LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografia del columnista

Columnas anteriores

El año empezó mal para los millones de latinos que viven en este país ilegalmente y los jóvenes soñadores en Arizona.

Los indocumentados esperaban ansiosamente una reforma migratoria que nunca llegó y los 22,000 jóvenes arizonenses amparados bajo el programa de la Casa Blanca continúan sin el derecho de obtener una licencia de conducir.

Pero la suerte de ambos grupos parece favorecerle y terminarán el 2014 mirando a todos de frente, sin seguir deslizándose por las sombras por el solo hecho de no haber tenido el privilegio de nacer en este país.

Por un lado, si el tribunal supremo de la nación no interviene, los jóvenes soñadores tendrán el derecho de obtener una licencia de conducir a partir de este martes y algunos planean hacerlo a primera hora.

Asimismo, millones de indocumentados, muchos de ellos aquí en nuestro estado, podrán solicitar para un alivio migratorio de 3 años bajo la orden ejecutiva que Barack Obama firmó hace unas semanas.

En realidad no es ninguna suerte. Ha costado esfuerzo y dinero por parte de organizaciones civiles llevar el caso de los dreamers a las cortes federales que han determinado que Arizona debe otorgarles una licencia de conducir a estos migrantes.

El éxito se ha logrado gracias a grupos como la Unión de Libertades Civiles y los beneficiados nunca deben olvidar estos esfuerzos y pagar esa deuda ayudando a los más necesitados.

¿Qué sería de los indocumentados si estos grupos no se dedicaran a velar por sus derechos legales y civiles?

Otra manera de pagar este tipo de deudas es incentivando a nuestra gente ciudadana a votar en las elecciones y participar en la vida cívica del estado y nuestros ciudadanos.

Después de todo, políticos como la gobernadora Jan Brewer y ahora su sucesor republicano Doug Ducey están en la cima precisamente por la apatía política de los latinos.

El no participar cívicamente le cuesta muy caro a los inmigrantes como lo hemos visto con Brewer. Ahora, tenemos la oportunidad de tomar las riendas y agradecer la ayuda de grupos civiles e involucrarnos en buenas causas.

Lea las columnas anteriores en lavozarizona.com

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2014/12/15/columna-elvia-diaz/20452815/