CLOSE

El plan de gastos para el año fiscal 2018 incluye 176 millones de dólares en nuevas iniciativas, dirigidas mayoritariamente a la educación pública

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El gobernador Doug Ducey presentó sus planes de presupuesto el viernes, detallando cómo propone cubrir los aumentos salariales del 2 por ciento para todos los maestros de las escuelas públicas durante cinco años, garantizar hasta mil millones de dólares en nueva gestión de vinculación para las universidades estatales y meter un pequeño recorte de impuestos también.

El plan de gastos para el año fiscal 2018 incluye 176 millones de dólares en nuevas iniciativas, dirigidas mayoritariamente a la educación pública. La mayoría de las otras agencias verían poco cambio en sus presupuestos del próximo año, incluyendo ningún aumento general de sueldo para los empleados del estado. Habrá pequeños aumentos para ayudar a los pobres, ancianos, bomberos y el servicio de agua.

El presupuesto de 9.8 mil millones de dólares de Ducey distribuye ampliamente el modesto excedente del estado en varias áreas de la educación del nivel K-12. El gobernador proyectó el aumento, junto con el dinero extra de la Proposición 123 del año pasado, como una importante transfusión de efectivo a las escuelas de Arizona. Los críticos sostienen que los cambios son relativamente modestos y escalonados en varios años, diluyendo su impacto a corto plazo.

Desglosando el presupuesto

El presupuesto no tiene en cuenta algunos de los principales problemas que podrían afectar las finanzas del estado. El presupuesto no dice qué hacer con respecto a la vencimiento pendiente de una medida del impuesto sobre las ventas que ha ayudado a financiar la educación desde 2001. La renovación o extensión de la Proposición 301 es una prioridad para muchos defensores de la educación. Su impuesto de 0.6 por ciento expira a mediados de 2020. Cualquier continuación de la misma requeriría una votación pública, la cual el gobernador y la Legislatura podrían remitir a votación.

El presupuesto tampoco dice nada sobre las posibles ramificaciones de una derogación de la Ley Federal de Asistencia Asequible, que permitió a Arizona ampliar su programa de Medicaid.

En su lugar, se busca principalmente revertir la triste imagen del estado sobre la educación a través de incrementos en el pago a maestros, borrando la deuda de préstamos estudiantiles y el fomento de mejores escuelas con más estudiantes de bajos ingresos.

Una vez más, Ducey previno recortes dramáticos y descartó aumentos de impuestos manteniendo al estado en un curso de lento crecimiento del gasto, que él piensa que es sostenible. El presupuesto propuesto funcionaría dentro de los ingresos estatales habituales y terminaría con un superávit de 17 millones de dólares.

"Ahora que el estado está en una base sólida, él realmente quiere apuntar nuestros dólares hacia las personas que más necesitan ayuda, y esos son nuestros niños en las escuelas de bajos ingresos, en gran parte, y creo que se verá un enfoque real ... en este presupuesto sobre cómo conducimos estos dólares hacia los más vulnerables, hacia nuestras comunidades de bajos ingresos y para favorecer a los niños en las escuelas donde más se necesita la ayuda ", dijo Daniel Scarpinato, un portavoz de Ducey.

Al dedicar tanto tiempo y tantas propuestas a la educación en su Informe sobre el Estado el lunes, el gobernador planteó expectativas. Presentó un plan de 15 puntos sobre cómo invertiría en la educación K-12, desde el aumento del salario de los maestros hasta la cobertura de los costos de la deuda universitaria para aquellos que buscan carreras docentes en el estado, incluso frente a restricciones financieras.

"Él hizo un buen trabajo al dar una lista clave de todo lo que quiere mejorar", dijo el consultor republicano Constantin Querard. "No creo que todo tenga que hacerse en un año, y políticamente, en términos de gestionar las expectativas, si se están moviendo las cosas en las direcciones correctas, se está haciendo progreso ... y que será recompensado".

Incluso con dinero extra en K-12 y educación superior, Querard dijo que el presupuesto del gobernador será visto desfavorablemente por algunos.

Cómo reaccionaron los demócratas

"Probablemente es totalmente predecible que no importen los números. Los demócratas dirán que no es suficiente", dijo. "Hasta cierto punto, algo de eso es sólo política, y algo de eso es solamente el hecho de que los demócratas siempre quieren gastar más que republicanos. Pero no sé si esa queja funcione”.

Como lo fue para la senadora demócrata por el Senado, Katie Hobbs, quien se sintió decepcionada por la propuesta de Ducey para pagar a los maestros. Hobbs proyectó las matemáticas sobre lo que la propuesta del gobernador significaría para sus dos hermanas, que son maestras. Una hermana vería un extra 720 dólares en su paga total después de cinco años; la otra vería un total adicional de 900 dólares.

"Siento como que construyó esto como si fuera muy grande y que iba a ayudar con la crisis de retención de maestros, pero eso no es nada", dijo Hobbs de los aumentos. "Es una broma. Si yo fuera maestra, me sentiría tan ofendida ... y digo que no esperaba que fuera mucho”.

Ducey planea agregar 114 millones de dólares a la educación K-12 el próximo año. De ésos, 14 millones serían usados para la primera parte de los aumentos de la paga a los profesores. El salario promedio de los maestros públicos de Arizona es de 45 mil 500 dólares, según la Asociación Nacional de Educación. El primer aumento de sueldo les daría alrededor de182 dólares más anualmente y está separado de cualquier otro aumento salarial que los distritos escolares pudieran promulgar.

K-12 y educación superior

El presupuesto de Ducey también ofrece otros incentivos para ayudar a hacer la educación pública más atractiva. Estos van desde el jardín de niños de día completo en escuelas con familias de bajos ingresos, hasta la condonación de préstamos para profesores de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Ducey destinaría 76 millones de dólares suplementados para el ajuste a la inflación por alumno que se gasta en la educación K-12. Que se suma a los 318 millones de dólares que se espera que las escuelas reciban del fondo fiduciario estatal a través de la Proposición 123.

En total, alrededor del 93 por ciento de los cambios permanentes en el gasto que Ducey propone y el 56 por ciento del gasto único en 2018 se destinaría a la educación.

Mientras que el presupuesto compromete nuevos fondos a la educación K-12, poco de eso irá a las instalaciones de la escuela, que estaban entre las bajas del presupuesto de la Gran Recesión. Ducey pondría 17 millones de dólares al servicio de la Junta Escolar.

Tal vez el cambio más dramático involucre la educación superior, que fue duramente golpeada en el presupuesto de 2015 de Ducey. Ducey redirigiría 37 millones de dólares en impuestos a las ventas pagados por las universidades estatales para ayudar a las escuelas a aprovechar mil millones de dólares en bonos para instalaciones de investigación y mantenimiento diferido. Ese cambio en el impuesto de ventas reduciría las recaudaciones locales de impuestos de ventas de las escuelas, pero probablemente estimularía la actividad de construcción en esas áreas.

Este cambio liberaría efectivo dentro de las universidades para ayudar a desarrollar a los maestro y las principales academias que Ducey quiere establecer para preparar mejor a los educadores de K-12.

Reducción de impuestos

La reducción de impuestos propuesta por Ducey toma una página del código del impuesto federal: cambiando la exención personal del impuesto sobre la renta por la inflación.

Hacerlo ahorraría a los contribuyentes de Arizona alrededor de 2.8 millones de dólares, según las estimaciones del gobernador.

La actual exención personal es 2 mil 100 dólares; El monto ajustado por la inflación sería un estimado de 2 mil 142 dólares para los ingresos obtenidos en 2017.

La oficina de Ducey dice que 19 estados actualmente ajustan sus cantidades de exención cada año por la inflación. Ese cambio es similar al recorte de impuestos de 2015 que cambió anualmente los montos del impuesto sobre la renta del estado por la inflación.

Como parte de su plan de presupuesto, Ducey quiere que la Legislatura agregue  36 millones de dólares al plan de gastos actual. De eso, se necesitan casi  8 millones de dólares para financiar salarios más altos que el salario mínimo después de la aprobación de la Proposición 206. Aproximadamente 20 millones de dólares son necesarios después de que un tribunal derogara el plan 2015 del estado para limitar sus obligaciones tributarias, principalmente en los condados de Pima y Pinal.

Aunque el gobierno del estado está exento de la nueva ley del salario mínimo estatal, el presupuesto del gobernador asigna 21 millones de dólares para cubrir el costo de los contratos que sirven a los discapacitados y personas en hogares de ancianos. Los contratistas dicen que no pueden permitirse el lujo de cumplir con el nuevo mínimo de 10 dólares por hora, sin el impulso del estado.

No hay un estímulo similar para las escuelas, los servicios para ayudar a mantener a los ancianos en sus casas u otras partes del gobierno estatal que diga a sus contratistas que no pueden permitirse pagar la tasa de 10 dólares sin un aumento en su contrato estatal.

El presupuesto de Ducey también da:

  • 1.5 millones de dólares para proporcionar beneficios dentales de emergencia, hasta mil dólares  anuales a todos los adultos en Medicaid.
  • 1.5 millones de dólares para crear y operar un equipo de bomberos de 20 miembros, que cuentan con personal de bomberos ex miembros de los reclusorios. Las tripulaciones posteriores a la liberación, tienen la intención de ayudar a los miembros a desarrollar habilidades de extinción de incendios y completar la capacitación para tratar de obtener puestos de trabajo permanentes como bomberos.
  • 2.9 millones de dólares para el Departamento de Recursos Hidráulicos para personal adicional y para financiar más de tres años el plan estatal de contingencia de sequía.
  • 2.8 millones de dólares para volver a un tope de dos años de duración para ayudar a las familias de bajos ingresos que crían a sus hijos. Anteriormente, los líderes estatales limitaron el acceso al programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas a un año, haciéndolo el más estricto en la nación.
  • 800 mil dólares para aumentar cada mes el número de visitas a los especialistas de intervención temprana para niños recién nacidos y hasta los tres años de edad que tienen impedimentos auditivos o visuales. El objetivo es proporcionar a las familias y los niños más ayuda temprana para ayudar a minimizar la necesidad de servicios extensos en el crecimiento.

*Alia Beard Rau contribuyó para esta nota

Traducción: Alfredo García

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2017/01/13/presupuesto-de-arizona-la-educacin-es-prioridad-para-el-gobernador-doug-ducey/96561846/