SUBSCRIBE NOW

¿Corres? Toma en cuenta estas recomendaciones

Acude con un dermatólogo certificado que te recomiende productos de acuerdo con tu tipo de piel

Agencia Reforma
La cara, el cuello, los brazos y las manos son básicamente las zonas más vulnerables al sol, al viento y al frío.

Así como dedicas tiempo a tu entrenamiento y al cuidado de tus pies, es necesario que tomes algunos minutos para proteger tu piel.

Al ser el órgano más grande del cuerpo, que además actúa como barrera protectora entre el organismo y el ambiente, la piel demanda cuidados especiales, hasta cuando se hace ejercicio.

Pero no basta con sólo tomar agua, pues eso no garantiza tener una dermis hidratada. La resequedad en la piel puede provocar envejecimiento prematuro y hasta infecciones bacterianas o virales.

"El que tomes dos litros de agua o más al día permitirá que tu piel esté sana, pero la hidratación corporal no es tan directamente proporcional con la hidratación de la piel.

"La mejor hidratación del cutis es aplicar de manera directa lubricantes (cremas) o lociones hidratantes", explicó el dermatólogo Rodrigo Gutiérrez.

La cara -párpados, labios y mejillas-, el cuello, los brazos y las manos son básicamente las zonas más vulnerables al sol, al viento y al frío por el impacto que estos tienen en la dermis.

"Entre más frío haga, hay mayor riesgo de resequedad y esto provoca infecciones, por eso es importante utilizar más crema de lo habitual, es decir, si sólo te la aplicabas una vez al día, ahora deberás hacerlo en dos ocasiones", recomendó Gutiérrez.

Si entrenas o corres al aire libre, aconsejan los especialistas, es necesario aplicar cremas humectantes, lociones hidratantes o bloqueadores solares, según el deportista y su tipo de piel.

Acude con un dermatólogo certificado que te recomiende productos de acuerdo con tu tipo de piel.

Evita además ejercitarte con maquillaje, que al mezclarse con sudor facilita la aparición del acné.

Si entrenas o corres al aire libre es necesario aplicar cremas humectantes, lociones hidratantes o bloqueadores solares.


Recomendaciones:

  • Si te ejercitas por las mañanas a la intemperie, aplica crema de los párpados hacia abajo, no en la frente porque el sudor se mezcla con ésta y puede escurrir a los ojos.
  • Humecta tus labios con hidratantes con una base de petrolato o vaselina sólida. Los mejores productos de este tipo son los que tienen protector solar factor 30. No se recomiendan las cremas de cacao ni la crema facial para ponerse en los labios.
  • Recuerda que el bloqueador puede sustituir a una crema, siempre y cuando tenga compuestos humectantes.
  • Si tienes acné, opta por una loción hidratante en vez de utilizar crema.
  • Lubrica brazos y piernas con cremas corporales de dos y tres veces al día, la primera aplicación deberá ser después del baño.
  • Utiliza productos de acuerdo con tu tipo de piel. Prefiere los de origen naturales a los sintéticos.
  • Desmaquíllate siempre antes de dormir.
  • Utiliza maquillaje libre de grasas.
  • Hazte un masaje facial una vez a la semanal.

Tipos de piel

Normal

Es firme y no tiene lesiones visibles como acné y enrojecimiento. Es el resultado de un equilibrio entre los procesos de queratinización -reemplazo de células-, descamación y secreción de sebo.

Grasa

La piel es gruesa, brillante y los poros aparecen dilatados.

Seca

Sensación de tirantez, con piel rugosa, descamativa e incluso con grietas. Se debe a una deshidratación del estrato córneo.

Mixta

Aunque científicamente no existe, de acuerdo con cosmeatras, es la que presenta zonas de secreción grasa aumentada en cara, así como superficies de piel seca con descamación.