SUBSCRIBE NOW

Un Real Madrid perfecto recupera el trono en España

El Madrid conquistó su 34to título de liga al vencer el jueves 2-1 al Villarreal, abriendo una distancia irremontable de siete puntos sobre su perseguidor Barcelona

AP
Sergio Ramos alza el trofeo de campeon.

MADRID — Ahí estaba de nuevo Zinedine Zidane, lanzado al aire por sus jugadores del Real Madrid, en la celebración de otro título.

Con el francés de regreso en el banco, el Madrid ha reanudado su cosecha de grandes trofeos.

Una marcha inmaculada tras el parón por la pandemia catapultó al conjunto blanco a su primer título de La Liga española en tres años.

El Madrid conquistó su 34to título de liga al vencer el jueves 2-1 al Villarreal, abriendo una distancia irremontable de siete puntos sobre su perseguidor Barcelona con una fecha por disputar. El campeón destronado sucumbió de local 2-1 ante el Osasuna.

Karim Benzema firmó un doblete para darle al Madrid su décima victoria seguida, con lo que los merengues se mantienen como el único equipo con balance perfecto desde que el torneo se reanudó tras un parón de tres meses.

“Esta liga tiene mucho mérito, más allá de lo que puedan decir”, valoró el capitán madridista Sergio Ramos, quien llegó a 22 cetros en competencias oficiales como jugador merengue. “Ha sido una temporada atípica después de lo que hemos vivido, pero con la claridad después del confinamiento de ganar todo para tener posibilidad de obtener el título”.

Fue el primer título de liga del Madrid desde que Cristiano Ronaldo se marchó para fichar con Juventus hace dos años, y el primero desde que el técnico Zidane volvió al banquillo tras un breve asueto.

Los merengues se consagraron campeones jugando sin público en el estadio de su ciudad deportiva, el Alfredo Di Stéfano, ya que se realizan obras de remodelación al Santiago Bernabéu en el centro de la capital.

El Madrid no salía campeón desde 2017, un año antes de que Cristiano hiciera las valijas para irse a Italia. Zidane dimitió al final de la temporada 2017-18 tras llevarles a un tercer título seguido en la Liga de Campeones. Volvió luego que el conjunto se sumió en una espiral negativa de resultados en el torneo doméstico y en Europa.

Aquel calvario incluyó las gestiones de Julen Lopetegui y de Santiago Solari.

Con Lionel Messi pletórico, el Barcelona se había alzado las últimas dos ligas y tenía una ventaja de dos puntos sobre el Madrid cuando la pandemia de coronavirus paralizó la actividad. Mientras que los merengues se paseaban perfectos, el Barcelona se desmoronó, con tres empates y una derrota desde la reanudación.

“Ya dije que si seguíamos así no alcanzaba para la Champions, y no nos ha dado ni para la La Liga. Vamos a tener que cambiar mucho si queremos hacer algo y hacer mucha autocrítica empezando por nosotros mismos”, dijo un abatido Messi. “Hemos perdido por nuestros errores y no por los aciertos del Madrid, como dicen muchos”.

La jornada del jueves marcaba la primera oportunidad que tenía el Madrid de asegurar matemáticamente el cetro. No la desaprovechó y sigue como máximo ganador del torneo doméstico, muy por encima de las 26 coronaciones del Barça.

La victoria propia o un revés del Barcelona les bastaba a los merengues para lograr el campeonato. Ambas premisas se dieron y el Madrid llegó a 86 puntos, siete más que el Barcelona, con una jornada para finalizar el calendario.

“Durante el año fuimos muy irregulares, perdimos muchos puntos donde no deberíamos”, dijo Messi. “El Madrid hizo lo suyo después del parón hasta ahora no perdió ningún partido y es de mucho mérito, pero nosotros también ayudamos, y mucho, para que esta liga se la lleven ellos”.

El francés Benzema cuajó su cuarto doblete del curso. Abrió el marcador con un tiro en el área, que pasó entre las piernas del arquero Sergio Asenjo a los 29. Celebró el segundo por vía del tiro penal a los 77.

Vicente Iborra apretó por el “Submarino Amarillo” con un tanto de cabeza a los 83.

A Zidane le tocó dirigir los últimos 11 compromisos de la campaña anterior, de los que perdió cuatro. Ahora celebra su 11er título como estratega merengue (tres Champions, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa, dos Supercopas de España y dos Ligas) luego de una primera etapa brillante tras sustituir el 4 de enero de 2016 a Rafael Benítez.

“Es un día, para mí como profesional, de los mejores que he vivido, seguro, estoy convencido. No tengo palabras porque por dentro tengo emociones muy grandes”, dijo Zidane, quien como jugador también fue una leyenda merengue y campeón del Mundo con Francia en 1998.

Los merengues tuvieron el control de su destino desde el primer minuto y Benzema firmó su primer tanto luego de que Casemiro recuperó el esférico en mediocampo y lo cedió a Modric, quien filtró el balón al área, donde llegó el galo para ejecutar un derechazo que Asenjo no pudo despejar.

En el complemento el arquero Thibaut Courtois requirió de atención médica después de recibir un fuerte golpe en el rostro con la rodilla de Xavier Quintillá, pero siguió en el duelo a pesar del impacto.

El Madrid amarró el triunfo luego que Ramos se fue al frente. Al llegar al área y dar el pase al brasileño Vinícius Júnior, cayó tras un rozón rival para que se marcara el penal.

Ramos cobró la falta tocando apenas el esférico para que llegara Benzema desde atrás para mandarlo a las redes, pero la acción quedó invalidada luego de que el francés y un par de jugadores del Villarreal se metieron al área antes de que el capitán hiciera contacto.

En el segundo intento, Benzema cobró rasante para firmar el doblete con el que llegó a 21 dianas, dos menos que Messi en la lucha por el título de goleo.

Iborra puso presión con un certero cabezazo en el corazón del área cuando el duelo entraba en la recta final.

En el descuento, Marco Asensio mandó a las redes un gran pase de Vinícius, pero la acción quedó invalidada por una mano de Benzema.

BARCELONA DEJA LA CORONA

El Barcelona vio rotos sus anhelos de hilvanar un tercer título de liga en España.

Roberto Torres marcó en la reposición por el Osasuna; José Arnáiz había abierto el marcador por los visitantes a los 15.

Messi mandó a las redes su tercer cobro de tiro libre a los 62, para conseguir su 23er tanto del campeonato. Pero el Barcelona estaba obligado a ganar sus últimos dos juegos de liga y esperar que el Madrid perdiera uno y empatara otro a fin de retener la corona.

El conjunto azulgrana dio una pobre exhibición y corrió incluso con mala suerte cuando Messi estrelló en el travesaño su primer tiro libre a los 22. A los 69 no fue validado un tanto de tijera del uruguayo Luis Suárez por una posición adelantada.

EL DRAMA DEL DESCENSO, HASTA EL FINAL

Leganés llegará con vida a la última jornada, en la que se jugará la permanencia ante el nuevo monarca Real Madrid, mientras que el Celta de Vigo se mide ante el descendido Espanyol.

El conjunto del estratega mexicano Javier “El Vasco” Aguirre se impuso de visita 2-0 al Athletic de Bilbao para llegar a 35 puntos, uno menos que el cuadro gallego, que perdió en casa 3-2 ante el Levante.

El Mallorca perdió su sitio en la máxima categoría para el próximo año, tras caer 2-1 ante el Granada y el Alavés obtuvo su salvación con un triunfo 2-1 en el campo del Betis de Sevilla.

PUESTOS EUROPEOS, POR DEFINIRSE

El triunfo del Atlético de Madrid 2-0 sobre el Getafe acercó a los colchoneros a finalizar terceros en el curso, aprovechando que el Sevilla no pasó de la igualada sin goles ante la Real Sociedad para seguir cuartos.

Con las victorias del Valencia 1-0 sobre el Espanyol y de Granada 2-1 sobre Mallorca, serán cinco equipos los que peleen la jornada final por quedar quintos o sextos.

Villarreal (57), Real Sociedad (55), Getafe (54), Valencia (53) y Granada (53) se jugarán los pasajes para la Liga Europa el domingo, en el cierre de campaña.