SUBSCRIBE NOW

Julián Gil seguirá luchando por ver a su hijo Matías

Julián Gil señala que su hijo Matías, siempre llevará su sangre y eso nadie se lo va a poder quitar

Diana García
Corresponsal en la Cd. de México
Julián dice que no se dará por vencido en la lucha por poder convivir con su hijo y verlo crecer de cerca.

Aunque hace unos días Julián Gil dijo que ya no pelearía más con Marjorie de Sousa en los tribunales, por la patria potestad de su hijo, porque sentía que era una batalla perdida, dejó atrás el pesimismo y el agobio que todo esto le ha causado, sobrepuso su amor de padre y aseguró que nunca dejará de luchar por él.

“Ha sido muy fuerte el descaro y la desfachatez de la señora en presentar esta demanda para separarme de mi hijo. No tiene vergüenza de lo que está haciendo. Han tejido muchas artimañas en todo el proceso. He sufrido atropellos, amenazas, calumnias y acusaciones en mi contra. Nunca dejaré de luchar por mi hijo Matías”, expresó el actor a través de un comunicado.

Lo que sí hace el actor, es prepararse para todos los escenarios, pero siempre bajo la premisa de no darse por vencido porque Matías tiene de derecho de crecer también a su lado.

“El tiene el derecho de criarse con una figura paterna y tener una sana convivencia con su padre. Ella tendrá que explicarle a mi hijo Matías por qué le falló y lo privó de su padre. El juez de la señora será Matías. Se ve que la señora lo único que tiene es un interés económico”, indicó.

El actor espera que Marjorie algún día pueda explicarle Matías, todo lo que hizo para separarlo de su padre.

“Es inconcebible la demanda de la señora, negarle a un padre que quiere estar presente en la vida de su hijo. ¿Cómo se lo vas a explicar a mi hijo Matías que le privas su derecho de tener una figura paterna y convivir con su padre?”.

Finalmente, aseguró que aún cuando perdiera la batalla legal, a su hijo nadie le podrá quitar la sangre Gil que corre por sus venas.

“Le podrán borrar la figura paterna a mi hijo Matías, le podrán borrar a su padre, pero lo que no le podrán quitar es la sangre que le corre, que es mi sangre. Es mi hijo Matías y lo amo. Mi corazón está lleno de amor, lo que tengo es impotencia de no poder estar en la vida de mi hijo por caprichos de la señora. Pido a Dios y la Virgen que la perdonen por el grave error que está cometiendo. Y que le den sabiduría para que en su momento pueda pedir perdón y explicarle sensatamente a Matías el error que cometió de separarlo de su padre”, puntualizó Julián.

TE PUEDE INTERESAR: