SUBSCRIBE NOW

Juliana  Figueroa reclama a sus hermanos herencia de Joan Sebastian

Juliana Figueroa reclama a sus hermanos, que no le han entregado la herencia que supuestamente le dejó su papá, Joan Sebastian.

Diana García
Corresponsal en la Cd. de México
Aun no ha concluido el juicio por la herencia de Joan Sebastian y su hija Juliana ya está reclamando, al parecer sin razón, a sus hermanos.

A cinco años y medio de la muerte de Joan Sebastian, los problemas por la indefinición del juicio por la sucesión testamentaria, ha hecho mella en la relación de sus seis hijos vivos José Manuel, Julián, Zarelea, Juliana, Deyavé y Marcelia y de sus nietos, hijos de los desaparecidos Trigo y Juan Sebastian, quienes también están considerados en esta querella.  

Hace un año, los hijos de Juan Sebastian, acusaron que viven en albergues públicos, porque no tienen dinero para mantenerse, ya que nadie de la familia Figueroa se ha hecho cargo de seguir manteniéndolos como hacía su abuelo desde que falleció su padre y aunque están considerados como herederos, no han recibido nada, mientras sigue el juicio y se obtiene la sentencia que indicaría qué le pertenece a cada quien.

Esta vez, quien arremetió en contra de sus hermanos y alzó la voz, fue Juliana Figueroa, hija de Joan y de Érica Alonso,  quien contestó a sus hermana Marcelia, el que la juzgue por hacer público que hasta fecha, ella no ha recibido absolutamente nada de la herencia de su padre, a diferencia de ellos, sus hermanos, quienes supuestamente están habitando casas que le pertenecieron a Joan y usufructuando las tierras que dejó.

“José Manuel tiene sus casas en Juliantla, ¿verdad?, Julián en Las Palmas, tú, tienes una casa en Tabachines, igual como a D'Yave le corresponde la casa está al lado de Las Palmas verdad. Y a Zarelea ya le dieron una casa en Juliantla y una casa en Las Vegas. ¿Y dónde está mi casa?, porque yo también soy hija”, expresó Juliana.

Aunque aseguró que ella vive muy bien en Texas, gracias a que su padrastro goza de muy buena posición económica, reclama las propiedades a las  que tiene derecho como hija de Joan, porque debe ser trata en igualdad.

“Yo no aparecí después, yo viví en un matrimonio, yo fui criada en un matrimonio, entonces si yo digo las cosas falsas, la verdad no gano nada, si como ustedes dicen, yo vivo muy bien, gracias a Dios, pero no por eso no me pertenece lo que mi papá me haya dejado", indicó.

Lamentó que sus hermanos, aseguren que no han cobrado la herencia de su padre, cuando cada uno tiene propiedades que le pertenecieron a Joan y ella no tiene nada, pues si bien es cierto que Joan compró una casa en Texas para que ella viviera, está a nombre de su mamá, y no de ella.

"Y a lo que voy a ir, es que, bueno, está bien, pero qué me corresponde a mí, porque mi papá tenía una colección de relojes, yo no tengo ninguno, y ok, lo que me dejó en McAllen... ¿que me dejó?, ustedes vengan a checarme qué me dejó. Y si me dejó algo fue de mi mamá, no es mío, eso es muy fuera y muy punto y aparte de mí, que soy su hija, igual como ustedes. O sea, honestamente, a mí no me han dado nada, o sea, si ustedes quieren creerse todo lo que ustedes dicen, créanlo, pero no es la verdad. A mi me da mucha triste que ustedes vivan en una burbuja de mentiras todo mundo tiene su casa excepto yo”, señaló la joven.

Aún no termina el juicio y no se han repartido los bienes

Ante las declaraciones de Juliana, en las que asegura que sus hermanos ya se repartieron la herencia, Maribel Guardia, madre de Julián Figueroa, aseguró que hasta donde ella tiene conocimiento, el juicio por la sucesión testamentaria, aún no tiene sentencia definitiva, y no se ha repartido nada,  y si bien es cierto que los hijos de Joan están disfrutando de algunas de sus propiedades, es porque él, en vida, se las cedió y esas no entraron en el inventario del juicio.

Indicó que sabe, que todos los herederos de Joan, están bien enterados de la situación, por lo que desconoce el por qué del reclamo de Juliana, a quien ella aprecia, y su hijo quiere mucho.

Un juicio largo

En 2019, Marco Chacón, representante legal de Julián Figueroa, nos explicó detalladamente  los pormenores de la sucesión testamentaria de Joan, y subrayó que el total de la herencia sería repartida entre sus ocho hijos, seis vivos y  dos fallecidos Trigo y Sebastián, cuyos hijos tendrán que repartirse lo que a cada uno corresponda.

En aquel momento, el abogado señaló que el proceso se había alargado  por lo complejo de la recopilación de bienes.

“Ya terminó todo el tema del inventario,  ya están establecidos los bienes, lo siguiente sería llegar a un acuerdo de repartición, claro, todavía no hay acuerdo de repartición sobre la mesa, nadie se está peleando, todos están de acuerdo en el proceso”, señaló en 2019 el abogado.

Sobre la demanda que interpuso Érika Alonso, madre de Juliana, Marco Chacón explicó que esto se debe a que ella vive en Estados Unidos. 

“Ella abrió un proceso en Estados Unidos, porque ella vive allá,  yo no lo quiero ver como una cosa que esté en desacuerdo, sino como un tema legal; tú pones un proceso en el lugar donde vives, ella, y la mamá de Juliana vive en McAllen, Texas, y ahí, ella  fue y abrió un proceso sucesorio en Estados Unidos,  porque además, hay bienes en Estados Unidos y la sucesión en México nunca ha pedido la atracción de los mismos”, indicó.

Asimismo, el abogado aclaró en aquel momento, que los fallecidos Sebastián y Trigo Figueroa, sí están incluidos en la sucesión testamentaria, ya que ellos no pueden quedar fuera, aún cuando físicamente ya no están. 

“Ningún heredero puede dejar afuera a nadie, no es como yo soy heredero y decido qué tú que eres mi hermano, no recibas nada, eso no funciona así, desde un principio se hizo el llamado a todos los herederos”, explicó Chacón.

El abogado agregó en aquel momento, que la herencia de Joan se dividirá en partes iguales entre todos sus hijos, vivos o muertos, en este último caso, serán los descendientes de ellos, los beneficiados, pero no directamente.

“Lo que mucha gente piensa es que se divide por el número de nietos y no es así,  se divide por el número de hijos, lo que quiere decir que cada uno de los hijos de los herederos fallecidos recibe la parte correspondiente. En este caso los hijos de Trigo  y Sebastián, van a recibir la parte que les correspondía a ellos o sea, si tú tienes diez hijos y falleces, tus hijos van a recibir tu parte dividida entre  diez”, indicó.

Aseguró que las regalías, así como los bienes del cantante, serán repartidos en partes iguales. 

“El estado de Morelos, lo que determina es que van partes iguales para los herederos. Las regalías cuando se determine, van a repartirse  en partes iguales,  la marca no es susceptible de dividirse,  si tú explotas la marca y recibes 10 pesos,  esos diez pesos  se dividen  entre los herederos”, puntualizó Chacón en 2019, situación que hasta ahora no ha sido resuelta por la juez que lleva el caso.

TE PUEDE INTERESAR: