Los murales y arte callejero en el centro de Phoenix se ha visto afectado por el desarrollo urbano

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Si las paredes de Phoenix pudieran hablar sus voces podrían ser irreconocibles, al menos según las personas que las pintan para ganarse la vida.

Los artistas de Phoenix están sintiendo los efectos de la gentrificación en el centro de la ciudad, donde dicen que un mayor desarrollo está empujando a las comunidades que pusieron de moda algunos de los principales vecindarios.

"Va a pasar, y así sucede en todas las partes donde ocurre algo novedoso", dice Nyla Lee, una de las más novedosas artistas de la escena artística del centro de Phoenix. "Si algo está caminando bien y sale dinero, obviamente la gente va a llegar hasta ahí". Pero no es necesario que haya una cafetería en cada calle lateral ".

¿Qué es la gentrificación?

Una definición general de gentrificación, según Michelle Dodds, oficial de preservación histórica de Phoenix, es la forma en que el área cambia con el tiempo: cuando los lugares más antiguos, más pequeños y más accesibles se vuelven modernos y atraen a los desarrolladores. El fenómeno no es exclusivo de Phoenix.

Cuantas más comunidades puedan mantener un sentido de identidad del lugar durante todo el proceso, mejor será, dice Dodds.

Yai Vila, una artista madrileña, dice que eligió pintar en el centro de Phoenix porque es una fuente de energía creativa. Muchos de sus colegas artistas tuvieron que mudarse debido a los elevados precios del alquiler, dice ella.

La comunidad de artistas no entiende cómo cada vez surgen más y más edificios a su alrededor, dice, y todos sienten los cambios.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

"Hacen que sea difícil adaptarse porque se olvidan de las personas que estaban aquí antes y son de bajos ingresos", expone Vila. "Simplemente esto apesta, en términos generales, hay personas que nos están haciendo esto, pero es una mierda que simplemente no nos tengan en mente. Simplemente nos empujan fuera en lugar de permitirnos ser parte de esto ".

Vila asegura que entiende cómo la gentrificación puede traer crecimiento a un área, pero eso no significa que el cambio sea fácil de soportar.

"La gentrificación es cambio, y duele, y ... lo odio", dice ella. "Porque es muy injusto para todos, pero al mismo tiempo, es como si no pudieras evitarlo". Las personas en el poder harán lo que quieran ".

Thomas "Breeze" Marcus, un artista que ha estado pintando en Phoenix por más de 20 años, dice que su identidad como Akimel O'odham y Tohono O'odham le da una perspectiva diferente sobre la gentrificación. Cuando sus antepasados del Salt River y las áreas del río Gila fueron reubicados a la fuerza en las reservas a fines del siglo XIX, no se les permitió ingresar a partes desarrolladas de la ciudad que luego se convirtieron en Phoenix, o estaban bajo muchas restricciones al ingresar a la ciudad.

"La gente se enoja porque las casas históricas ya no existen o porque los edificios históricos están siendo derribados y estos nuevos edificios se están construyendo", comenta. "Pero nuevamente, desde esta perspectiva indígena, nativa, ¿a quién le importa eso?"

Él dice que esta parte de la conversación es generalmente una que la mayoría de la gente olvida.

"Es bueno, sí, enfadarte de que eso se haya ido, pero deberías también estar enojado porque el medioambiente se ha ido, porque ha sucedido antes, y va a seguir sucediendo", comenta.

Cómo los artistas pueden coexistir con el desarrollo

El camino Roosevelt y la Avenida Grand son dos áreas con una alta concentración de artistas, y el arte callejero como los murales, son una vista común.

Hay menos galerías en Roosevelt que en el pasado, dice Marcus, pero hay más pintores de murales tratando de entrar en el área del centro de la ciudad.

Los artistas deben ser capaces de adaptarse a situaciones cambiantes si quieren permanecer en un determinado barrio, dice Marcus. Para él, eso significa desarrollar nuevos conjuntos de habilidades, redes y recursos para que los artistas puedan evolucionar constantemente. El proceso no viene sin la prueba y el error, comenta, pero "como artistas es lo que hacemos: crear algo de la nada".

Los nuevos desarrollos "no deberían ser tan excesivos y tan agresivos", dice Isaac Caruso, otro muralista de Phoenix. Sin embargo, los artistas encontrarán maneras de seguir creando arte, incluso si eso significa mudarse a un lugar nuevo cada vez que la gentrificación se desarrolle, expone.

Los desarrolladores pueden encargar a los artistas que realicen murales o esculturas para las nuevas propiedades, indica.

"Tiene un inconveniente, pero lo bueno es que ofrece a las personas como nosotros una fuente de ingresos porque se convierten en nuestros clientes, y siempre vamos a poder encontrar oportunidades para ser creativos", señala Caruso.

Tato Caraveo, un artista de Phoenix más conocido por sus murales surrealistas con un estilo caprichoso, dice que un mayor desarrollo a veces destruye edificios históricos y aumenta el costo de la vida, lo que hace que los artistas se muevan. Sin embargo, no todo el desarrollo es una mala noticia para los artistas, agregó.

"Muchos de ellos se han mudado a otros vecindarios que seguramente serán gentrificados más adelante en unos pocos años", apunta. "También es beneficioso para algunos artistas porque gran parte del desarrollo está incorporando arte".

Phoenix es una "ciudad imán" para el desarrollo, explica Dominic Braham de Local Initiatives Support Corporation en Phoenix. Como algunos artistas, ve aspectos positivos y negativos en el desarrollo.

En el lado positivo, el desarrollo puede proporcionar más recursos y un mejor acceso al transporte y a diferentes organizaciones comunitarias. Pero el desarrollo a menudo no es equitativo, por lo que no todos pueden disfrutar de los beneficios, señala.

Braham dice que las políticas de vivienda deben ser más equitativas y proporcionar viviendas de ingresos mixtos más asequibles. También es necesario que haya más espacios públicos, como parques y centros comunitarios, y asistencia para los inquilinos sobre cómo comprar una propiedad.

La artista Tara Sharpe dice que los artistas generalmente eligen vivir en lugares con menos presión y viviendas más asequibles, especialmente cuando una gran cantidad de su dinero se destina a comprar más pintura, materiales de arte y otras necesidades para su oficio. Como artista, tienes que "bajar tu línea final", explica ella.

"Nos mudamos a estos lugares, los amamos y todas estas otras cosas, y luego le cuestan muy caro", dice ella. "Irónicamente, es como si lo hicieras interesante, pero ese mismo interés se vuelve muy exigente en cuanto a qué puede permanecer y qué tiene un sabor aceptable y qué es menos deseable".

Un barrio, no un distrito de arte

Beatrice Moore se mudó del Warehouse District cuando se dio cuenta de que los desarrolladores estaban buscando construir el estadio ahora llamado Talking Stick Resort Arena. Sabía que eso significaba que los precios de las propiedades aumentarían, por lo que compró un edificio en el área de Grand Avenue en 1992. Desde entonces, Moore ha sido la voz más destacada de Grand Avenue Arts and Preservation.

Ella prefiere no llamar a Grand Avenue un distrito de las artes, porque lo considera como un vecindario, uno donde los artistas no son los únicos residentes.

"Lo que la gente tiene que darse cuenta, número uno, sobre estos barrios es que no se trata de artistas, necesariamente", dice Moore. "Se trata de personas; se trata de comunidades. Y estos barrios tenían gente en ellos antes de que los artistas comenzaran a mudarse. Entonces, la gente habla de artistas como si fueran el final de todos estos barrios, y ese no es el caso ".

Las ordenanzas de zonificación y donde los desarrolladores deciden reunirse para ir de la mano, comenta Moore. Ella dice que los artistas que inicialmente se mudaron a la Roosevelt no se dieron cuenta de que la zonificación de la zona era propicia para edificios de gran altura.

Una vez más, la gente quería vivir en el centro, el mercado y el incentivo para construir más edificios creció en consecuencia, dice ella. Parte del crecimiento ocurrió cuando las viviendas para estudiantes de la Universidad Estatal de Arizona abrieron en el centro en 2008.

Para preservar un vecindario, "realmente se debe adoptar las cosas que hacen que su vecindario sea diverso", apunta Moore. Eso significa abrazar lugares como Horace Steele Commons, una instalación de vivienda de transición, y Teen Challenge Arizona, un centro de rehabilitación.

Limpiar un vecindario es una trampa-22, dice Moore. Por supuesto, hay resultados positivos, pero cuando un vecindario se vuelve más atractivo para más residentes potenciales, los especuladores y los desarrolladores se interesan también.

"Cuando las cosas se ponen demasiado llamativas, desafortunadamente, muchas veces atrae a los elementos incorrectos", dice. "Y por el elemento equivocado, me refiero a los especuladores a los que les podría importar menos lo que realmente le sucede a su comunidad".

Aún así, ella dice que los artistas no deberían dejar de pintar murales solo porque atraiga la atención de los vecindarios. En cambio, Phoenix debería centrarse en crear viviendas más asequibles.

"Hasta que resolvamos el problema de la vivienda asequible, que es un gran problema, las personas seguirán siendo expulsadas de los barrios a medida que se arreglen", señala. "Es solo la naturaleza de la bestia. Realmente tenemos que encontrar una solución, un recurso de gran alcance para la crisis de vivienda asequible que muchas de nuestras ciudades tienen en el medio en este momento ".

Para alquilar un apartamento de dos habitaciones, los residentes del área metropolitana de Phoenix deben ganar alrededor de 19.50 dólares por hora, según un estudio de la Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos. El salario promedio por hora de los inquilinos en Phoenix es de aproximadamente 17.59 dólares.

La importancia del arte callejero

Caruso argumenta que la naturaleza pública del arte callejero es una de sus mejores cualidades. Debido a que es público, es accesible para cualquier persona.

Marcus está de acuerdo. Colgar una obra de arte en una galería podría tener una audiencia limitada, dice, mientras que el arte callejero puede ser visto por cualquier persona.

"Tienes una audiencia más grande, así que ¿qué vas a decir contra eso?", apunta.

Muchos artistas quieren crear "belleza frente a la fealdad", dice Marcus.

"Cuando hacemos arte, en realidad estás diciendo algo profundo", indica. "Tiene algún tipo de sustancia". Estás abordando un problema ".

Caraveo, un artista profesional durante los últimos 25 años, vio a un artista trabajando cuando era un niño y se enamoró de la actividad. Él dice que el arte público puede inspirar a los niños, como le sucedió .

Desde que era una adolescente, Sharpe ha estado exhibiendo y vendiendo arte que generalmente se enfoca en la forma femenina. Su estilo proviene de una hiperconocimiento de los gestos de las personas y la forma en que se comportan consigo, una combinación que ella llamó delicada pero con fuerza.

"Simplemente creo que el arte público en el que nos dirigimos es realmente inspirador, y espero que también inspire a otras ciudades", expone.

Traducción Alfredo García

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2018/08/09/phoenix-artistas-desarrollo-urbano-arte-murales/942369002/