Estaba a punto de tomar unas vacaciones familiares, pero insoportables dolores estomacales y una fiebre de 40 grados cambiaron los planes

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- En la agenda de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), estaban programadas unas vacaciones familiares ya con todo pagado por cinco semanas en Europa, pero insoportables dolores estomacales y una fiebre de 40 grados cambiaron los planes.

El domingo 1 de julio, Sulaimán estaba por abordar un vuelo a Londres junto con su esposa Christiane y sus tres hijos, José, Valeria y Mauricio, pero al ver que los síntomas de ese fin de semana empeoraban, el doctor Pablo Orozco -amigo desde que iban en el kinder del Ovalle Monday- le dijo por teléfono: "Morito, no puedes viajar así, no te subas al avión".

El "Moro" -como le dicen sus amigos- le dijo a su familia que se fueran, que los alcanzaría en unos días en el Viejo Continente. Entonces, Mauricio tomó un Uber y fue internado en urgencias del Centro Médico ABC.

Tras dos días con medicamentos, estudios revelaron que tenían que someterlo a una intervención quirúrgica. El dolor seguía, había inflamación en intestinos y colon, se habían bloqueado todas las vías.

NOTA RELACIONADA: Busca Mauricio Sulaimán cambiar las vidas de los reos a través del boxeo

Tuvo que pasar al quirófano, mientras su esposa e hijos tomaban un vuelo de regreso a México. Mauricio no se encontraría con ellos.

"La siguiente vez que abrí los ojos fue precisamente la escena de terror que siempre temí: entubado y amarrado, muy sedado, pero aún desperté varias veces en un lapso que hoy entiendo fue de unas 10 horas.

"Resulta que mi estado al inicio de la operación era grave y durante el proceso se agravó más. Eso requirió un periodo mucho mayor de sedación y recuperación. Es por ello que estuve poco más de 48 horas sedado. Ha sido muy difícil escuchar los testimonios de diversos doctores que intervinieron en la cirugía, pues así fue que me di cuenta que estuve muy cerca de algo fatal", escribió Mauricio en una extensa carta de ocho cuartillas que le envió hace unos días a familiares y amigos.

PODRÍA INTERESARLE: Raymundo Beltrán defenderá título mundial en Glendale, Arizona

En esa carta explicó todos los detalles de este pasaje que se complicó y que lo tuvo al borde del "nocaut", pero que le brindó ahora energías para seguir adelante y cambiar hábitos, alimentación y cuidarse más.

Y a casi cuatro semanas de ese evento, Sulaimán contó ayer a Grupo REFORMA que se siente mucho mejor, y reaparecería en público la próxima semana en la habitual conferencia de los "Martes de Café".

"Ya estamos mejor, trabajando mucho, caminando mucho y siguiendo indicaciones, ya estaría de vuelta el martes.

"Gracias a Dios la libré bien, fue bien complicado, es mucha disciplina ahora, y cambios de muchas cosas, hábitos, cambiar todo, y en cuestión de trabajo, comenzar a delegar muchas cosas, sí ha sido un proceso de varios años muy pesado", relató.

 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/07/27/mauricio-sulaiman-enfermedad-boxeo/849521002/