CLOSE

Los Astros fueron castigados por las Grandes Ligas, luego de que los descubrieron usando métodos avanzados ilegales para descifrar las señas de los pitchers rivales en el 2017

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

GUADALAJARA, Jalisco -- El robo de señales en el beisbol siempre ha existido. Lo que no está permitido es el uso de la tecnología para hacerlo.

Los Astros fueron castigados por las Grandes Ligas, luego de que los descubrieron usando métodos avanzados ilegales para descifrar las señas de los pitchers rivales en la temporada 2017, campaña en la que salieron campeones al derrotar a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Mundial.

"Tramposos" es la etiqueta que la mayoría de peloteros y aficionados han puesto sobre las espaldas de los jugadores de Houston, quienes no se vieron afectados por las sanciones que repartió la MLB.

Pero a lo largo de la historia de este deporte se han presentado diferentes trampas en busca de sacar provecho. Desde el uso de brea por parte de los pitchers para mejorar sus lanzamientos, como el corcho en los bats y pasando por las sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

NOTA RELACIONADA: Manager y gerente de Astros, despedido por escándalo de robo de señales

El Caso Biogénesis (2013), una clínica de salud que suministró sustancias para mejorar el rendimiento a una importante cantidad de peloteros, como Alex Rodríguez. El consumo de esteroides, como lo reconoció Mark McGwire en 2010 y José Canseco en 2005; los suplementos alimenticios de BALCO (2002) que consumió Barry Bonds y el uso de la hormona de crecimiento de Andy Pettitte en 2002 y 2004 para acelerar el proceso de recuperación de lesiones, son parte de la penosa lista.

En 1987, el umpire Tim Tschida revisó a Joe Nierko (Twins) y de su bolsillo salió una lima de uñas, además de que se le encontró una lija en su dedo para raspar la bola y que ésta tuviera mayor movimiento. O en 2014, cuando Michael Pineda (Yankees) usó resina que quiso esconder en su cuello.

Sammy Sosa, en 2003, fue sorprendido usando un bat con corcho, que permite que la pelota vuele más y se fue castigado 8 juegos.

La investigación de las Mayores contra los Astros arrojó que los Red Sox de Boston también le robaron señales a sus rivales en 2016. ¿Cómo le hicieron? usaron un cuarto de video cerca de su bullpen para descifrar las señales de los serpentineros contrarios. Esta información se mandaba al dugout y desde ahí les decían a sus bateadores usando movimientos corporales.

Houston utilizó una cámara para comprender los lanzamientos y avisaba a sus toleteros golpeando botes de basura. Y por si fuera poco, también son acusados de que sus bateadores usaron un parche electrónico, sin que les encontraran evidencias, debajo de las casacas que les mandaban señales mediante vibraciones dependiendo del pitcheo que les iban a lanzar.

EL CASTIGO SOBRE LOS ASTROS

  • Suspensión del gerente general Jeff Luhnow y el mánager A.J. Hinch para toda la temporada 2020; ambos fueron despedidos por Houston.
  • Despojo de cuatro selecciones de Draft.
  • Multa de 5 millones de dólares

OTROS CASOS CÉLEBRES

LOS PRIMEROS EN ROBAR SEÑALES

Ni los Astros ni los Red Sox fueron los primeros en crear un sistema para el robo de señas. En 1951, los Giants de Nueva York usaron un telescopio para ver las señas que el cátcher le mandaba al pítcher, para después avisar al bullpen y al bateador.

OTRO FORMA DE SACAR VENTAJA

Ty Cobb (1905 a 1928), jardinero de los Tigres de Detroit, sacaba filo a sus spikes frente a los rivales para buscar intimidarlos y evitar ser cortados a la hora de robarse las bases o el home.

CON TODO Y LIMA

En 1987, el ampáyer Tim Tschida revisó al pitcher Joe Nierko (Twins) y de su bolsillo salió una lima de uñas, además de que se le encontró una lija para raspar la bola y que ésta tuviera mayor movimiento.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2020/02/26/astros-trampas-robo-senales-beisbol-profesional/4883139002/