Los Guerrero s vencieron a las Águilas con global de 5-3 para avanzar al partido de campeonato

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- América rozó el milagro, hasta que Santos recordó que es un equipo de guerreros y no de burgueses.

No hubo remontada en el Estadio Azteca. La esperanza de que Cecilio Domínguez y Bruno Valdez generaron con sus goles se esfumó con el tanto de Jonathan Rodríguez al 41', ése que encaminó a Santos a pelear por el título contra Toluca, tras el 2-2 (6-3 global).

Hay partidos que exigen todos los riesgos y que cobran caro los errores, que se juegan desde lo emocional; remontar un 4-1 entra en esa categoría.

Por ello, Miguel Herrera lanzó al ruedo a Emanuel Aguilera, recién recuperado de una lesión, para conformar una aventurada línea de tres zagueros, junto a Bruno Valdez y Paul Aguilar.

La emoción jugó del lado azulcrema casi todo el primer tiempo. Al 10' Domínguez había convertido un penal más importante en lo moral que en el resultado, luego de que el árbitro juzgó mal el supuesto empujón de Gerardo Alcoba a Henry Martín.

Santos tardó en comprender que se jugaba el pase a una Final. Los locales, en cambio, ganaban todas las pelotas divididas, imponían un vertiginoso ritmo que más tarde habría de pasarles factura, pero que les alcanzó al 22' para soñar más tras la diana de Valdez.

Osvaldo Martínez prefería culpar al árbitro, mientras Matheus Uribe se desgañitaba luego de que Aguilera hiciera mal el saque de banda y regalara un contragolpe a los laguneros.

Todo hasta que Jonathan Rodríguez anotó al 41' y quebró emocionalmente a sus rivales.

Santos entonces usó sus armas para combatir la euforia. Hasta tres futbolistas acosaban al americanista con el balón, cortaron el ritmo de juego con algunas faltas, desesperaron al contrincante perdiendo tiempo. Es más, pudieron liquidar pronto la serie de no ser porque la pelota pegó en los postes luego de los tiros del "Cabecita" Rodríguez y Brian Lozano.

Es difícil ser finalista cuando el centrodelantero vive una mala racha, como ocurre con Oribe Peralta, quien se despidió del torneo con apenas 3 goles y las manos en el rostro, consolado por el resto de sus compañeros.

Santos mató al 84' con el gol de Jesús Isijara, un tanto que aseguró la Final contra Toluca (como en 2010) y ya nada fue suficiente para contener el éxodo de miles de americanistas desde las gradas.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/05/14/santos-elimina-america-liguilla/607765002/