CLOSE

Anuncian que limitarán dosis y cantidades en las recetas de narcóticos para evitar que la gente caiga en la dependencia o muera por sobredosis

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

“El Tramadol es lo único que me calma el dolor, una pastilla por la noche me permite dormir y si me muevo, no siento que se me abre la cirugía como al principio, cuando recién me operaron el hombro, hace ya un mes. Estas pastillas me las traen de Nogales”, aseguró para La Voz la señora Clara (evitaremos su apellido), una residente del Valle que toma este medicamento clasificado entre los opiáceos. 

La Oxicodona, Hidrocodona, Fentanilo y el Tramadol, entre otras substancias que incluyen a la heroína, son derivados de la planta de opio o elaborados de forma sintética, para ser recetados por médicos buscando reducir el dolor de una lesión grave, por una cirugía, o en algunos tratamientos contra el cáncer.

El problema es que aunque ayudan, pueden generar dependencia al medicamento, adicción y son los causantes de muchas muertes por sobre dosis.

Según el Departamento de Servicios de Salud de Arizona, de junio del 2017 a enero del 2018, 812 personas han muerto en el estado por sobredosis de opioides, 5,215 han sufrido una sobredosis y 455 bebés han nacido con adicción a los opioides.

Por ello, el gobernador de Arizona Doug Ducey lanzará la próxima semana una propuesta de ley para abordar la que llamó “la crisis de los opiáceos”, que busca prohibir a los médicos recetar más de un suministro inicial de analgésicos de cinco días y limitar las dosis prescritas a los pacientes con dolor crónico.

Esto fue anunciado en una reunión con medios de comunicación y la principal asesora de políticas de salud del gobernador, Christina Corieri, la directora del Departamento de Servicios de Salud, la Dra. Cara Christ, y María Fuentes, directora de la Oficina de Jóvenes, Fe y Familias de Arizona.

Se dijo que junto a líderes legislativos de ambos partidos, el mandatario trabajó la Ley de Epidemia de Opioide de Arizona, un paquete legislativo integral y bipartidista destinado a combatir la epidemia de opiáceos y salvar vidas.

Para elaborarla, se pidió la colaboración entre profesionales médicos, policías, líderes comunitarios, pacientes con dolor crónico, farmacéuticos, expertos en tratamiento de abuso de sustancias, funcionarios electos de ambas partes y otros expertos más.

Esto hará que los malos actores rindan cuentas y se obtengan más recursos para profesionales médicos, agentes de la ley y proveedores de tratamientos, mientras se muestra compasión a quienes luchan contra la adicción y se protege a quienes sufren de dolor crónico.

La oficina del gobernador aseguró que aún se está revisando varios puntos para mejorarlos y que se espera que la Legislatura promulgue rápidamente la ley en una sesión especial que se convocará la próxima semana.

Las propuestas de políticas específicas incluyen:

  • Identificar las lagunas y mejorar en el acceso al tratamiento, incluso para los arizonenses sin seguro o con seguro insuficiente, con una nueva inversión de 10 millones de dólares.
  • Ampliar el acceso a Naloxone, medicamento para la reversión de la sobredosis, y que policías o agentes penitenciarios que actualmente no están autorizados a administrarlo lo puedan hacer.
  • Hacer rendir cuentas a los malos profesionales de la salud, poniendo fin a las fábricas de pastillas, aumentando los mecanismos de supervisión y promulgando sanciones penales para los fabricantes que defraudan al público con sus productos.
  • Mejorar la educación médica continua para todas las profesiones que prescriben o dispensan opiáceos.
  • Promulgar una ley del Buen Samaritano para permitir que las personas llamen al 911 si ven o padecen una posible sobredosis de opioides.
  • Tomar medidas enérgicas contra las recetas falsificadas requiriendo de una verificación más efectiva.
  • rescripciones de sustancias controladas, antes de dispensar un opioide o la benzodiacepina.
  • Y limitar el primer llenado de una receta de opiáceos a cinco días, para todos los pacientes sin tratamiento previo con opiáceos y limitar los niveles de dosis para que se ajusten a las pautas de prescripción federales.

Estas propuestas contienen exenciones importantes para proteger al paciente con dolor crónico, cáncer, traumas o pacientes con quemaduras, pacientes en residencias para enfermos terminales y aquellos que reciben tratamiento asistido por medicamentos para el trastorno por uso de sustancias.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2018/01/19/lanza-arizona-plan-para-controlar-el-suministro-de-opiaceos/1049907001/