Según la tradición católica, en 1531 la Virgen pidió a Juan Diego que llevara al obispo fray Juan de Zumárraga el mensaje de que se le construyera un templo en ese lugar, el cerro del Tepeyac

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La Virgen de Guadalupe es el icono número uno de México y su Basílica el lugar religioso más visitado del mundo después de La Meca; se calcula que unos doce millones de peregrinos rinden durante una semana un fervoroso homenaje a la Virgen y le piden salud y prosperidad.

En el área metropolitana de Phoenix, miles de devotos también le rinden homenaje a la patrona de México con procesiones como y misas especiales en cada una de las parroquias

Patrona de México

Patrona de México, madre de los huérfanos, morenita del Tepeyac, entre otros títulos, marcan la pasión por esta Virgen, cuya Basílica es el lugar religioso más visitado del mundo después de La Meca.

Según la tradición católica, en 1531 la Virgen pidió a Juan Diego que llevara al obispo fray Juan de Zumárraga el mensaje de que se le construyera un templo en ese lugar, el cerro del Tepeyac.

La conquista española se había concretado diez años antes y en ese lugar los aztecas adoraban a una de sus diosas, Tonatzin.

En la última de las apariciones, para convencer al incrédulo obispo, quedó estampada la imagen de la Virgen en la tilma (una especie de poncho) que usaba Juan Diego, guardada celosamente en la Basílica.

La extraordinaria devoción de los mexicanos por su Virgen les lleva a colocar pequeños altares con su imagen en los lugares más inverosímiles, como las puertas de los prostíbulos, las cantinas, los subterráneos, los mercados y, por supuesto, los autos, las paradas de taxi y los autobuses.

Aunque en los doce meses del año se realizan las peregrinaciones de fieles, el 12 de diciembre rebasa todas las expectativas y se convierte en un día especial en la capital mexicana.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/12/11/pasion-guadalupana/20274009/