CLOSE

Las 2 potencias del Oeste medirán fuerzas. Seattle (7-2) ha ganado 9 de los últimos 10 enfrentamientos, y S.F. sigue invicto

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Por primera vez en su historia, los 49ers de San Francisco son el último equipo restante con registro inmaculado en una temporada. Y nada menos que en una división que ha producido a cuatro de los últimos siete representantes de la Conferencia Nacional en el Super Bowl.

San Francisco se colocó por segunda vez en su historia con una marca de 8-0, de la mano de la mejor defensiva de la NFL en la actual temporada y de una potente ofensiva terrestre, dos elementos inusitados en una época de explosivos ataques aéreos.

Russell Wilson, líder de pases de touchdown, es un buen ejemplo del fútbol americano actual.

El próximo lunes en San Francisco, las dos potencias de la División Oeste medirán fuerzas. Seattle (7-2) ha ganado nueve de los últimos 10 enfrentamientos, salvo el duelo más reciente, el 16 de diciembre.

Pero estos no son los mismos 49ers a los que Wilson vulneró, con 17 envíos de touchdown y apenas cinco intercepciones en ese lapso.

A pesar de que apenas ha transcurrido la mitad del calendario, los 49ers ya tienen garantizada una campaña con un registro de al menos .500, que no conseguían desde 2014. En las cuatro temporadas previas, San Francisco acumuló una foja de 17-47, incluyendo 4-12 el año pasado.

Buena parte de la transformación se debe a una defensiva anclada por el novato Nick Bosa y que permite apenas 138,1 yardas aéreas por encuentro, incluyendo 100 o menos en cuatro de sus últimos cinco partidos.

La defensa de San Francisco ha sido capaz de provocar caos y establecerse como tercera de la NFL en tercer down y primera en efectividad en la zona roja. En buena medida, lo ha logrado gracias al respiro que le permite un potente ataque terrestre encabezado por Matt Breida y Tevin Coleman, que consume yardas y tiempo de posesión por igual, además de restarle presión al quarterback Jimmy Garoppolo, quien tiene seis pases de touchdown por solo una intercepción en sus últimos dos cotejos.

Wilson en tanto, ha guiado a los Seahawks a cinco triunfos en sus últimos seis compromisos de esta campaña, un lapso en que Seattle ha anotado un promedio de 28,6 puntos por encuentro. Una victoria el lunes representaría la número 90 de su carrera, la segunda mayor cantidad para un pasador en sus primeras ocho campañas, sólo detrás de las 100 de Tom Brady.

–––

VIKINGS (6-3) en DALLAS (5-3)

Luego de una racha de tres derrotas que sembró el pánico entre directivos y fanáticos por igual, los Cowboys tienen dos victorias consecutivas, de la mano de una ofensiva que carbura a toda potencia para renovar el optimismo en Dallas. El domingo la van a necesitar ante la cuarta mejor defensa de toda la NFL.

Gracias a un Ezekiel Elliott que acumula 250 yardas por tierra en los últimos dos partidos y al quarterback Dak Prescott, que tiene cuatro pases de touchdown en ese lapso, Dallas ha anotado 37 puntos en cada uno de sus dos duelos más recientes. Pero esos encuentros fueron ante Filadelfia (19) y Giants (29), dos defensivas mediocres.

Dallas tendrá la oportunidad de demostrar su progreso y, tal vez más importante, su constancia, la noche del domingo ante unos Vikings que solo han permitido 30 puntos una vez en el año y promedian 16,2 unidades en contra durante los ocho juegos restantes, incluyendo 26 en la derrota de la semana pasada en Kansas City.

Está claro que la defensiva de Minnesota está a la altura del desafío de enfrentar al ataque de mayor yardaje de la NFL. Las dudas para los Vikings radican en la consistencia de su quarterback Kirk Cousins, quien a pesar de que acumula 16 touchdowns y tres intercepciones con 112 puntos de rating este año, sólo tiene un triunfo esta temporada cuando intenta más de 30 pases.

En su carrera, Cousins tiene un récord de 1-6 en enfrentamientos contra los Cowboys y su único triunfo –en la semana 17 de la temporada de 2015– llegó en una actuación en la que completó 12 de apenas 15 intentos para 176 yardas y tres touchdowns.

–––

La décima semana de campaña regular inicia este jueves con la visita de los Chargers (4-5) a Oakland en un duelo de importantes implicaciones dentro del Oeste de la Conferencia Americana.

La acción continúa el domingo con los siguientes encuentros: Lions (3-4-1) en Chicago (3-5); Ravens (6-2) en Cincinnati (0-8); Bills (6-2) en Cleveland (2-6); Falcons (1-7) en Nueva Orleans (7-1); Giants (2-7) en N.Y. Jets (1-7); Cardinals (3-5-1) en Tampa Bay (2-6); Chiefs (6-3) en Tennessee (4-5); Dolphins (1-7) en Indianápolis (5-3); Panthers (5-3) en Green Bay (7-2); y Rams (5-3) en Pittsburgh (4-4).

Broncos (3-6), Patriots (8-1), Eagles (5-4), Redskins (1-8), Jaguars (4-5) y Texans (6-3) descansan esta semana.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2019/11/07/49-ers-san-francisco-contra-seahawks/2517671001/