Los acuerdos alcanzados en Quebec contribuirán a que se avance hacia una mayor prosperidad para Norteamérica

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Columnas anteriores

Una mayor integración económica debe pasar por un eje de cooperación regulatoria y facilitación del comercio a través de la mejora en infraestructura. Esto comprende proyectos que van desde la incorporación de manifiestos únicos para el transporte de carga, hasta el diseño de arterias de transporte y cruces fronterizos modernos y eficientes. La integración será una realidad si seguimos aprovechando complementariedades de nuestras economías y cadenas de valor integradas que permite nuestra geografía.

Los líderes norteamericanos son conscientes de que esta integración económica tiene que ir acompañada no sólo por la facilitación del comercio, sino también por una mayor movilidad de personas. Es por ello que en la reunión se reafirmó el compromiso establecido en la Cumbre de Toluca en 2014, para poner en marcha un Programa Norteamericano de Viajeros Confiables que acelere el movimiento de turistas y ejecutivos de negocios entre nuestros tres países. En el marco de las discusiones sobre mayor movilidad, el gobierno de Canadá anunció, oficialmente, la próxima eliminación de las visas para ciudadanos mexicanos.

En Quebec los tres cancilleres también analizaron nuevas ideas sobre cómo ampliar nuestra cooperación educativa, científica y en innovación. Nos comprometimos de esta forma a trabajar para poder vincular mejor la capacitación a las habilidades laborales, buscando que los más de 460 millones de personas que viven en Norteamérica tengan acceso a mejores oportunidades.

México, Canadá y Estados Unidos son tres de los más grandes productores de energía en el mundo. Tenemos el potencial para aprovechar nuestras sinergias y asegurar nuestra posición como una potencia energética mundial. Esta visión de América del Norte como potencia mundial de energía va de la mano con importantes responsabilidades, nuestros países están comprometidos con garantizar la sustentabilidad del medio ambiente para las generaciones futuras.

Una América del Norte más próspera va de la mano con una mayor responsabilidad con otros países. México, Canadá y Estados Unidos trabajarán de cerca para evaluar espacios de complementariedad en sus agendas de cooperación para el desarrollo en Centroamérica y el Caribe. También se reiteró el deseo de buscar espacios comunes para potencializar nuestras posiciones en los diferentes foros regionales y multilaterales.

La agenda de América del Norte es amplia y ambiciosa. Los acuerdos alcanzados en Quebec contribuirán a que avancemos juntos hacia una mayor prosperidad para nuestra región.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2016/02/03/consul/79654480/