CLOSE

Después del discurso de Trump, afuera del Centro de Convenciones de Phoenix policías arrojaron gas pimienta a manifestantes. The Republic

Como a las 8:30 pm se escucharon los primeros estruendos por la calle 2 y Van Buren y un gas amarillo comenzó a esparcirse.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Todo se mantenía en orden.

Hubo protestas, contraprotestas, música y mucha gente, pero todo en calma.

Trump terminó de dar su discurso en el Centro de Convenciones de Phoenix y afuera el ambiente se tornó hóstil.

La Policía de Phoenix comenzó a desalojar el área, pero al puro estilo apache.

Como a las 8:30 pm se escucharon los primeros estruendos por la calle 2 y Van Buren y un gas amarillo comenzó a esparcirse.

La gente corría y para resguardarse de ese gas, se trataba de gas pimienta del que muchos no alcanzaron a escapar.

NOTA RELACIONADA: Phoenix: Trump insinúa que podría indultar al ex alguacil Joe Arpaio

La muchedumbre corría hacia el norte y los grupos antimotines aprovechaban los espacios para ir acordonando el área.

Con enormes escudos y todos alineados comenzaron a caminar hacia la calle Van Buren.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Mientras tanto muchos manifestantes lloraban, otros gritaban consignas a los policías al mismo tiempo que se cubrían el rostro, y otros con los ojos enrojecidos eran atendidos por los efectos del gas.

“¡Nosotros no hicimos nada, porqué hacen esto!” exclamaba a Matthew Dugan quien estaba en el mero centro del incidente cuando estallaron las primeras bombas de gases.

MÁS: Manifestantes contra Trump inundan centro de Phoenix

En la esquina de la Calle 2 y Van Buren unos paramédicos atendían a los afectados, pero llegó un momento en que ya no se dieron abasto.

Cerca de las 9:00 pm Los antimotines seguían caminando y poco les importó los autos que circulaban por el área, ya que las calles no fueron cerradas.

CLOSE

Manifestante en el Centro de Convenciones de Phoenix que estuvo en el epicentro del incidente policiaco, platica lo sucedido, Javier Arce/La Voz

Detonaron otro lote de bombas pimienta y algunos de esos gases afectaron a los conductores que quedaron atrapados en la protesta.

Por los aires, un helicóptero de la Policía de Phoenix alumbraba a la multitud, y mediante un altavoz les pedía que se retiraran de la zona.

Algunos lo hicieron, otros no.

VIDEO:La nicaragüense que ama a Trump

La protesta seguía, pero los “escuderos” seguían avanzando hacia el norte.

Los manifestantes que quedaban, la mayoría con el rostro cubierto, seguían desafiando a la policía y gritándoles consignas. Pero no pasó a mayores.

Fue así que una noche de protesta –hasta cierto punto tranquila- se convirtió en un abrir y cerrar de ojos en una batalla campal que pudo haber sido trágica.

 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2017/08/22/trump-manifestaciones-gas-pimienta/592674001/