CLOSE

El artista se veía muy contento mientras caminaba al lado de su pareja rumbo a la camioneta Cadillac negra que lo esperaba

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MONTERREY -- Sonriente, con una mano sosteniendo una bebida y con la otra bien agarrado de una chica rubia, Luis Miguel se fue a pasar una madrugada regia después de su concierto.
 
Al término de su primer show, a las 0:05 horas de hoy, El Sol abandonó el Auditorio Citibanamex y se dirigió al hotel en el que hospeda en San Pedro... pero sólo permaneció media hora ahí para cambiarse, ponerse cómodo y luego se trasladó al restaurante La Catarina, de Morones Prieto.
 
El artista se veía muy contento mientras caminó al lado de su pareja a la camioneta Cadillac negra que lo esperaba en el estacionamiento del Quinta Real.

NOTA RELACIONADA: Luis Miguel sigue enamorando a sus fanáticos

Con un convoy formado por una patrulla de Monterrey y dos camionetas más, el intérprete salió a la 1:03 horas para llegar cinco minutos más tarde al lugar que ya estaba cerrado para el público... porque a él y a su pareja ya lo esperaban.
 
El cantante, quien esta noche da su segundo concierto, entró por la puerta de la cocina al restaurante sin dejarse ver.
 
Media hora después llegó el empresario regiomontano Carlos Bremer con un grupo de amigos para unirse a la cena con Micky.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

 

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2018/03/15/luis-miguel-enamorado-monterrey/428090002/