LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Columnas anteriores

Conducir un vehículo se ha vuelto parte indispensable de la actividad humana. Independientemente del ámbito de acción de los individuos, sea familiar, laboral e incluso recreacional, la metáfora del progreso nos ha llevado a depender de nuestros traslados en cuatro ruedas. A pesar de facilitar las labores cotidianas y favorecer el desarrollo económico de las sociedades, manejar un automóvil puede ser riesgoso si no se prevén responsablemente las obligaciones y derechos que tiene cada conductor.

Parte esencial de las actividades de este Consulado General, es orientar a su comunidad de manera preventiva respecto a temas que en circunstancias particulares pudieran representar alguna amenaza a su tranquilidad o colocarlos en situaciones de vulnerabilidad. Recuerde que conducir un vehículo en Arizona es un privilegio normado por una legislación que debemos respetar. Generar un ambiente más favorable para el desarrollo de los inmigrantes y el respeto a sus derechos, implica cumplir con las responsabilidades y obligaciones del lugar donde residen, lo que a la larga permitirá potenciar sus significativas contribuciones y modificar su percepción en el imaginario colectivo.

Algunos datos interesantes. Tan sólo en el año 2014, según información oficial del Departamento de Motores y Vehículos (MVD), se registraron 109,554 accidentes de tránsito, 708 de ellos con consecuencias fatales. Alrededor de 4,887 percances están relacionados con el abuso en el consumo de alcohol. Conducir cansado o bajo la influencia de bebidas alcohólicas pone en riesgo no sólo nuestra vida y la de nuestros seres queridos, sino también la de terceros. Manejar con licencia de conducir y contar con una póliza de seguro, contribuyen al entorno de tranquilidad de toda nuestra comunidad.

Alrededor de 774 personas mueren al año en Arizona como consecuencia de accidentes automovilísticos (una cada 11 horas) y 50,890 resultan con heridas graves. La pérdida de vidas es irremediable en todos los sentidos, generando un costo social enorme al fragmentar familias y en ocasiones arrebatar al proveedor del ingreso en los hogares.

Otro costo derivado de este mal es la pérdida económica y material que tiene el estado a raíz de este tipo de acontecimientos. Arizona pierde al año alrededor de $3,025,000,000 de dólares como consecuencia de los distintos percances viales; tan sólo el año pasado esta carga económica fue de $1,861,624,236 dólares en el condado de Maricopa. Este peso material es compartido entre autoridades, compañías aseguradoras y los distintos afectados, máxime cuando estos últimos no cuentan con una póliza de seguro.

Este reconocimiento ha llevado a algunos congresos estatales a la aprobación de iniciativas que permiten que personas indocumentadas obtengan una licencia de conducir que facilite la contratación de una aseguradora. Recuerde, maneje con cuidado y responsabilidad, respetando la ley.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2016/04/13/conduzca-con-cuidado/82994228/