SUBSCRIBE NOW

Se limita aplicación de la ley a jornaleros en Arizona

Chris Coppola
The Republic | azcentral.com
Jornaleros se congregan a las fueras del CircleK buscando trabajo en la avenida Arizona en Chandler. ,
  • El n%FAmero de jornaleros en el Valle va en aumento%2C pero no ha alcanzado la cifras de 10-15 a%F1os atras.
  • Departamentos de polic%EDas recomiendan a jornaleros de buscar trabajo a trav%E9s de varios centros%2C en vez de la calle.

Ruben Lozano se paró cerca de la esquina de la calle y explicó la rutina.

No basta esperar que un camión se detenga e ingrese al estacionamiento de Circle K. Funciona mejor estudiar el tráfico que se aproxima, a un cuarto de milla de distancia. La esperanza aumenta cuando se ven pick-ups que jalan trailers. Un U-Haul es más alentador. Saludar con la mano es ofrecer tus servicios, y si alguien se detiene, tienes que ser rápido para adelantarte a la competencia.

"Y luego todos corren', dijo, para explicar cómo los hombres se apuran para acercarse a los conductores con la esperanza de encontrar trabajo.

Esta es la rutina diaria de docenas de jornaleros que se reúnen habitualmente en la esquina del estacionamiento de Circle K en Arizona Avenue en Fairview Street, justo al sur del centro de Chandler. Ocurre lo mismo en otros puntos de reunión de larga data en Phoenix, Mesa y en otras partes del Valle.

La actividad de los jornaleros rara vez es novedad en el área de Phoenix: varios hombres que se reunieron en la esquina de Chandler hace poco dijeron que lo vienen haciendo desde hace 20 años o más. Sin embargo, según las entrevistas que se hicieron a grupos de hombres durante varios días en febrero y a defensores de los jornaleros locales, hay un aumento de jornaleros en algunos lugares a raíz de la recuperación de la economía local, la cual ha generado más trabajo, y del fallo de una corte que invalida una ley estatal que intentaba imponer medidas drásticas a los jornaleros que se encuentran en el país sin autorización.

"Por lo general, cuando uno ve a los jornaleros en la calle, eso quiere decir que hay trabajo', comentó Salvador Reza del Proyecto de Jornaleros de Macehualli de Tonatierra Community Development. "De lo contrario, no se van a quedar''.

Ese es el caso de Lozano, quien ha encontrado trabajo desde que regresó a Chandler de México hace ocho meses, tras una ausencia de seis años a consecuencia de la recesión.

"Lo que más hago es trabajo de jardinería y mudanza'', dijo Lozano, y agregó que, por lo general, espera por lo menos $10 la hora cuando trabaja todo un día. "A veces también recibimos propinas''.

Un aumento gradual

La actividad de los jornaleros aún no ha alcanzado los niveles que se vieron en el Valle hace 10-15 años, antes de la recesión y el torbellino de medidas drásticas por parte de los legisladores estatales y la Oficina del Sheriff del Condado Maricopa dirigidas a las personas que se encuentran en el país sin documentos. En ese entonces, la economía local estaba en auge y había bastante trabajo por lo que había montones de trabajadores indocumentados dispuestos a tomarlo.

Cientos de hombres podían reunirse en algunos lugares, como por ejemplo, cerca de 36th Street y Thomas Road en Phoenix, donde se encuentran Walmart y Home Depot una al lado de la otra. Un lunes reciente por la mañana, aproximadamente 30 hombres se encontraban deambulando en la entrada para autos que separa a las tiendas, esperando aproximarse a los camiones cuando ingresen a los estacionamientos.

Varios de los hombres que aceptaron ser entrevistados dijeron que los dejan quedarse ahí mientras que no bloqueen el tráfico o causen disturbios. Ninguno expresó que le preocupara que las autoridades les pregunten sobre su estado migratorio.

"Los trabajos son buenos', dijo Alejandro Diaz, quien vive en Phoenix y llega al lugar con regularidad para buscar trabajo, como lo ha hecho de manera ocasional en los últimos 13 años. Ha notado que el número de jornaleros que buscan trabajo ha aumentado, pero no al nivel que había antes de la recesión.

"Hace 13 años tal vez se podría encontrar 100 personas, demasiada gente en busca de trabajo'', dijo. "Ahora, tal vez haya 60 personas al día''.

Según el activista Salvador Reza, en repetidas veces se les ha instado a los jornaleros a desalojar los estacionamientos argumentando que dan mal aspecto

Deleon Hawkins, quien vino a Phoenix de Salt Lake City para visitar a su hermana durante la semana del Super Bowl, se unió a los jornaleros regulares un lunes reciente para buscar trabajo. Dijo que no tuvo problemas para encontrar trabajo ninguno de los días que llegó, incluso le pagaron $120 por ayudar a demoler una estructura.

"Por lo general, para la 1 p.m. en punto ya conseguí algo aquí'', contó.

En Mesa, se puede ver a más de una docena de hombres que buscan trabajo en el área de las calles Broadway y Gilbert, una intersección que se volvió el centro de atención de la ciudad hace más de 10 años, cuando se congregaban grupos más grandes.

David Luna, concejal de Mesa, quien formó parte del grupo de trabajo de jornaleros de Mesa a fines de los años 90, sostuvo que la actividad de los jornaleros puede considerarse como un repunte, pero no se acerca a los niveles alcanzados antes de la recesión y las duras medidas que se tomaron en contra de la inmigración.

"No creo que ahora sea un problema, porque probablemente no hay tantos como solía haber', manifestó. "Este asunto realmente no ha surgido como uno que deba abordarse''.

Cuando Luna era parte del grupo de trabajo, Mesa consideró abrir un centro de jornaleros para que estos se congreguen, pero no se pudo llegar a un consenso, señaló. Luna no descartó la posibilidad de que el tema se ponga nuevamente sobre el tapete en Mesa.

"Definitivamente, cuando se aprobó la ley 1070, hubo consternación en dicha comunidad ( de jornaleros)", dijo. "Ahora que las cosas se han calmado, tal vez veamos un repunte".

Centros para jornaleros

Reza abrió un Centro de Trabajo Macehualli cerca de 25th Street y Bell Road hace 12 años, el cual servía como lugar de reunión de jornaleros. En sus primeros años, el centro atraería a aproximadamente 150 personas al día con la esperanza de encontrar trabajo, contó Reza. En la actualidad, hay algunas docenas de personas todos los días, y aproximadamente 10 personas por día encuentran trabajo.

Reza indicó que el año pasado un fallo de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos (que bloqueó terminantemente una parte de la ley 1070 diseñada para impedir que los jornaleros se paren en las esquinas de las calles) ha facilitado el regreso de trabajadores a lugares tales como Home Depot y las esquinas de las calles. Una corte de primera instancia impuso un mandato judicial en contra de la disposición alegando que los trabajadores tenían el derecho constitucional de buscar trabajo. La corte de circuito declaró procedente dicha decisión.

"Algunos de los departamentos de policía se están relajando. No quieren que se les acuse de tomar un sesgo racista", sostuvo Reza. "En este momento, lo que tiene que hacerse, esperemos, es que la policía se dé cuenta que es mejor trabajar con ellos que penalizarlos. Una vez que los humanizas, es mejor ''.

La historia es la misma en el centro de jornaleros de Chandler dirigido por el reverendo Jose P. Gonzalez en la Light and Life Free Methodist Church, que está ubicada al frente de Circle K donde se reúnen los jornaleros. Entre 25 y 30 personas al día se congregan al amanecer en el centro de la iglesia, muchos menos que los aproximadamente 100 que llegaron cuando el centro abrió sus puertas en 2003, dijo Gonzalez.

La recesión aparentemente fue lo que más los hacía desistir, pero hay indicios de que nuevamente habrá más trabajo para los jornaleros, señaló. "En la actualidad, diría que hay 30% más trabajo debido a la construcción", dijo Gonzalez, pastor de la iglesia de Chandler desde hace 34 años.

Gonzales indicó que muchos jornaleros prefieren pararse en las esquinas de la calle porque en el centro se ven obligados a registrarse y a cumplir las normas.

El sargento Joe Favazzo, vocero de la policía de Chandler, dijo que los oficiales han trabajado para lograr una empatía con la comunidad mayormente latina. El departamento limita la aplicación de ley a los jornaleros a situaciones en las que alguien pudiera estar causando un disturbio o esté acosando a los demás.

"Con los trabajadores nuestro enfoque ha sido prácticamente de no intervención", contó.

La policía anima a los jornaleros a utilizar el centro, que exige a las personas que contratan trabajadores a registrarse y asegurar que estos recibirán su pago. "Hemos intentado transmitir este mensaje a los trabajadores. Cuando alguien se detiene y te subes a la parte posterior del camión, no sabes en lo que te estás metiendo", expresó Favazzo.

Favazzo señaló que hace varios años había más problemas con los jornaleros, por ejemplo, miccionaban en la vía pública y piropeaban a las mujeres que transitaban por ahí. Sin embargo, últimamente, los grupos se portan bien la mayoría de las veces. La policía únicamente indaga sobre el estado migratorio si la persona es arrestada por otro motivo, dijo Favazzo.

La Oficina del Sheriff del Condado Maricopa, que ha recibido críticas y elogios por sus acciones y medidas drásticas en contra de las personas que se encuentran en el área de Phoenix y que están en el país sin papeles, no atendió nuestra invitación para emitir su comentario.

Jornaleros se congregan a las afueras de CircleK cuando se les acerca una camioneta de Uhaul en la avenida Arizona en Chandler

Trabajadores de larga data

Benjamin Juarez, quien vive en Chandler, dijo que se para en las esquinas de las calles de Chandler en busca de trabajo como jornalero desde hace 20 años.

"Hago los trabajos que estén disponibles: jardinería, mudanza, techado", dijo. "Vengo aquí todos los días''.

Juarez, quien llegó de Rocky Point en México, contó que definitivamente ha habido un aumento de trabajo, en particular en mudanza y jardinería.

Rosalio Camacho dijo que desde hace 25 años sobrevive como jornalero además del trabajo que realiza en los campos de cítricos del este del Valle.

"He trabajado y nunca he tenido ningún problema aquí'', dijo Camacho (66 años) en español a través de un intérprete. Dijo que hace poco consiguió un trabajo de jardinería que le pagó $300 por un mes.

Jesus Rendon, un trabajador del turno de mañana de Circle K de Chandler, dijo que a la tienda no le molestan los jornaleros que se reúnen en las veredas al frente de la tienda. Por lo general, los hombres no causan problemas.

"Lo único que hacen es apresurarse al camión, si este se detiene', dijo. "De lo contrario, son personas honradas que simplemente están tratando de ganarse la vida''.