del mostrador.

Le dio el nombre de su padre, pagó una tarifa de transacción y envió el dinero en efectivo. Sonriendo, le agradeció a la mujer por ayudarlo.

Pérez estaba a miles de millas de su padre y su ciudad natal en el extremo sur de México, pero se sentía orgulloso de su acción de buen hijo. Él había mantenido su promesa.

Su padre pasa un momento difícil ya que su madre murió el año pasado. Sin un estatus legal de inmigración, Pérez no puede ir a Méixco a ver a su familia.

Él ha elegido vivir sin estatus legal en los EEUU y no se arrepiente, incluso en un día en el que todos dijeron que debería quedarse en casa.

"Vi un mensaje que me enviaron esta mañana de que iba a haber redadas hoy, aquí mismo", dijo Pérez, mientras se cubría del intenso sol bajo la sombra del tejado de la tienda. "No he visto ninguna redada, así que no sé si es verdad o no. Pero muchos han dicho que Donald Trump iba a hacer redadas ".

Cada domingo, el Mercado en Guadalupe -una pequeña comunidad de Phoenix, hogar de una mezcla de familias mexicanas e indígenas- usualmente vibra con la presencia de muchas familias que van a degustar un menudo, unos tacos o unos ricos mariscos después de asistir a misa en la iglesia local.

Pero el pasado domingo 14 de julio el Mercado de Guadalupe estuvo desolado, mientras la nación esperaba redadas masivas de inmigración en los EEUU.

Se corrió la voz sobre las redadas masivas de ICE, y aunque Phoenix no estaba entre las ciudades nombradas, eso no alivió las preocupaciones de muchos que viven en el Valle del Sol.

Preparándose para redadas masivas de inmigración

Grupos de activistas y abogados pro inmigrantes de todo el país pasaron las últimas semanas educando y preparando a las comunidades de inmigrantes indocumentados y sus aliados para las redadas.

A nivel nacional, las organizaciones han distribuido folletos que explican cuáles son sus derechos en varios idiomas.

En Arizona, Movimiento Puente está organizando foros educativos. Los organizadores insisten en que los inmigrantes no tienen que abrir la puerta a la policía ni a los funcionarios de inmigración a menos que traigan consigo una orden firmada por un juez.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Algunos funcionarios de ICE aprovechan los temores y la falta de conocimiento legal de las familias y les dicen que una orden de detención de ICE es todo lo que necesitan para ingresar a su hogar, dijo la portavoz de Puente, María Castro.

"Durante las últimas dos semanas y el resto de la próxima, estamos haciendo lo que llamamos 'El Tour de la Resistencia' y enseñamos a los ciudadanos sus derechos Constitucionales", dijo Castro.

Castro dijo que Puente está comprometido con una educación constante porque las deportaciones y las violaciones de los derechos de los inmigrantes ocurren cada semana sin que nadie lo note o se preocupe.

La organización lanzó una línea directa de 24 horas para que las personas llamen si ven o están experimentando una deportación. El número al que deben llamar, dijeron, es el 602-252-1283.

Hasta el pasado domingo, nadie había llamado a la línea directa en Phoenix, ni se habían reportado incidentes con agentes de ICE, ni redadas masivas.

Traducción: Javier Arce

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2019/07/15/residentes-area-phoenix-no-redadas/1735773001/