SUBSCRIBE NOW

Unos Suns reconstruidos buscan cortar sequía de playoffs

Los Suns —que se armaron alrededor de Chris Paul y Devin Booker— han ganado seis de sus últimos siete enfrentamientos y tienen una foja de 14-9 tras un tercio de la campaña

AP
Chris Paul, jugador de los Phoenix Suns.

PHOENIX — El desempeño en la “burbuja” fue muy alentador, lo mismo que las transacciones durante el receso previo a esta campaña. Pero sólo el desempeño sobre la cancha permitiría saber si estos Suns están listos para cortar una sequía de 10 años sin avanzar a la postemporada.

Hasta el momento van bastante bien.

Los Suns —que se armaron alrededor de Chris Paul y Devin Booker— han ganado seis de sus últimos siete enfrentamientos y tienen una foja de 14-9 tras un tercio de la campaña acortada a 72 encuentros. Esto es suficiente para que se ubiquen en el cuarto sitio de la Conferencia Oeste detrás del Jazz, los Lakers y los Clippers.

La meta de Booker es demostrar que Phoenix apenas comienza a mostrar lo que puede hacer. Tendrá una buena oportunidad este miércoles cuando reciba a Giannis Antetokounmpo y los Bucks de Milwaukee, que ostentan una foja de 16-8 para ser segundos del Este.

“Estamos en un punto crucial de la temporada cuando tenemos que asegurarlo más que nunca”, advirtió Booker. “Tenemos que hacer el trabajo al inicio en lugar de intentar recuperar los partidos al final del año”.

Phoenix realizó uno de los grandes canjes antes de la presente campaña, al adquirir a Paul en un cambio con el Thunder de Oklahoma City. Pero el gerente general James Jones no terminó ahí.

Agregó a los veteranos agentes libres Jae Crowder y a los bases Langston Galloway y E’Twaun Moore.

Se integraron a los jugadores que ya se destacaban con el equipo, como Booker, el base de 1,96 metros de estatura que el año pasado fue seleccionado a su primer Juego de Estrellas.

El lunes los Suns consiguieron uno de sus triunfos más satisfactorios. Dieron la vuelta en el cuarto periodo para vencer a los Cavaliers de Cleveland 119-113 en un peleado encuentro.

Phoenix no contó con cinco jugadores habituales de su rotación debido a lesiones, incluyendo a Paul, quien recibió descanso por una dolencia en un muslo.

Pero otros dieron un paso adelante. Booker anotó 36 puntos, su máximo en la temporada, además de asumir las funciones de Paul. Moore disputó 40 minutos, su participación más larga en la campaña, y anotó 17 puntos.

La mejoría de los Suns se volvió evidente al final de la temporada pasada en la burbuja de la NBA en Florida. Ganaron sus ocho encuentros ahí y casi se meten a los playoffs. La franquicia recibió otro impulso en noviembre cuando logró el canje que llevó a Paul al desierto.