En el 0-0 de la Final de ida, las Águilas perdieron por lesión a Matheus Uribe y a Roger Martínez, aunque evitaron un daño mayor gracias al travesaño y a la mala puntería de Édgar Méndez

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- América se fue del Estadio Azteca lastimado en lo físico, pero pudo salir herido en lo emocional.

En el 0-0 de la Final de ida, las Águilas perdieron por lesión a Matheus Uribe y a Roger Martínez, aunque evitaron un daño mayor gracias al travesaño y a la mala puntería de Édgar Méndez.

Ya en la compensación, el español no pudo concretar el mano a mano contra Agustín Marchesín, tras el pase filtrado de Martín Cauteruccio.

Un partido al que le faltó calidad técnica, aunque le sobró intensidad.

Tras el silbatazo, Marchesín se encaró con los cruzazulinos. Lo tuvieron que detener mientras retaba al preparador físico Óscar Farías. Luego los cementeros tranquilizaron a Julio César 

Domínguez y particularmente a Jesús Corona, a quien lo empezaba a traicionar el temperamento; le debe una a Javier Salas por calmarlo.

Un partido emocionante al final y en los primeros 20 minutos, cuando "Marche" hizo una atajada espectacular tras un cabezazo del "Cata", o bien cuando Martínez encabezó un par de contragolpes, mal culminados.

"Chuy" Corona se ensució el suéter hasta el 47' cuando Roger se escapó por derecha y Matheus remató justo a la ubicación del portero; esos dos jugadores no terminarían el partido.

Uribe sufrió un fuerte golpe de Igor Lichnovsky, por lo cual hasta se requirieron los servicios de ambulancia. El colombiano se fue entre lágrimas. Una baja muy sensible en caso de que no juegue la vuelta.

Minutos después, Roger se tocó el muslo izquierdo. Se tiró al césped. La tragedia tocaba a la puerta del América.

La salida de ambos futbolistas le restó confianza al equipo, y lo único que faltaba era un error, ese que Cruz Azul estuvo esperando todo el partido y que se le presentó con escasos minutos en el reloj.

Méndez no tuvo la sangre fría para liquidar. A pesar de ello, el 0-0 pareció fortalecer en lo moral a los seguidores cementeros que terminaron el partido haciendo suyo el Azteca, cantando, opacando a la mayoría azulcrema, soñando con que el domingo rompan el maleficio a 21 años de su último título.

Cruz Azul se da chance de soñar, mientras América espera que las lesiones no conviertan esta Final en una pesadilla.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/12/14/cruz-azul-america-empatan-ida/2311994002/