CLOSE

En un caserío llamado San Antonio Secortez, en Guatemala, la familia Caal Maquín lamenta con una profunda tristeza la muerte de Jakelin Amei Rosmery EFE, La Voz