SUBSCRIBE NOW

¿Comes mucho chile? Bájale al riesgo

La capsaicina, sustancia que se encuentra en el chile, aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades, entre ellas el cáncer gástrico

Agencia Reforma
El abuso de la ingesta de capsaicina, sustancia que da el picor al chile, aumentó el riesgo de padecer esta displasia más de 60 por ciento.

En una tercera parte de los casos de cáncer gástrico, la dieta es la principal causante, y el abuso del picante se suma a la lista de factores que aumentan el riesgo de provocarlo.

Lizbeth López, investigadora del Centro de Salud Poblacional del Instituto Nacional de Salud Pública, señala que un estudio de la institución encontró que el abuso de la ingesta de capsaicina, sustancia que da el picor al chile, aumentó el riesgo de padecer esta displasia más de 60 por ciento.

“Han encontrado que, a partir de un consumo de 30 miligramos por día (aproximadamente tres chiles jalapeños), el riesgo de cáncer gástrico aumenta más de 60 por ciento.

“Estamos hablando de los grandes consumidores de chile, no es nada más que comas poquito en una salsa o un guisado”, asegura.

Paradójicamente, en bajas dosis, la misma sustancia puede ser protectora de la mucosa gástrica; el problema es cuando se abusa de ella, indica.

Aclara que el cáncer gástrico es originado por múltiples factores, pero procurar una dieta equilibrada y sin abusos puede disminuir riesgos.

En México, dicha enfermedad se ubica como la quinta causa de muerte por cáncer, con una tendencia ascendente.

En cuestión de dieta, se ha documentado que en este padecimiento incide el consumo excesivo de alcohol, tabaco o comida procesada con muchos conservadores y altos en grasas saturadas, y ahora se suma el picante en exceso.

Estómago protegido

  • Para disminuir riesgos de males gástricos:
  • Evite los ayunos prolongados.
  • Realice tres comidas y dos colaciones al día.
  • Eleve el consumo de fibra a través de verduras y frutas.
  • Aumente el consumo de agua.
  • No fume.
  • Evite el exceso de grasa, condimentos irritantes como chile, café y alcohol.
  • Realice ejercicio tres veces a la semana como mínimo.

Otro factor de riesgo para el desarrollo de cáncer gástrico que tienen que ver con la dieta es el alto consumo de sal y carnes rojas, especialmente las procesadas.

La OMS aconseja una ingesta máxima de 5 gramos de sal al día, menos de 500 gramos de carnes rojas a la semana y casi nada de carnes procesadas.

De acuerdo con la investigadora, el consumo de frutas y vegetales no feculentos se ha asociado consistentemente con una disminución en el riesgo de este padecimiento.

La especialista señaló que preferir vegetales frutíferos como brócoli, calabaza y col de bruselas y de algunas frutas con alto contenido de vitamina C, como la guayaba, pueden ayudar a prevenir este cáncer.

Lamentó que, a pesar de que es de los cánceres más comunes entre los mexicanos, éste sea poco estudiado, además de que no existe un programa nacional de prevención.

“Tenemos de cáncer cervicouterino, de cáncer mamario de cáncer de pulmón... pero el de estómago es súper común en los mexicanos”, indica.