Al entrenador de 'La Máquina' no le tembló la mano para encontrar el triunfo que prometió en el primer duelo de Cruz Azul en el Estadio Azteca

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- A Pedro Caixinha no le tembló la mano para encontrar el triunfo que prometió en el primer duelo de Cruz Azul en el Estadio Azteca.

El técnico luso sacó a Gerardo Flores, al 56', para lanzar a Martín Cauteruccio al frente junto a Milton Caraglio, lo que liberó al argentino de la marca para ganar más balones por aire, aunque ello significara dejar una línea de tres en la defensa.

Después, el estratega de los celestes aceptó que Édgar Méndez había hecho poco o nada y envió a su refuerzo Andrés Rentería, quien empezó a circular más el balón y luego, al 81', se encontró con el esférico que remató para hacer el 1-0.

Y como si eso no fuera suficiente, Caixinha dejó en la banca a Walter Montoya para sustituir al acalambrado Roberto Alvarado, pues prefirió meter al joven Misael Domínguez, de 18 años, que enloqueció al rival en media cancha y ayudó en la creación y el ataque.

Domínguez fue quien inicia la jugada en la que Elías Hernández concretó un golazo con disparo al ángulo.

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/07/23/caixinha-cruz-azul-triunfo-azteca/819684002/