SUBSCRIBE NOW

Colectan firmas para pedir cese de policía anglosajón que mató a afroamericano en Phoenix

AP
Justicia por Rumain, dice esta pancarta.


PHOENIX, Arizona-- Activistas de Arizona iniciaron el martes una petición por internet que busca recolectar firmas para presionar al jefe de la Policía de Phoenix con el fin de presentar cargos en contra del policía anglosajón que mató la semana pasada a un hombre afroamericano.

La petición, impulsada por la activista local DeeDee García Blase en sitio web (Change.org), solicita que el policía involucrado sea suspendido de su puesto para que se le puedan presentar cargos.

En la misiva, también se pide al jefe de la Policía, Daniel García, sea imparcial durante la investigación de la muerte el pasado 2 de diciembre del afroamericano Rumain Brisbon.

NOTA RELACIONADA: Revelan nombre de policía que mató a afroamericano en Phoenix

Brisbon, de 34 años de edad y padre de cuatro hijos, murió durante un enfrentamiento con un policía quien confundió una botella de medicamento con un arma de fuego que traía el sospechoso en su pantalón durante un forcejeo.

Según la versión policial, Rumain Brisbon estaba vendiendo drogas en un auto cuando el policía le pidió que levantara las manos, orden a la que el sospechoso no accedió.

Brisbon corrió hacia un edificio de apartamentos, donde ambos comenzaron un forcejeo durante el cual el sospechoso metió las manos en los bolsillos del pantalón, lo que, según el relato de la Policía, hizo pensar al agente que tenía un arma.

NOTA RELACIONADA: Policía mata a un afroamericano desarmado en Arizona

El policía, identificado como Mark Rine, un veterano de 7 años en el Departamento de Policía de Phoenix, le disparó dos tiros en el torso que provocaron la muerte del sospechoso.

No obstante, la familia del muerto asegura que el hombre solo había salido a comprar comida para sus hijos y que lo mataron enfrente de su novia y una de sus hijas.

Rumain Brisbon acompañado de dos de sus hijas, en foto tomada en diciembre de 2013.

El resultado de la autopsia dado a conocer ayer por las autoridades reveló que Brisbon falleció a consecuencia de múltiples disparos recibidos en el torso.

Por el momento, su muerte ha sido clasificada oficialmente como "homicidio", lo que significa que murió a manos de otra persona y no que se haya cometido un delito.

Una vez terminada la investigación, será la Oficina del Procurador de Justicia del condado Maricopa quien se encargará de determinar si el oficial involucrado enfrentará algún tipo de cargos.

Mientras tanto varias marchas y vigilias se siguen llevando a cabo en las calles de Phoenix y Tucson, donde se exige justicia en el caso y un alto al perfil racial por parte de las autoridades.