SUBSCRIBE NOW

Más detalles en triple homicidio de tirador en serie

Rafael Carranza
La Voz
Un memorial marca el sitio de un triple homicidio en la Avenida 63 y la Berkeley en Maryvale. Son parte de los nueve incidentes ligados a un tirador en serie.
  • La policía de Phoenix difundió reportes de dos casos adicionales del tirador en serie.
  • Siete personas han perdido la muerte en nueve tiroteos desde marzo a julio en Phoenix.
  • Cualquier persona con información puede llamar en español a Testigo Silencioso, (480) 837-8446.

Treinta minutos de diferencia y unas cuatro millas de distancia separaron a dos tiroteos registrados la madrugada del domingo 12 de junio en Maryvale. Ambos son parte de una serie de nueve incidentes ligados a un tirador en serie, y los casos más recientes que la policía de Phoenix documentó en nuevos documentos hechos públicos.

Los dos tiroteos en Maryvale también muestran un contraste extremo. En el primero no hubo heridos, solo una camioneta plagada de balazos. Pero el segundo tiroteo ha sido el más letal, robando las vidas de tres de las siete víctimas cobradas por el tirador en serie.

La semana pasada, la policía de Phoenix dio a conocer documentos policiacos sobre los primeros tres de los nueve casos bajo investigación.

Incluyeron un tiroteo que dejó a un adolescente de 16 años herido el 17 de marzo, al igual que los homicidios de Diego Verdugo Sánchez el 1 de abril y de Krystal White el 19 del mismo mes.

A continuación el resumen de los otros dos casos:

12 de junio - daños criminales

La madrugada del 12 de junio, aproximadamente a las 2:30 a.m., oficiales del Departamento de Phoenix respondieron a reportes de un tiroteo en la cuadra de la Avenida 63 y la Calle Mariposa.

El dueño de una camioneta pickup Chevy Silverado café dijo que uno 15 minutos antes había escuchado disparos por fuera de una casa y vio a un auto que se alejaba.

Al llegar los oficiales encontraron cinco balazos en la camioneta, la cual estaba vacía, tres de los hoyos estaban en el lado pasajero y dos en la ventana del conductor.

Dos testigos reportaron haber visto a un vehículo oscuro alejarse de la zona después de escuchar los disparos.

El dueño de la camioneta inicialmente le dijo a los investigadores que tal vez fue su vecino quien disparó, ya que tenían una historia de conflicto a raíz de sus negocios. Sin embargo, la policía de Phoenix descartó esa teoría, según el portavoz del departamento.

Una cruz permanece en el sitio donde Maleah Ellis, 12, y Angela Linner, 31, fueron baleadas a muerte en Maryvale. Una tercera persona, Stefanie Ellis, madre de Maleah, fue herida de gravedad y murió semanas después en el hospital.

12 de junio - triple homicidio 

Tan solo 30 minutos después, mientras oficiales recién comenzaban a investigar el primer tiroteo, a cuatro millas al sur una lluvia de balas cayó sobre un Chevy Cobalt rojo, estacionado frente a una casa en la cuadra de la Avenida 63 y la Calle Berkeley en Maryvale.

Dos mujeres adultas y una adolescente estaban adentro del auto escuchando música al momento del tiroteo. Solo una de ellas sobrevivió, con heridas críticas que le cobraron la vida tres semanas después.

La descripción contenida dentro de los reportes policiacos es desgarradora. Familiares y testigos escucharon la serie de disparos desde el interior de la casa, y al salir, encontraron a las tres mujeres desplomadas en sus asientos y bañadas en sangre.

Una mujer que vivía en la misma casa que las víctimas describió haber visto a Angela Linner de 31 de edad sin vida en el lado pasajero, con un pie hacia fuera, y a Stefanie Ellis de 33 años en el lado del conductor, todavía respirando.

La mujer después notó a la Maleah Ellis de 12 años respirando con dificultad en el asiento trasero. La mujer le sostuvo la cabeza con una toalla para detener la sangre y le dio respiración de boca a boca hasta que llegaron los paramédicos. Pero la adolescente murió minutos después.

Sin embargo, los paramédicos lograron mantener con vida a Ellis y trasladarla al hospital St. Joseph's en Phoenix. Ahí permaneció por tres semanas bajo coma, hasta que finalmente falleció de sus heridas. Su familia dijo que le habían disparado 14 veces.

En entrevistas con familiares y testigos después del tiroteo, investigadores descubrieron que Linner y Ellis habían ido a la tienda horas antes y que al regresar permanecieron en el auto platicando y escuchando música, algo no muy inusual para ellas, según sus familiares. Sin embargo, en esa ocasión, Maleah se había despertado y salió para acompañarlas momentos antes del tiroteo.

Vecindario de Phoenix en alerta por acecho de asesino serial

Una testigo, al momento de escuchar los disparos se fijó en la ventana, según el reporter. Ella reportó haber visto a un hombre hispano de aproximadamente 5 pies y 7 a 10 pulgadas de alto, usando pantalones cortos rojos y una camisa blanca. El hombre estaba parado por fuera de un vehículo de cuatro puertas, de color claro, y con una pistola semiautomática en la mano apuntando hacia el Cobalt.

Notablemente, la policía describió en el reporte haber encontrado casi tres mil dólares en efectivo en la cartera de Linner, y por lo tanto descartaron un robo como el motivo del tiroteo. Familiares dijeron que Linner solía portar cantidades así porque ella compraba autos, los arreglaba y los vendía nuevamente.