LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Luego de que autoridades migratorias de Estados Unidos, le retiraran la visa de turista a Carlos Bonavides en el aeropuerto de Houston, argumentado que en realidad iba a trabajar y no como invitado a la fiesta de un amigo, y lo castigaran por cinco años, el actor mexicano asegura que no le importa la visa, ni recuperarla mientras esté Trump en el gobierno, lo que le indigna es el maltrato que recibió, mismo que están recibiendo todos los connacionales.

"A mí me preocupa el trato terrible que están recibiendo nuestros connacionales que no tienen quien los defienda de esto, me preocupa eso, no que me hayan quitado la visa. Me humillaron, me quitaron los calcetines, me pusieron las manos en la pared, como si fuera un delincuente. Cinco años pasan y dentro de cinco años veré qué hacer, a mi edad todo es ganancia”, expresó el actor.

Carlos aseguró que de ninguna forma iba a trabajar, todo fue una suposición, prejuicio de la gente de migración, pues en realidad iban, él y dos actrices más, como invitados a la fiesta de un amigo en un restaurante, iban a apoyarlo y si bien es cierto su presencia ahí había sido publicitada, no iban a trabajar, no iban cobrando nada. El prejuicio y el maltrato es lo que le indigna.

“Durante mi carrera, en varias ocasiones he tenido visa de trabajo, porque he trabajado durante muchos años en Estados Unidos, para Univision, para el canal 62, en shows, y conozco perfectamente las leyes y mis derechos en ese sentido. Mi visa de trabajo venció el año pasado y no la había renovado, porque no la había necesitado, si ahora hubiera ido a trabajar, la hubiera renovado, pero no era el caso. Y se lo expliqué a la mujer de migración y me contestó enojada: “no juegue con mi inteligencia” y le dije: “no juegue con mis derechos”.

Carlos subrayó que la humillación a la que son sometidos en Estados Unidos, en este momento, los viajeros mexicanos, es lo que le indigna, pues en migración se sobrepasan, son prejuiciosos.

“Ahora existe una prepotencia y además de prepotencia, una forma tremenda, porque te tratan como delincuente, y es muy denigrante y sientes una impotencia terrible. Porque no es que te castiguen porque cometiste un delito, sino porque creen que vas a cometerlo y eso no lo podemos aceptar", señaló.

En este marco, lo que le indigna también es la actitud del gobierno mexicano ante esto, no sólo lo que le pasó a él, que considera es lo menos importante, sino lo que le pasa a todos los connacionales.

“La actitud de nuestro gobierno es totalmente tímida, totalmente mediocre, lamento que el gobierno mexicano no esté haciendo nada por defender a los mexicanos que están padeciendo las reformas migratorias de Donald Trump.

"Entrevistan a los representantes de los mexicanos y parece que no está pasando nada, una tranquilidad, una diplomacia, una política timorata, ignoran a la gente que está sufriendo y las familias separadas y la vergüenza de estar ahí paradas en el Río Bravo, llorando para abrazar un minuto a su familiar ¿no es eso vergonzoso?, ¿no es una cachetada a nuestro pueblo mexicano?, ¡por favor! es necesario que despertemos, que nuestras autoridades reaccionen, somos mexicanos, somos un país digno, vamos a responderles como ellos nos han respondido, no con groserías, sino con patriotismo. La verdad, a mí me vale madres que me hayan quitado la visa", puntualizó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2017/03/08/me-vale-que-me-hayan-quitado-la-visa-carlos-bonavides/98903412/