LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Columnas anteriores

El domingo pasado en un programa televisivo de entrevistas, el tema de discusión fue la seguridad fronteriza en el estado de Tamaulipas. El panel de participantes manifestó sus inquietudes sobre los horrores que viven a diario los residentes de esa zona norteña de México. Propusieron diversas formas y acciones para poner alto a la guerra sin cuartel que se vive en la región todos los días entre los narcos y autoridades.

En el programa se encontraba como invitada Isabel Miranda de Wallace, que cobró notoriedad mediática por llevar a cabo una investigación personal sobre el secuestro y muerte de su hijo Hugo Alberto Wallace, quien dijo que la ciudadanía podía cambiar lo que pasaba en el estado derrocando a los funcionarios corruptos y que los periodistas deberíamos de denunciar y perder el miedo a escribir sobre el tema.

Estoy segura de la valentía de la Sra. Wallace pero la realidad es que lo que pide es una misión imposible que ya le costó la vida a muchos inocentes, entre ellos muchos periodistas valientes y responsables y pudiera costar muchas vidas más.

La solución no es la denuncia o la valentía, porque el problema rebasa toda acción y lógica. En la frontera de Tamaulipas se encuentra enquistado el Cártel del Golfo y esto es debido a las alianzas de poder entre autoridades y narcos. El negocio del narcotráfico es prácticamente imposible de parar y por desgracia Tamaulipas está en una zona fronteriza. El poder de esta industria es tan grande que sobrepasa cualquier medida que se quiera tomar para erradicarla. Es una guerra sin cuartel y a la ciudadanía no se le puede pedir que exija a sus gobernantes nada porque puede costarles la vida. Y en lo que se refiere a que los periodistas deberíamos nuevamente tomar el baluarte de la información para denunciar a los criminales del estado es muy fácil decirlo.

No dudo que la Sra. Wallace sea una mujer muy valiente, pero su postura es muy delicada. Si el ciudadano común y corriente denuncia, lo matan. Si el periodista escribe con la verdad también lo matan, como ya han matado a muchos, y por si fuera poco soñar con sacar a los gobernantes corruptos es imposible, ya que quienes llegan a esos puestos de mando en su mayoría son los primeros en ser los aliados del mal.

México no cambia, al contrario. Hoy México es la cuna de la producción de drogas, trata de blancas, lavado de dinero. La impunidad que tienen los políticos es insultante para la ciudadanía.

Mi comentario es para la Sra. Wallace: Respeto su trabajo y admiro su valor, pero invitar a la ciudadanía a denunciar y hacerle creer que sí se puede es muy peligroso.

Ojalá pudiéramos hacer que nuestro país cambiara y se acabara toda la corrupción que existe. Pero en países como México el hambre obliga y determina acciones indeseables.

Victoria Ortiz es periodista independiente.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2014/05/27/columna-victoria-ortiz/9640971/