La distribución de distritos electorales, evitó que los republicanos tuvieran pérdidas más grandes en las elecciones del 2018, y los ayudó a seguir en control en muchos sitios

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

JEFFERSON CITY, Missouri – Los demócratas sacaron más votos, reconquistaron el control de la Cámara de Representantes y se alzaron con cientos de bancas en las legislaturas estatales durante las elecciones del 2018. Fue un buen año para el partido.

Pero no fue tan malo como pudo haber sido para los republicanos.

Ello se debió a la ventaja que les da la distribución de distritos electorales, que evitó pérdidas más grandes y los ayudó a seguir en control en muchos sitios, según un análisis matemático de The Associated Press.

El análisis indica que los republicanos se alzaron con 16 bancas que hubieran perdido en base al porcentaje de votos obtenidos en las elecciones legislativas de todo el país. A nivel estatal, las ventajas estructurales de los republicanos pueden haberlos ayudado a retener el control de hasta siete cámaras legislativas que hubieran pasado a manos de los demócratas, de acuerdo con el análisis.

NOTA RELACIONADA: Cámara de Representantes aprueba ley para aumentar el acceso a voto

La AP examinó los resultados de las contiendas por bancas en la Cámara de Representantes nacional y por unas 4.900 bancas en las cámaras bajas estatales usando métodos estadísticos pensados para detectar la posible manipulación de distritos electorales. Un análisis similar reveló también que los republicanos llevaban ventaja en los comicios del 2016.

La AP empleó la prueba “efficiency gap” (brecha de eficiencia) en parte porque es la herramienta analítica usada en un caso de manipulación de distritos de Wisconsin que fue ventilado en la Corte Suprema en el 2017 y que es parte de otro caso de Carolina del Norte que el tribunal supremo analizará el martes que viene. En ese caso, los jueces deben decidir si confirman o anulan el fallo de un tribunal inferior que dispuso que la distribución de distritos electorales de Carolina del Norte era inconstitucional porque favorecía a los republicanos.

La Corte Suprema analizará el mismo martes si los demócratas de Maryland manipularon un distrito legislativo en el 2011 para derrotar a un republicano que llevaba mucho tiempo en su banca.

La Corte Suprema nunca ha ordenado la redistribución de distritos debido a manipulaciones partidistas. Al tomar el caso de Wisconsin, el presidente de la Corte Suprema John Roberts dijo que estos argumentos eran “charlatanería sociológica”.

Algunos republicanos dicen que ganan sencillamente porque postulan mejores candidatos. La fórmula no dice si se cometió chanchullo alguno dado que las ventajas de un partido pueden ser naturales, consecuencia de dónde deciden vivir republicanos y demócratas.

Pero numerosos expertos afirman que la fórmula es una herramienta neutral que ayuda a determinar los efectos de la manipulación de distritos.

MÁS: Destacan 'importante rol' de latinos en recuperación demócrata de la Cámara

“La manipulación de distritos priva a los votantes de representación”, sostuvo Love Caesar, estudiante de la Universidad Estatal AT&T de Carolina del Norte que trabaja para Common Cause, una agrupación que promovió el caso en manos de la Corte Suprema.

El análisis de la AP determinó que los republicanos de Carolina del Norte ganaron dos o tres bancas más de las que les hubieran correspondido en base del porcentaje de votos obtenido. Obtuvieron el 51% contra el 49% de los demócratas. Pero se llevaron nueve bancas contra tres de sus rivales. Hay una banca todavía en disputa debido a denuncias de fraude.

Los demócratas dicen que esto es un ejemplo de la manipulación de distritos por parte de los republicanos y destacan el caso de la universidad de Caesar, con un alumnado históricamente negro. Los republicanos de la Asamblea General estatal dividieron la universidad cuando reconfiguraron el mapa electoral, dispersando un bloque demócrata entre dos distritos de tendencia republicana que abarcan desde Greensboro hasta zonas rurales.

“Cuesta explicarles a los estudiantes, que ya de por sí expresan escepticismo en torno al proceso electoral… que el estado diluyó intencionalmente el poder de su voto al dividir nuestro campus”, comentó el estudiante de AT&T de Carolina del Norte Kylah Guion, quien también trabaja para Common Cause.

Los legisladores republicanos, por otro lado, concentraron a los demócratas en ciertos distritos electorales. En los únicos tres distritos que ganaron los demócratas, lo hicieron con por lo menos el 70% de los votos.

La prueba de “brecha de eficiencia” permite evaluar el impacto de las estrategias de redistribución de distritos, como la de concentrar a los votantes de un partido en ciertos distritos o dispersarlos en otros para facilitar la victoria del otro partido. Compara el porcentaje de votos obtenidos por un partido con la cantidad de bancas que ganó.

El análisis de la AP reveló que hubo cinco cámaras legislativas estatales en las que los republicanos conservaron la mayoría de las bancas a pesar de que los candidatos demócratas cosecharon más votos: Iowa, Michigan, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin.

MÁS: Demócratas arrebatan la Cámara Baja a los republicanos

El Comité Republicano de Liderazgo Estatal, que ha lanzado una agresiva campaña para conquistar bancas legislativas antes de que haya una nueva redistribución de distritos, dice que la fórmula de la “brecha de eficiencia” es una “farsa política e intelectual” a la que apelan los demócratas. Aduce que la fórmula da por sentado que un partido tiene derecho a ganar cierta cantidad de bancas a partir del caudal de votos a nivel estatal incluso si los candidatos de distritos específicos no son buenos, según dijo el presidente del comité Matt Walter.

“No es una fórmula real. No es una teoría real. Es un cuento de hadas sin sentido”, manifestó.

Los avances republicanos a partir de la redistribución de distritos hicieron que los demócratas pusiesen en marcha una contraofensiva de cara al censo del 2020. Cuestionaron la legalidad de numerosos distritos y apoyan iniciativas que buscan quitarle a los cuerpos legislativos la facultad de reconfigurar distritos.

Los demócratas dicen que postulan buenos candidatos pero que sus posibilidades de salir airosos disminuyen por la manipulación de distritos de los republicanos.

“El valor de la ‘brecha de eficiencia’ es que ofrece algunos datos estadísticos que sustentan lo que a nosotros nos parece evidente” en relación con los resultados electorales, expresó Patrick Rodenbush, director de comunicaciones del Comité Nacional Demócrata para la Redistribución de Distritos. “Está claro que los republicanos tienen una ventaja injusta derivada de la manipulación de distritos”.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2019/03/21/distritos-electorales-republicanos-2018/3233244002/