CLOSE

El gobernador Doug Ducey anunció esta semana que estos centros acuáticos podrían reabrir con precauciones de seguridad adicionales

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

READ IN ENGLISH

Las familias ya pueden obtener un respiro de las altas temperaturas luego de que  las piscinas públicas han sido autorizadas para reabrirse desde el miércoles 13 de mayo.

El gobernador Doug Ducey anunció esta semana que estos centros acuáticos podrían reabrir con precauciones de seguridad adicionales, después de haber permanecidos cerrados más de un mes, durante la nueva pandemia de coronavirus.

La oficina del mandatario solicitó que los operadores de las albercas implementen medidas de distanciamiento físico y aumenten los esfuerzos de limpieza en los establecimientos. Los eventos grupales y las clases de natación deben ser limitados.

Los operadores deben seguir unas pautas adicionales publicadas la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), afirmó Ducey.

Se ordenó el cierre de las piscinas públicas ubicadas en parques, complejos de apartamentos y hoteles el pasado 4 de abril, junto con otras áreas de los parques que no "permitían el distanciamiento físico recomendado o la higiene adecuada".

Los complejos acuáticos más grandes, como el parque cubierto en Great Wolf Lodge en la Reserva del Río Salado y Six Flags Hurricane Harbor Phoenix, al oeste del Valle, cerraron a mediados de marzo como medida de precaución, cuando el número de casos de COVID-19 comenzó a aumentar en Arizona.

A medida que el estado comenzó a despertarse de un letargo de un mes, la semana pasada, Ducey se demoró en abrir piscinas públicas hasta que la administración recibió más sugerencias de los funcionarios de salud pública.

Aunque los expertos de salud han advertido contra la reapertura demasiada rápida de varios estados, es poco probable el contraer el COVID-19 del agua, porque el cloro es efectivo para matar el virus según los CDC.

Sin embargo, hay otros problemas que los operadores de piscinas deben considerar al reabrir, cómo el mantener el distanciamiento social entre los visitantes y aumentar los esfuerzos de limpieza en las áreas de mucho contacto.

Aumento del saneamiento, y el distanciamiento físico

¿Se puede contraer coronavirus de una piscina pública o un tobogán de agua? Los expertos lo explican luego de que Arizona reabre las puertas de sus centros acuáticos.

Las pautas publicadas en el sitio de internet del gobernador exigen que los visitantes se queden en casa si están enfermos, y cuando acudan se mantengan al menos a 6 pies de distancia de los otros usuarios de la piscina y eviten tocarse la cara.

Los que acudan a los albercas deberán usar desinfectante para manos después de salir de la piscina y lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos cuando lleguen a su casa.

Los funcionarios estatales de salud pública recomiendan que los operadores de piscinas:

  • Limiten el número de personas en la piscina a la vez,  para garantizar el distanciamiento físico entre los usuarios.
  • Aumentar el espacio entre los sillones de descanso.
  • Desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia, las sillas de la piscina, las mesas y otros muebles junto a la alberca.
  • Proporcionar desinfectante de manos o acceso a agua y jabón para empleados y visitantes.
  • Examinar a los empleados para detectar síntomas de COVID-19 antes del inicio de su turno.
  • Proporcionar y exigir a los empleados que usen cubrebocas de tela para la cara. (Las cubiertas faciales no deben usarse en el agua).
  • Hacer que los visitantes traigan sus propias toallas.

Los CDC recomiendan que los operadores desinfecten los pasamanos, los toboganes y eviten alquilar aparatos para la piscina como gafas, flotadores y juguetes que se comparten entre los visitantes. Los operadores deben desinfectar los artículos si estos se prestan entre los asistentes.

Límite de las clases grupales

El estado recomienda evitar eventos grupales y las clases, si no se puede mantener el distanciamiento físico entre los asistentes.

Si las clases deben continuar, el estado recomienda limitar el número de participantes en una clase o evento, escalonando los horarios de entrega y recogida y limitando a los visitantes o voluntarios no esenciales.

Los operadores deben considerar evaluar a los empleados y visitantes para detectar síntomas del virus, especialmente a los niños que pueden tener dificultades para mantenerse a seis pies de distancia de los demás.

No se recomienda compartir el equipo de la piscina, especialmente los artículos que son difíciles de desinfectar, como las gafas o los clips para la nariz.

Viajar para ir a nadar a alguna piscina en específico y otros eventos en las áreas acuáticas se deben limitar para evitar la mezcla de personas de diferentes zonas.

Operadores de las piscinas ansiosos por abrir

Los operadores de los parques acuáticos y piscinas públicas estaban ansiosos por abrir a medida que se acerca el verano.

Golfland en Mesa planeó reabrir sus toboganes de agua el viernes pasado, cuando otros minoristas abrieron sus puertas.

La compañía recibió la aprobación para considerar la recreación al aire libre, que Ducey ha catalogado como un servicio esencial, aseguró a The Arizona Republic Tony Jones, portavoz de Golfland.

Sin embargo, Golfland se demoró en abrir cuando los funcionarios estatales, del condado y de la ciudad reevaluaron si era seguro que el parque volviera a abrir.

"Estaba destinado a ser una apertura tranquila, pero generó mucha emoción. Si bien teníamos planes para limitar la capacidad, nos pidieron que hiciéramos una pausa mientras reevaluaban la situación", dijo Jones en un correo electrónico.

Otros parques acuáticos aún no han anunciado planes para reabrir.

Great Wolf Lodge, una marca de resort que opera un hotel y un parque acuático cubierto cerca de Scottsdale, cerró temporalmente sus hoteles en todo el país a mediados de marzo por preocupaciones sobre el nuevo coronavirus.

La compañía esperaba reabrir el pasado 2 de abril, pero retrasó la apertura hasta por lo menos el 19 de mayo, ya que los gobiernos locales y estatales, pidieron medidas adicionales de distanciamiento social.

Six Flags Hurricane Harbor Phoenix anunció un día antes de que se abriera para la temporada el pasado 14 de marzo, que planeaba permanecer cerrado. El parque ahora planea reabrir a mediados de mayo, según un anuncio en Twitter.

Traducción Alfredo García

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2020/05/13/las-albercas-en-arizona-se-han-abierto-y-esto-es-lo-que-se-puede-esperar/5187142002/