LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El reciente artículo de opinión de Francisco Heredia de la organización Mi Familia Vota, en torno a la vacante en la Corte Suprema de Justicia es tan ridículo que me motivó a responder.

El  señor Heredia alega que el senador John McCain está usando la confirmación del Juez Garland a la Corte Suprema como una “piñata política” lo cual me resulta gracioso ya que son él y sus aliados quienes han lanzado una campaña al respecto con miras a levantar la imagen del Partido Demócrata.

Los demócratas argumentan que el no confirmar al Juez Garland es prueba de que a McCain no le importan sus constituyentes, específicamente los votantes hispanos.

Primero que nada, dicha declaración es absurda y carece de méritos. Segundo, nada puede estar más lejos de la verdad – el senador McCain siempre ha luchado por los arizonenses y la comunidad Hispana.

Debemos resaltar la hipocresía del señor  Heredia. No hace mucho tiempo atrás el líder demócrata Chuck Schumer prometió que el Senado no consideraría la confinación de ninguna persona designada por George W. Bush – 18 meses antes de que finalizara su presidencia.

Más aún, el propio vicepresidente Joe Biden proclamó en aquel entonces que “una vez que comienza la temporada política – periodo que estamos atravesando – debe ponerse un alto a toda nominación de la Corte Suprema hasta que culmine la campaña por la elección presidencial.”

Aun y cuando el presidente Barack Obama tiene la autoridad constitucional de nominar a jueces a la Corte Suprema de Justicia, el Senado es quien tiene el deber Constitucionalde decidir si el nominado es la persona adecuada para llenar la vacante y en que  momento. Además, fueron los mismos estadounidenses quienes eligieron a un Senado de mayoría republicana para servir de equilibrio a las acciones del presidente Obama.

Consecuentemente, el senador McCain está actuando en pro de sus constituyentes y abogando para que los estadounidenses tengan una voz en la selección del próximo juez de la Corte Suprema de Justicia a través de su voto para la presidencia y el Senado Federal.

Debido a que sus cargos son de por vida, los jueces de la Corte Suprema son extremadamente influyentes en el gobierno del país y  no dependen de las voluntad de los electores. Sin embargo, son los funcionarios electos responsables de la confirmación de quienes deben de responder a la voluntad popular.

El senador McCain tiene una larga historia de lucha por Arizona, especialmente por la comunidad hispana. Y tal ha sido su impacto abogando por nuestra comunidad que recientemente recibió el respaldo de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos.

No me cabe duda que el senador McCain continuará actuando en pro de los intereses del Estado de Arizona y de los latinos.

Yasser Fernando Sanchez, abogado de Sanchez Immigration Law en Mesa

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2016/04/07/la-pinata-politica/82758870/