Habló de la frustración que sintió por no haber recibido ni siquiera una llamada de cortesía del gerente general, algo que sí hizo Kliff Kingsbury

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Josh Rosen no ‘armó panchos’ durante todo el tiempo que esperó para conocer su destino con los Cardenales de Arizona.

Hasta el pasado martes, no había dicho nada ni remotamente negativo acerca de la franquicia de Glendale, incluso después de concretarse su canje a los Delfines de Miami.

Todo eso cambió durante su aparición como invitado especial en el programa televisivo "The Rich Eisen Show".

"Amo a todos en ese edificio, con la excepción de quizás uno o dos tipos", le dijo Rosen a Eisen el martes, en referencia al club Arizona Cardinals.

Rosen no dijo a quién se refería, pero a juzgar por la entrevista está bastante claro que no se estaba refiriendo al entrenador de primer año Kliff Kingsbury.

Dijo que no había tenido noticias de nadie en la organización sobre cuáles eran las intenciones de los Cardenales con la selección general número 1 en el draft "hasta un minuto antes del draft" y fue Kingsbury quien se acercó a decírselo.

NOTA RELACIONADA: Draft: Cardinals eligen a QB Murray como 1ra selección

"Recibí una llamada de Kliff diciendo que estaban a punto de reclutar a Kyler (Murray)", le dijo Rosen a Eisen durante la entrevista. "Realmente aprecié la forma en que actuó como un hombre. Muy respetuoso. Me estaba deseando lo mejor. Me llamó incluso al día siguiente del draft, deseándome buena suerte y yo le deseé buena suerte. Al menos tuvo la cortesía de llamarme.

"... Eso es todo lo que realmente puedes pedir en este juego. La gente toma decisiones por cualquier razón, y el que lo hagan como hombres respetando la carrera de otra persona, eso es de apreciarse".

¿Es Steve Keim el verdadero judas?

Rosen continuó diciendo que deseaba haber recibido la misma cortesía del Gerente General Steve Keim.

"Lo único que realmente me frustra en todo este proceso fue que todavía no he sabido nada de mi antiguo gerente general", dijo. "No hablé con él durante meses antes, todavía no lo he hecho". Hablamos con él meses después. Eso fue un poco frustrante. Pero en su mayor parte, estoy listo para dejar atrás todo ese capítulo ".

Keim y los Cardenales enviaron a Rosen a los Dolphins a cambio de la selección global número 62 (segunda ronda) del draft de este año, misma que utilizaron en el ex receptor de Massachusetts Andy Isabella. También obtuvieron una selección de quinta ronda en 2020.

Para ser justos, Keim había dicho que estaría perfectamente contento en mantener tanto a Murray como a Rosen en el equipo, aludiendo al hecho de que los equipos de la NFL nunca pueden tener suficiente profundidad en la posición de mariscal de campo.

Si eso pudo haber funcionado o no, esa es otra historia, pero Keim hizo todo lo posible por elogiar a Rosen durante todo el proceso y eso no debe pasarse por alto.

Al quererlo contactar los Cardenales dijeron que Keim se encontraba de viaje y no estaba disponible para replicar los comentarios de Rosen, pero el club hizo hincapié en algunas de las cosas positivas que el gerente general dijo sobre el mariscal de campo antes y después de su intercambio a Miami.

"Ciertamente, todos nosotros somos grandes fanáticos de Josh Rosen", dijo Keim después del intercambio. "Le deseamos lo mejor, creo que va a tener una gran carrera en la NFL".

Murray era una gran oportunidad

Cuando alguien preguntó por qué no funcionó Rosen para Arizona, Keim dejó en claro que no era culpa de Rosen, y no era como que Cardenales deseaban deshacerse de él. Simplemente sentían que no podían dejar pasar la oportunidad de elegir a un mariscal de campo con doble amenaza como Murray, el ganador del Trofeo Heisman con Oklahoma.

Keim no está obligado a llamar a Rosen y tratar de arreglar las cosas.

Hizo lo que sintió que necesitaba hacer, y lo correcto para los Cardenales fue reclutar a Murray e intercambiar a Rosen. Además, Kingsbury manejó la situación al llamar a Rosen en par de ocasiones y decirle lo correcto.

Ahora la pregunta es… ¿sería bueno que Keim descolgara el teléfono y se acercara a Rosen? ¿Especialmente porque el mariscal de campo ahora ha dicho que fue el silencio de Keim lo que lo dejó más frustrado?

Sí. Probablemente debería echarle un ‘telefonazo’.

*Traducción: Javier Arce

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2019/05/14/josh-rosen-han-a-de-la-frustracion-que-sintio-al-ser-canjeado/3673090002/