Por ahora, podrá continuar el régimen de visitas en el Centro de Convivencia

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Luego de que Marjorie de Sousa solicitara a un juez que se suspendieran los regímenes de visita entre su hijo Matías y Julián Gil, debido a que el actor había faltado a varias de ellas (aunque estaban justificadas por motivos de trabajo), un juez de lo familiar resolvió a favor del actor, quien podrá seguir conviviendo con su hijo en el Centro de Convivencia Familiar Supervisada de la Ciudad de México.

Dentro de los documentos de la demanda, se explica que las ausencias del actor al Centro de Convivencia, han sido debidamente justificadas, mientras que la actriz no ha presentado lo necesario para que justificar su pedimento de cancelarlas, por motivos de que por trabajo en el extranjero, no tiene a alguien de confianza con quien llevar al niño, haciendo el juez hincapié en que es derecho de menor la convivencia con su padre, así tengan los dos que trabajar. 

NOTA RELACIONADA: Julián Gil puede tomarse fotos con su hijo, pero no publicarlas

A Marjorie se le negó también el pedimento de cambio de residencia del menor, que ella solicitó explicando que constantemente tiene que viajar a  Estados Unidos, ya que es ciudadana americana, además de que tiene propuestas de trabajo en Miami. 

El juez consideró que además de que la actriz no acreditó un contrato fijo de trabajo, (solo propuestas de proyectos), ni dio una residencia fija en el extranjero, el menor no puede salir del país sin la autorización de su padre. Además, que el derecho del menor es tener convivencia con su padre, que a su vez está obligado a convivir con él aunque no viva juntos, por tanto, no puede el menor estar muy lejos, porque haría inaccesibles e incosteables las continuas visitas. 

MÁS: Marjorie de Sousa lamenta que no haya podido llevar una relación sana

Asimismo, también el juez determinó que Julián no violó ninguna regla en el Centro de Convivencias, al tomar una foto a su hijo y subirla en sus redes sociales, como reclamó Marjorie, ya que el personal de supervisión del Centro de Convivencia no reportó que él tuviera una conducta anómala, ni cometiera falta alguna al ordenamiento del juez, ni el menor ha estado en peligro con él.  

También el juez desechó el argumento de Marjorie, al acusar a Julián de hacerse publicidad con el caso, al ventilar  en los medios los pormenores de su problema, ya que el juez sentenció que los dos lo han hecho, como figuras públicas que son, pero eso en nada los ha afectado moralmente, ni influye en el juicio, ni en su resolución.

Finalmente, el juez instó a ambas partes a solucionar sus problemas personales, para beneficio de su hijo, determinando que la convivencia entre padre e hijo es un derecho de ambos, necesaria y obligatoria, así como el cumplimiento y aceptación de ambas partes de otorgarle al menor casa, vestido y sustento. 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2018/05/15/marjorie-de-sousa-juicio-julian-gil-matias/611849002/