Por tercer año consecutivo a los felinos se les frustró la posibilidad de asistir al Mundial de Clubes al ser eliminados por un equipo de la MLS

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MONTERREY, NL -- La Liga de Campeones Concacaf no es para los Tigres.

Por tercer año consecutivo a los felinos se les frustró la posibilidad de asistir al Mundial de Clubes, pues a pesar de vencer 3-2 al Toronto, el global de 4-4 le da el pase a las Semifinales a los canadienses por el criterio del gol de visitante.

El campeón de México fue superado por el monarca de la MLS, que en el papel lucía inferior, pero que en la cancha defendió con gallardía y atacó con inteligencia de la mano del italiano de Sebastian Giovinco siendo contundente y viendo coronado su esfuerzo con el pase a la antesala de la Final.

Por esfuerzo no quedó de parte de los felinos, pues el equipo metió, corrió, luchó y tuvo llegada, incluso ganó el juego tras ir abajo en dos ocasiones, pero no le alcanzó y pagó caro haber dejado a Giovinco solo ante Nahuel, lo que propició el autogol de Rafael Carioca, que pesó como loza en el partido.

Tigres tiene todavía una gran deuda con ellos mismos y con la afición, pues volvió a fallar en el plano internacional, donde no ha ganado nada.

El cuadro de Ricardo Ferretti arrancó el duelo con el mismo once del pasado sábado y tuvo el control del balón, mientras el rival lo esperó con una línea de cinco y tres volantes, dejando libres a Giovinco y Altidore en el ataque.

Al 23', Tigres dio el primer aviso con un disparo de Jesús Dueñas tras un pase de André-Pierre Gignac que el Chrys Mavinga logró desviar para evitar el gol.

Luego Alexander Bono salvó nuevamente al Toronto, al desviar un peligroso remate de Gignac.

La afición presionó reviviendo el polémico grito de "¡Ehhh puto!" cada vez que el arquero de los canadiense despejaba.

Ferretti hizo ajustes para el completo, sacó a Alberto Acosta y metió a Jürgen Damm, buscando explotar su velocidad.

El rival resintió el movimiento en los primeros minutos, Damm arribaba peligroso por el carril derecho, pero de nuevo, como es costumbre, sus pases no llegaban a un destinatario y el peligro se escurría.

El que sí tuvo claridad fue Giovinco, quien por izquierda inició una jugada, hizo una pared con Jonothon Osorio y quedó solo ante Nahuel, pero el italiano prefirió dar una diagonal en el área a Altidore, pero Carioca cortó, con tan mala fortuna que metió el balón en su portería, al 64'.

Tigres empató cinco minutos después, Eduardo Vargas remató en el área tras un tiro de esquina que peinó Damm y puso el empate momentáneo, que levantó el ánimo de la afición.

Pero Giovinco estaba en su noche y silenció el Universitario con un golazo. El italiano cobró en forma magistral un tiro directo al 73' que fue al ángulo superior derecho, Nahuel alcanzó el balón, pero no lo pudo desviar.

Tigres necesitaba tres goles y fue a buscarlos, incluso Ferretti sacó a Carioca y metió a Zelarayán, encontrando el empate al 84' del final, luego de que Gignac empujó el balón tras un pase de Dueñas y al 93' el francés anotó de penal para ganar el juego.

La victoria no le dio el pase a Tigres, que de nuevo se quedó en la orilla en la Concachampions.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/deportes/2018/03/14/toronto-fc-elimina-tigres/424267002/