CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Valeria Molina comenzó el 2017 con pocas semanas de experiencia en su nuevo trabajo. Nada fácil.

Como alcalde de Guadalupe, la mujer de 38 años debe ahora superar los escándalos de su predecesor, combatir el estancamiento económico y reparar algunas divisiones añejas que afectan al núcleo de la identidad de la ciudad.

La ciudad, una milla cuadrada de terreno entre Phoenix y Tempe, con una población de 6 mil habitantes, es una mezcla de culturas, dijo Molina. Combina tradiciones tribales mexicanas y pascua Yaqui en el corazón de Arizona.

"Ha habido mucha separación a lo largo de los años, y creo que ahí es donde la curación tiene que venir. Somos todos una comunidad. No debería importar que yo sea un miembro (tribal) inscrito o que también soy una persona de la comunidad mexicana”, indicó Valeria Molina, nueva alcaldesa de Guadalupe que es mitad yaqui y mitad mexicano-americana.

Guadalupe es el producto de su historia compartida, pero las comunidades a veces han estado en desacuerdo entre sí.

Los colonos yaquis lo establecieron hace un siglo, pero una afluencia de inmigrantes mexicanos durante décadas creó tensiones sobre los rituales y tradiciones de cada grupo en su espacio compartido.

A medida que la comunidad crecía, los grupos se auto-segregaban hasta el punto en que se podían trazar líneas diferenciadas entre los barrios yaquis y mexicano-americanos.

Eso comenzó a cambiar cuando Guadalupe se incorporó en 1975.

Los dos grupos trabajaron juntos para preservar el patrimonio único de su ciudad de lo que percibían como influencias externas que podrían alterar sus costumbres y tradiciones.

Avance rápido a 2017

Guadalupe comenzó el año con un Ayuntamiento con seis de los siete escaños con miembros de la tribu Yaqui. Los cuatro miembros entrantes, todos miembros yaqui, son más jóvenes que la propia ciudad.

Se describen a sí mismos como líderes comunitarios de una nueva generación que miran más allá de la afiliación tribal y buscan mejorar a toda la comunidad.

"Somos todos una comunidad, no importa que yo sea un miembro inscrito o que sea una persona de la comunidad mexicana", señala Molina.

Hoy en día, la demografía de la ciudad de Guadalupe refleja sus principales comunidades. 
Los últimos datos del censo muestran que la mitad de los residentes se identifican como nativos americanos, predominantemente yaqui, mientras que el 57 por ciento se identifican como hispanos o latinos, en su mayoría mexicanos.

Algunas personas se identifican como ambas.

Traducción: Javier Arce

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2017/01/03/nativos-y-latinos-buscan-sanar-tensiones-en-guadalupe/96108970/