SUBSCRIBE NOW

Salma y Eugenio, encantan al público de la CDMX

Salma saludó a los fans, que eufóricos gritaban su nombre, y con gran sencillez

Diana García
Corresponsal en la Cd. de México
  • Salma confesó que aunque es penosa, una de las cosas que más disfruta es interpretar música mexicana.
  • Eugenio no ocultó la felicidad que le ha traído esta cinta.
  • 'How to be a Latin Lover' logró en su primera semana ser la segunda cinta más taquillera en EEUU.
Salma Hayek y Eugenio Derbez demuestran que los mexicanos sí podemos trascender fronteras y triunfar.

En medio de aplausos, Salma Hayek y Eugenio fueron recibidos por sus fans quienes los aguardaban para verlos desfilar por la alfombra roja de la premier de la cinta “Cómo ser un Latin Lover”,  que se llevó acabo en el teatro Metropolitan de la Ciudad de México, donde señalaron que los mexicanos sí podemos trascender fronteras, triunfar y ser reconocidos, una prueba está en esta cinta, que ha recaudado hasta ahora, 14 millones de dólares en la taquilla de Estados Unidos.

Con una enorme sonrisa, ataviada con un vestido rojo con naranja estampado con flores, Salma saludó a los fans, que eufóricos gritaban su nombre, y con gran sencillez, se detuvo y habló con la prensa de lo feliz que le hace la reacción del público en su regreso a México para promover esta cinta.

"Que contentos estamos, sí se puede. Yo me siento libre, igual en todas partes, pero aquí me siento en casa, a pesar de todos los años", expresó la actriz.

En la cinta, Salma canta, por lo que confesó que, aunque es penosa, una de las cosas que más disfruta es interpretar música mexicana.  

Para dar vida a Máximo, un gigoló, Derbez se inspiró en aquel personaje que manejó Mauricio Garcés en el cine mexicano de los años 60.

 

"Me gustan los mariachis, pero me da pena cantar, y no creo que pudiera cantar enfrente de mucha gente, me pongo muy nerviosa, pero en la regadera me quedan divinas", señaló divertida.

Por su parte, Eugenio no ocultó la felicidad que le ha traído esta cinta, que en su primera semana de estreno en Estados Unidos y Canadá, logró ser la segunda cinta más taquillera.

"Muy agradecido con el público, estoy feliz, estuvimos muy por arriba de lo que se logró con “No se Aceptan Devoluciones”, esta es una película muy divertida", indicó el actor.

Para dar vida a Máximo, un gigoló, Derbez se inspiró en aquel personaje que manejó Mauricio Garcés en el cine mexicano de los años 60. 

NOTAS RELACIONADAS:

Eugenio Derbez supera a Tom Hanks en la taquilla

Resalta Eugenio Derbez el lado sensual del latino en EU

"Me basé mucho en Mauricio Garcés, porque queríamos que fuera carismático y no era fácil, es peligroso, porque es un vividor y no queríamos que fuera visto como un vividor", indicó.

A la premier de la cinta acudió Alessandra Rosaldo, quien dijo que no podía  de dejar de acompañar a Eugenio en esa noche tan especial; Vadhir Derbez, quien también participa en la cinta, interpretando a Máximo de joven; José Eduardo Derbez, Érik Elías, Luz  Elena González, Loreto Peralta y Lorena Herrera, entre otros.