Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

José Cárdenas le rinde un homenaje a su amada todos los días

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

No hay nada que no haría por la que fue su novia desde la secundaria en el Día de San Valentín -- o en cualquier otro día.

Como la mayoría de las mujeres, ella amaba las flores. Así que él le compra un gran ramo.

¿Se marchitarán demasiado rápido? No hay de que preocuparse porque comprará también un ramo hermoso y grande de flores artificiales. 

Este abogado es un “Don Quijote” moderno

Es el tipo de cosa que solamente haría Don Quijote de la Mancha: el personaje del caballero enloquecido en la famosa novela de Miguel de Cervantes.

Para Don Quijote, la campesina española llamada Dulcinea, es la mujer de cabello dorado más hermosa y por la que realiza las hazañas más valientes. Ella es la que eligió "para tener derecho sobre la soberanía de su corazón".

José Cárdenas, de 65 años, no es un caballero medieval enloquecido. De hecho, es un abogado exitoso, un excelente orador, un experto en arte y un entusiasta de la música: lo mejor de lo mejor de la comunidad hispana de Arizona.

Pero de muchas maneras es como Don Quijote. Un buscavidas. Un luchador feroz por las cosas que son importantes para él.

De la misma forma, también desafía todo por Virginia, su Dulcinea. Excepto que ahora, cuando su gentil alma va en busca de ella, encuentra el silencio y un gran vacío.

En el mundo literario, Dulcinea no era real. Ella era el producto de la imaginación del Quijote. En el mundo de José Cárdenas, sin embargo, Virginia está viva a pesar de que ella murió hace más de cinco años.

Un museo vivo, dedicado a ella

La casa en Chandler que la pareja compartió, sigue igual como Virginia la dejó un día de julio del 2012, cuando falleció. Ella había sido diagnosticada con cáncer de riñón en Etapa 4, el Día de San Valentín de ese mismo año. Ahora, la propiedad estilo hacienda, es un altar de casi un acre de extensión, dedicada para la única mujer que José ha besado en los labios.

Los espacios llenos de arte, se convirtieron en un museo vivo, en un testimonio de su devoción y fidelidad, que Cárdenas asegura, se llevará a la tumba.

"Ella es el único amor que tuve", aseguró José mientras se sentaba frente a una pintura póstuma de 5 pies por 7 pies de Virginia,  obra que le encargó elaborar al artista George Yepes. "De hecho, esto podría sorprenderte. Ella es la única que me besó en los labios ", confesó en la entrevista.

Incrédula, le pedí que lo repitiera. "Ella fue la primera y la única", respondió en voz baja, como si Virginia estuviera sentada a nuestro lado, escuchando.

No solo se trata de luto. También de diversión

El Día de San Valentín no es fácil para cualquier persona que haya perdido el amor de su vida. ¿Cómo afronta José este día y todos los demás días del año?

"Voy a visitarla", asegura José. El paso del tiempo le ayuda. "La mayoría de las veces puedo decir el nombre de Virginia sin que me falte el aire... pero los recuerdos siempre están presentes".

José tenía solo 14 años cuando él y Virginia acudieron a su primera cita. Sabía que ella era el amor de su vida cuando lo dejó para la Cuaresma. Los 40 días más difíciles para el adolescente, se convirtieron en 40 años de matrimonio.

"Ella era hermosa. Apasionada", dice José, recordando todos esos años con Virginia. "Ella era muy divertida".

Pensé entonces que el manejo que José hace de las cosas, tiene mucho que ver con recordar la parte "divertida" de ella, por su propio bienestar, el de sus tres hijos mayores, y seis nietos.

Es por eso que organiza elaboradas fiestas en su casa. Son encuentros sociales irresistibles para reconocidos políticos, académicos, abogados, artistas y amigos. Su lista de invitados ha incluido alcaldes, gobernadores y hasta la ex juez de la Corte Suprema, Sandra Day O'Connor.

"Realmente no me relaciono con nadie", comenta. "Simplemente no me siento igual sin ella".

Compraron la mayor parte del arte juntos

La casa es diferente. Cuando entras en la vivienda, te encuentras con una colección de pinturas de Frida Kahlo de varios artistas. Y cada habitación y pasillo tiene un tema distinto, desde objetos sobre el Día de Muertos, artilugios religiosos, hasta las obras de artistas y muralistas de Arizona.

Compraron la mayor parte del arte juntos. El arte era el mundo de Virginia, y ella dedicó gran parte de los 60 años de su vida a promoverlo. Uno de sus legados es Xico, una organización artística fundada en 1975 por creadores chicanos y nativos americanos, para promover las artes y la cultura indígena. El grupo otorga el "Premio Defensor de las Artes Virginia E. Cárdenas".

Virginia era originaria de México y pasó la mayor parte de su carrera trabajando con inmigrantes recién llegados en Chandler High School, y posteriormente en la Universidad Estatal de Arizona.

No es de sorprender que un hombre inteligente y compasivo como José, terminara con una gran mujer como Virginia. Cárdenas es graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Stanford y un ex socio de la firma de abogados Lewis y Roca. Ahora es el abogado general de la Universidad Estatal de Arizona y presentador del programa semanal de asuntos públicos en el canal de televisión Eight / KAET, "Horizonte".

Este es el tipo de amor que todos queremos

En una visita reciente, caminamos por la casa, viendo fotografías de Virginia, recordando los tiempos y lugares que compartieron: sus primeras citas, graduaciones, bodas, la vida en Stanford, vacaciones con la familia.

"Todo esto trae dulces recuerdos y en realidad hacen la vida más fácil", expuso. Pero él todavía piensa en ella cada momento.

"Ella está en mis sueños, más ahora que en el primer o segundo año después de su muerte", comentó. "Me voy a la cama rezando para que ella esté en mis sueños. Es agridulce cuando ocurre, pero de todos modos aprecio esos sueños ".

El amor de José por Virginia después de su muerte, es de ese tipo que se sacan de las páginas de una novela romántica o trágica. El prototipo que solamente unas pocas personas experimentan, pero que todos buscamos y anhelamos encontrar.

El tipo de amor que desafía todas las probabilidades y que perdura incluso cuando tus amigos te invitan a seguir adelante, sugiriéndote encontrar una nueva compañera. El tipo de amor que te lleva a visitar su tumba todos los domingos.

El ideal de amor que te inspira para comprar su tipo favorito de flores frescas y el gran ramo de flores artificiales que resisten el calor de Arizona.

Está claro que el sentimiento de pérdida de José será permanente. ¿Cómo llamas a este tipo de amor? Le pregunté a José cuando salimos de su casa.

"Amor eterno", respondió. 

Traducción: Alfredo García
 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2018/02/14/hogar-amor-san-valentin/338655002/