CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Como pocas veces lo hace, Bárbara Mori abrió su corazón y confesó lo difícil que fue su relación al lado de Sergio Mayer, con quien nunca se sintió valorada y fue súper infeliz.

"Yo me miraba al espejo y sentía que no servía para nada. Me sentía absolutamente desvalorizada. Yo era súper infeliz”, confesó la actriz en una plática online con su amiga, la también actriz Marimar Vega.

Bárbara estuvo al lado de Sergio durante cinco años,  durante los cuales procrearon a Sergio, el único hijo de la actriz, por el que dice, aguantó tanto tiempo la relación, pues no quería que como ella, padeciera la separación de sus padres.

“Luché más años, porque quería que mi hijo no viviera lo mismo que yo viví:  la separación de sus papás”. Hasta que me di cuenta de que yo ahí no iba a ser feliz y él me veía todos los días y yo quería que me viera bien”, agregó la actriz.

Bárbara agregó que en esa relación con Sergio Mayer, ella era una chica muy insegura, falta de amor, producto de la dura infancia que tuvo al sufrir la separación de sus padres, y, confiesa, que prácticamente, vivía bajo sus órdenes, el era su pareja, el padre de su hijo, su manager y manejaba su dinero.

Separarse del padre de su hijo, fue una decisión que le costó mucho trabajo tomar, porque si bien ella quería ser feliz, sacar a su hijo adelante, hacerse cargo de sus contratos, pagar su renta, no era capaz de tomar la decisión, tenía miedo de enfrentarse sola a la vida.

Fue, revela, gracias a la también actriz Adriana Lavat, a quien conoció mientras filmaban la cinta “Inspiración” (2001), que aceptó que su felicidad estaba lejos de Sergio y decidió separarse de él.

“Yo no la conocía a ella (Adriana Lavat) pero luché muchísimo para que estuviera en la película, después me di cuenta por qué, las cosas pasan por algo, porque después estuvimos ella y yo noches hablando,  yo le decía cómo me sentía, la realidad, y ella me decía:  “tienes que ser tú, eso es lo más importante: nuestra felicidad, tienes que luchar por ti” y la escuché tanto, que llegué  a México y me  separé”, señaló.

Cuando dejó a Sergio,  confiesa Bárbara, que  se sintió liberada y su vida dio un cambio radical.

“El día que me separé, las puertas del cielo se empezaron a abrir, porque aparte él era mi manager, tenía mi dinero, había muchas cosas por las que me daba pavor tomar esas decisiones. Cuando me separo, con todo este miedo de decir: “cómo voy a enfrentar la vida”, pues dije: “a ver cómo le hago”,  agarré a mi hijo de la mano y me salí de esa casa y me fui y empecé una nueva vida y se me empezaron a abrir las puertas", indicó.

A lo largo de la charla con Marimar, Bárbara detalló cómo a partir de ahí, ha ido trabajando espiritualmente y con psicoanálisis, en ella misma, en su amor propio, sanando sus heridas, con su familia, con su entorno, siempre buscando el estar bien, cerrando heridas y valorando cicatrices, al grado que logró reconciliarse de corazón con sus padres, con el padre de su hijo y hoy es una mujer plena.

MÁS NOTICIAS DE ENTRETENIMIENTO:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2020/07/15/barbara-mori-confiesa-que-era-super-infeliz-con-sergio-mayer/5444915002/