Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los fanáticos de Phoenix tuvieron que soportar una espera de seis meses más, luego de que Shakira pospusiera en febrero la serie de conciertos de su gira mundial denominada El Dorado y después de que la superestrella colombiana recibiera la orden de descansar sus cuerdas vocales.

El domingo 26 de agosto no dio muestras de padecer efectos persistentes, cuando dio una actuación en la Talking Stick Resort Arena que fue cautivadora, salvaje y francamente majestuosa.

Para una artista que ha roto las fronteras musicales y todas las ideas preconcebidas sobre cómo triunfar en el mundo del pop / rock latino durante la mayor parte de su carrera, este momento, hace difícil imaginar que una figura de la talla de Shakira pueda sentirse limitada. Después de todo, desde su debut en 1995 ella ha doblegado una creatividad poco convencional en su enfoque de la música, infundiendo su sensibilidad al pop latino con ritmos de rock and roll, tonos árabes y un falsete único característico.

Pero al principio de su presentación, literalmente apareció encadenada a un bloque de concreto. Tal vez fue representando el largo descanso de siete años entre sus Tours o el aplazamiento para descansar su voz, lo que la hizo sentirse atada. O a lo mejor solamente es una loba que necesitaba recordarles a todos que no puede ser contenida. De cualquier manera, se liberó de sus grilletes y brilló durante toda la noche mientras interpretaba éxito tras éxito.

Shakira subió al escenario un poco después de las 9 de la noche y rápidamente lanzó su himno pop / rock melódico "Estoy Aquí". Ataviada con una camiseta negra con estampado de tigre, pantalones moteados en negro y dorado, salió brincando y levantando las manos en el aire. Respaldada por enormes pantallas de video y una larga pasarela que se extendía hasta los asientos del piso, generando espectáculo suficiente para satisfacer a la multitud.

Cuando las luces volvieron a encenderse, Shakira apareció sentada en el centro del escenario y encadenada al bloque de cemento antes mencionado. Los tambores aceleraron su ritmo, y ella comenzó a moverse como una marioneta poseída, balanceando la cabeza hacia adelante y hacia atrás y haciendo saltar los hombros y el pecho al ritmo de los latidos.

Las percusiones fueron al máximo, y finalmente se liberó y soltó un aullido de lobo. Ella dejó que sus garras llegaran a la pista de baile con "Ella es una Loba", llevando a la multitud a lanzar "aah hoo" ante los aullidos y los sugestivos movimientos de baile.

Ella pasó rápidamente de una poderosa roquera a una diva de la danza en el transcurso de la noche con temas llenos de angustia como el "Si Te Vas", de su disco de 1998 "Dónde Están los Ladrones?" y el favorito del público, "Nada", parte de su último material "El Dorado". Shakira se tomó el tiempo para dirigirse a sus admiradores en inglés y en español, y la multitud en el recinto cantó al unísono todos sus canciones favoritas y aclamó las oscilaciones de sus caderas.

Para los temas a dúo como "Perro Fiel" y "Chantaje", Nicky Jam y Maluma hicieron aparición con sus versos en las pantallas.

Uno de los momentos más destacados de la noche fue una secuencia cinematográfica que se produjo cuando llevaba alrededor de una hora, cuando el humo se cubrió al escenario y apareció una escultural Shakira con una máscara dorada detrás de la cabeza, blusa a la cintura y falda oro ceñida. Inmediatamente inició su rutina de baile del vientre, una actuación fundamental de la cantante, antes de irrumpir con su gran el éxito de 2001, "Cuando sea, donde sea ", y finalmente cubrir a sus fanáticos con confeti dorado.

Ella estableció un ritmo frenético y feroz para cerrar el espectáculo con unas combinaciones de música latina con sabor a "Loca" y "Rabiosa", seguido por el club-banger "Dare (La La La)" y el himno de la Copa Mundial de la FIFA , "Waka Waka (Es el Tiempo de África)". Cerró con una triunfante victoria en "Las Caderas No Mienten", y llevó al máximo su destreza vocal para finalizar en el dúo del 2017 junto a Carlos Vives "La Bicicleta".

Fue un recordatorio sensacional de lo que hace que esta estrella internacional brille tan increíblemente como lo hace.

Lista de éxitos que cantó

  • Estoy Aquí
  • Ella es una Loba
  • Si Te Vas
  • Nada
  • Perro Fiel
  • Debajo de tu ropa
  • Me Enamoré
  • Inevitable
  • Chantaje
  • Cuando sea, donde sea
  • Amarillo
  • La Tortura
  • Antología
  • No puedo recordar olvidarme de ti
  • Loca / Rabiosa
  • La La La
  • Waka Waka (Es el Tiempo de África)
  • Toneladas
  • Las caderas no mienten
  • La Bicicleta
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2018/08/27/shakira-concierto-phoenix-arizona-el-dorado-tour/1113884002/