SUBSCRIBE NOW

Federica, de Kabah, lucha por los niños con autismo

Federica organizó una función especial de la cinta “Los Pitufos: La Aldea Escondida”

Diana García
Corresponsal en la Cd. de México
Federica, junto a sus dos hijos María y Sebastián, quien padece autismo.

Como madre soltera, preocupada por el futuro de su hijo Sebastián, quien es autista, Federica, integrante de Kabah, trabaja intensamente por él y por todos los niños con este padecimiento, en la Fundación Imagina Centro Educativo Terapéutico, para darles en el futuro, si lo necesitan, una residencia con todas las atenciones.

"Me preocupa qué va pasar con mi hijo, quién lo va a cuidar si yo falto, nadie se hace cargo de tus hijos autistas, me dicen: "yo me quedo con María" y Sebastián qué, ese el mayor miedo, yo estoy tratando de construirle un futuro a base de mi trabajo, construirle una residencia donde él pueda estar si yo llego a faltar, que tenga las bases sólidas para que él puede salir adelante”, expresó la cantante.

“Por eso estoy trabajando en la fundación Imagina, para que los niños con una agresividad, tengan una residencia, en algunos casos, estos niños viven situaciones muy adversas, además de su padecimiento, los papás los amarran, los encierran, niegan que tienen un hijo autista, y yo quiero que millones de personas tengan donde llevarlos para que no se vuelvan una amenaza, ya tenemos el primer centro, atendemos a 37 niños, con la idea de llegar a atender a 54 niños y tener una residencia", indicó.

Como parte de la recaudación de fondos que encabeza para este fin, Federica organizó una función especial de la cinta “Los Pitufos: La Aldea Escondida”.

“Yo lo que quiero es ayudar y motivar a todos a que ayuden, ya que muchas familias no tienen el sustento económico para poder pagar un tratamiento que les ayude a los niños con el padecimiento”, agregó.

Federica reveló que es muy cara la atención especializada de los niños con autismo, pero es muy necesaria, porque tiene periodos de mucha agresividad.

"Sebastián estuvo en un campamento especial que está en Hermosillo, porque ahí son más libres, es el único que hay. Mi hijo cada vez es un poco más agresivo y estos campamentos les ayudan mucho, aunque duele mucho separarse de ellos porque son muy largos. Si separarte de ellos un día o dos, es doloroso, más lo es tantos meses. A los primeros tres meses sin él, fui l para estar con él en el campamento y traérmelo y luego regresarlo, fueron 10 meses así", indicó.

Para todos es conocido que Federica es soltera y madre adoptiva de sus dos hijos, a quienes adora, por lo que jamás pensó en “regresar” al niño por padecer autismo, pues es un ser humano, no un juguete.

"Alguna vez me plantearon desistirme de la adopción de Sebastián, porque fue enseguida de la adopción que le diagnosticaron autismo, pero jamás, porque para mí es mi hijo y desde el momento que te dicen “¿aceptas a este niño como tu hijo?”, claro que sí, con sus consecuencias, sus debilidades, jamás estuvo en mi pensamiento, en mi conciencia, decir: “este juguete vino mal, pues lo regreso”, cómo, es mi hijo y es así y así será el resto de mi vida", puntualizó.