Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

No conquistar un Campeonato Mundial de Lucha Libre ni tener un cuerpo musculoso, es tan complicado para Dalys como la labor de ser mamá

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- Ni defender el Campeonato Mundial Femenil del CMLL, ni hacer frente a las críticas por ser una mujer luchadora o por su cuerpo musculoso es tan complicado para Dalys como la labor de ser mamá.

"Mamá nunca dejas de ser. Aunque ya mis hijas se casaron, siempre hay: 'Mamá esto, mamá lo otro'. Nunca dejas de ser padre hasta que te mueres. Ser luchadora es algo que es mi vida, es algo que a mí me gusta", explica La Caribeña, quien desde hace unos 10 años alterna la maternidad con el arte de los costalazos.

Desde niña fue ruda. Al ser hija de un promotor panameño llamado José Medina, pasó su infancia en el ring. Fue ahí mismo, sobre el encordado, donde en la adolescencia encontró el amor en un gladiador mexicano conocido como Negro Casas.

A los 15 años dio a luz a Noris, la primera de sus tres hijas (Zaraida y Omaraida) y tuvo que poner un freno a sus aspiraciones de convertirse en gladiadora para demostrar su técnica como progenitora.

Pero cuando sus herederas crecieron, Dalys volvió a subir al cuadrilátero para convertirse en profesional y ya nadie la pudo bajar.

A las 6 de la mañana comienza su primera sesión de gimnasio, después vuelve a casa para desayunar y realizar algunas labores del hogar. Martes, miércoles y jueves entrena lucha en la Arena México, siempre con el apoyo de su marido.

"He pasado un poquito por ese machismo. Por mi cuerpo, porque tengo mi cuerpo atlético, mi cuerpo fuerte. Tengo más músculos, a veces, que mis propios compañeros. Sí es un poquito que a veces los hombres como que no soportan eso", asegura la también abuela.

"Yo no estoy buscando máscaras, no estoy buscando cabelleras. Ahorita soy la luchadora más fuerte. Creo que eso todo el mundo lo sabe".

Importa el ejemplo de Dalys

Más allá de los títulos, las victorias sobre el ring o la fama de Dalys, su hija Omaraida admira que haya cumplido su sueño de dedicarse al pancracio.

"La admiro mucho porque ella se aferró a su sueño y a lo que ella quiso. No cualquiera tiene el carácter para hacer eso. No cualquiera se decide a hacer algo así", opina la hija menor del matrimonio Casas Medina.

La heredera de la Caribeña se ha convertido en su principal porrista y hasta defensora ante las críticas.

"Me da mucha risa porque yo no soy una persona de pleitos, pero aquí yo siempre me estoy peleando. Con la gente siempre termino del chongo porque me molesta cuando le gritan cosas. Comentarios buenos, hasta malos. He escuchado cosas como: 'Dalys, hazme un hijo'. Si le dicen algo, voy a saltar", confiesa.

Aunque pasó la a infancia entre Arenas, giras y funciones, la admiración de Omaraida por sus progenitores provocó que ahora entrene lucha libre.

"No hay nada más padre que compartir con tu pareja, con la persona que amas, tu deporte", destaca.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/05/10/dalys-lucha-libre-dia-madres/599054002/