El americanista es la viva imagen del bajón colectivo, ese que esperan revertir a partir de este sábado contra Pumas en el Estadio Azteca

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

 

CIUDAD DE MÉXICO -- Matheus Uribe está rabioso, pero contra él mismo y por eso impactó una botella contra la banca en el anterior partido.
 
 El americanista es la viva imagen del bajón colectivo, ese que esperan revertir a partir de este sábado contra Pumas en el Estadio Azteca.
 
 "Sabemos la necesidad que tienen ellos. Van a querer ganar el partido sí o sí y como todos decimos, un Clásico hay que ganarlo. Debemos jugar con la tranquilidad de que es en nuestra casa y hay que demostrar y hacer respetar el Azteca y sumar de a tres que ya es hora", expresó el volante.
 
 Son dos partidos sin triunfo los que liga el América. Matheus reconoce que vive un mal momento, muy contrastante al que tuvo antes del Mundial cuando se convirtió en el verdugo de Pumas con dos golazos en el 4-1 en la ida de los Cuartos de Final.
 
 Su buen desempeño en la Copa del Mundo terminó cuando falló un penal en Octavos ante Inglaterra. Ahora Uribe lucha por recuperar su mejor forma futbolística.
 
 "De una vez para aclarar está situación, que ustedes siempre piensan por uno. Es rabia conmigo mismo porque no me encuentro bien, en el nivel que siempre estoy acostumbrado a dar en el equipo.
 
 "Hay frustración y rabia conmigo. No tengo ningún problema con Miguel (Herrera) ni con algún jugador o alguien de la directiva. Me siento muy a gusto acá, me siento como en mi casa y simplemente rabia conmigo por el nivel, por el partido que tuve y a seguir trabajando para retomar el nivel", expresó el colombiano.

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/08/24/mateus-uribe-baja-juego/1087373002/