Devers fue la estrella, con jonrón; Price se quita el maleficio perdedor

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Houston, TX.- Los Medias Rojas de Boston vuelven a la Serie mundial cinco años después de haber ganado el "Clásico de Otoño" en el 2013, gracias al bateo explosivo y oportuno del tercera base dominicano Rafael Devers, que fue la gran estrella del quinto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que ganaron a domicilio por 1-4 a los Astros de Houston.

El bate demoledor de Devers, que pegó vuelacercas de tres carreras en la parte alta de la sexta entrada contra el abridor estelar Justin Verlander, hizo la diferencia y fue todo lo que necesito el lanzador zurdo David Price, que se quitó el maleficio de no haber podido ganar nunca en los playoffs.

De nuevo, los Medias Rojas, bajo la dirección del manejador novato, el boricua Alex Cora, el año pasado entrenador de la banca de los Astros, fueron una máquina de precisión en todas las acciones del juego, con una gran defensa, un pitcheo hermético y un bateo oportuno y productor de matrícula.

Pero lo más grande para Cora, que nunca va a olvidar es que el pase a la Serie Mundial, lo consiguió el mismo día que celebraba su 43 cumpleaños, todo un hito para el tercer manejador latino que hay dentro de las Grandes Ligas.

El regalo perfecto

Fue el regalo perfecto para el boricua Alex Cora, que se convirtió en el segundo piloto latinoamericano en llevar a un equipo hasta el Clásico de Octubre.

El único que lo había conseguido era el venezolano Ozzie Guillén quien se coronó en la Serie Mundial de 2005 con los Medias Blancas de Chicago.

Irónicamente también a costa de los Astros, cuando el equipo de Houston militaba en la Liga Nacional.

El trabajo de los Medias Rojas, que ya durante la temporada regular lograron 108 triunfos, la mejor marca en la historia del equipo, volvió a ser excepcional, en todas las facetas del juego y además mantuvieron el invicto en los cinco partidos que han disputado fuera de su campo en lo que va de playoffs (5-0).

"Todo el equipo ha hecho un trabajo excepcional ante un gran rival como los Astros, que en cada partido han tenido las mismas oportunidades que nosotros de ganarlos, con la diferencia que las jugadas decisivas cayeron de nuestro lado".

Astros nunca pudieron

Después de haber comenzado la serie con triunfo en Boston, los Astros vieron como en el resto de los otro cuatro partidos consecutivos que han perdido, nunca pudieron tener el pitcheo hermético ni el bate oportuno en los momentos claves.

Eso fue lo que al final les costó perder la serie por 1-4 y quedar eliminados en la defensa del título de la Serie Mundial, que por primera vez habían ganado el año pasado, cuando Cora formaba parte de su cuadro de entrenadores.

Price curó sus traumas de postemporada, con una eficiente labor en el duelo ante Verlander, que se vio sorprendido por dos batazos monumentales que le pegaron, primero J.D. Martínez, otro exjugador de los Astros, que fue un bambinazo solitario, y luego el decisivo de Devers, que ha surgido con su mejor bate en los playoffs.

Ahora los jardineros Mookie Betts, Jackie Bradley Jr. y los Medias Rojas buscarán la cuarta corona para Boston en 15 años. Abrirán la Serie Mundial el martes como locales, en el Fenway Park, ante los Dodgers de Los Ángeles o los Cerveceros de Milwaukee.

Los Dodgers tienen una ventaja de 3-2 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, cuyo sexto juego está previsto para este viernes por la noche, en el Miller Park.

Los Medias Rojas no disputaban la Serie Mundial desde 2013, cuando se coronaron campeones del "Clásico de Otoño".

Price (1-0) se quedó con la victoria después de trabajar seis entradas completas con tres imparables espaciados, sin carreras, no dio bases por bolas y abanicó a nueve bateadores rivales.

El cerrador Craig Kimbrel, tercer relevista que utilizó el manejador de los Medias Rojas, el puertorriqueño novato Alex Cora, se encargó de sacar los tres últimos "outs" del partido con dos ponches monumentales y una base por bolas para asegurar la victoria y quedarse con el rescate, el tercero de la serie.

Mientras que la derrota fue para otro veterano, el derecho Justin Verlander (1-1), quien también estuvo seis episodios completos en el montículo y fue castigado con siete indiscutibles, incluidos dos cuadrangulares, dio dos bases por bolas y sacó cuatro ponches.

Antes que llegase el cuadrangular decisivo de Devers (1), que se fue de 4-1, Martínez (1), que tuvo de 3-2 con anotación e impulsada, también botó la pelota fuera del parte ante Verlander en la parte alta de la tercera entrada, sin corredores en circulación.

El receptor puertorriqueño de los Medias Rojas, Christian Vázquez, se fue de 3-1 y realizó de nuevo una gran labor defensiva con un entendimiento perfecto a los lanzadores del equipo.

Mientras que por los Astros, los venezolanos, el bateador designado José Altuve se fue de 4-1 y su compatriota Marwin González, que salió de segunda base, tuvo de 4-1 con una anotada y una empujada al pegar jonrón solitario contra el relevista Matt Barnes, en la parte baja de la séptima entrada.

Los puertorriqueños, el campocorto Carlos Correa se fue de 4-0 y el receptor Martín Maldonado de 2-0, mientras que el primera base cubano Yuli Gurriel de 3-2, pero también sin producción.

El partido disputado en el Minute Maid de Houston tuvo una asistencia oficial de 43.210 espectadores, la última que se dio en en el año 2018 cuando el sueño de la repetición de título de campeones de la Serie Mundial no pudo verse cumplido.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/10/19/boston-medias-rojas-astros-houston-serie-mundial/1694747002/